Cubren con lonas el glaciar de Presena (Italia) para protegerlo del sol del verano

Las lonas vuelven a cubrir el glaciar de Presena para protegerlo del sol y conservar la nieve

Las láminas que cubren el glaciar de Presena. (Foto: Pontedilegno-Tonale)

Jue, 01/07/2021 - 21:45
El efecto es positivo y útil, pero los glaciólogos alertan que la solución al retroceso de los glaciares es la reducción de las emisiones que alteran el clima.
Por décimo tercer verano consecutivo, una parte del glaciar de Presena (Italia) descansa bajo las lonas, protegido del sol y del calor. Las láminas de geotextil que cubren aproximadamente 100.000 m 2 del glaciar tienen cinco metros de ancho por setenta metros de largo y sirven para proteger los rayos del sol y limitar el calentamiento.
 
El efecto de esta medida de protección es evidente: los análisis de la Universidad de Milán muestran valores del porcentaje de radiación promedio (que miden el poder reflectante de una superficie) de 0,64 frente a un valor medio de 0,43 para el resto de la superficie glacial sin cubrir.
 

LA COPERTA DEL GHIACCIAIO PRESENA. Abbiamo iniziato, come ogni anno in questo periodo, a coprire il Presena con i teli...

Publicada por Pontedilegno-Tonale en Miércoles, 16 de junio de 2021

 
Es decir, las lonas permiten absorber 36 % de energía solar en lugar del 57% reduciendo la ablación en un 52%. El efecto es positivo y útil -por ello se sigue haciendo verano tras verano-, pero no decisivo: la solución al retroceso de los glaciares es la reducción de las emisiones que alteran el clima, alertan los glaciólogos.
 
Christian Casarotto, glaciólogo de la Musa de Trento explica en este vídeo cómo funcionan las láminas de geotextil que cada verano se colocan en el glaciar Presena para salvar grandes cantidades de nieve.
 
 
La vasta superficie del glaciar, accesible en teleférico desde Passo del Tonale, para preservar la nieve debe permitir que las pistas de esquí vuelvan a abrirse entre octubre y noviembre.
 
A pesar de que su objetivo esté vinculado al esquí, el uso de sábanas permite estudiar el deshielo de los glaciares y las posibles contramedidas a adoptar.
 
Christian Casarotto asegura que “sin las intervenciones de las láminas de geotextil de verano, la situación probablemente sería peor, pero ciertamente no puede ni debe considerarse el medicamento para curar ni la Presena ni los demás glaciares alpinos. El camino pasa por una reducción global de emisiones que alteran el clima. Debemos tener en cuenta que todos estamos involucrados en esta lucha. Y para garantizar la vida a estas joyas de hielo, los comportamientos y elecciones que hacemos todos los días del año cuentan mucho, incluso cuando estamos en la ciudad, a cientos de kilómetros de estos lugares”.
 
 
El invierno pasado, a pesar de que las estaciones estuvieron cerradas debido a las medidas contra la Covid-19, el Consorcio Pontedilegno Tonale -que se hace cargo de la colocación de las láminas- aún activó los cañones de nieve artificial, capaces de producir 220 metros cúbicos a la hora.
 
La temporada fue particularmente nevada y en abril se midieron cinco metros de nieve acumulada, pero sigue sin ser suficiente para detener una tendencia que por ahora se considera irreversible, con el retroceso de todos los glaciares alpinos.
 
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar