Los efectos positivos de la Covid-19 en el mercado de la nieve

Los efectos positivos de la Covid-19 en el mercado de la nieve

Foto: Val d'Aran Turisme.

Lun, 15/03/2021 - 14:17
La pandemia ha hecho crecer el interés para trasladarse a vivir a zonas de montaña y ha contribuido a la desestacionalización del turismo en las estaciones de esquí.
La temporada de esquí 2020-21 ha sido, en todo el mundo, una de las peores de la historia en cuanto a resultados, no así de nieve. El motivo: la pandemia de la Covid-19, que ya obligó a cerrar en falso el invierno 2019-20 y ha resultado un yugo para todo el sector de la nieve: estaciones, trabajadores, alojamientos turísticos, restaurantes y comercios, industria del esquí…
 
Aunque la crisis no ha terminado, la vacunación masiva hace prever que la próxima campaña de esquí será diferente y permite vislumbrar consecuencias de la Covid-19 que pueden resultar esperanzadoras para el mercado del esquí.
 
Los cambios introducidos en nuestra vida cotidiana han aumentado nuestra comprensión de lo que realmente valoramos. Cada vez más personas buscan un lugar mejor para trabajar y vivir, un lugar y, para muchos, ese lugar son las zonas de montaña.
 
Foto: Cerdanya Turisme.
 
Desde el inicio del confinamiento, se ha registrado un aumento significativo en el interés para ir a vivir cerca de las estaciones de esquí: las visitas a la página, las consultas y las alertas de propiedad están más activas que nunca y, mientras los precios de la vivienda han registrado ciertos descensos en las grandes urbes, se mantiene e incluso suben en las comarcas de montaña.
 
No es un hecho aislado de España, sino que sucede a nivel mundial, donde se ha registrado un aumento global del 300% en las ventas de propiedades en dichas zonas.
 
Las propiedades en las montañas se están vendiendo rápido, especialmente en los EE. UU, pero también en algunas zonas de los Alpes y en los Pirineos; dos ejemplos Andorra y la Val d’Aran.
 
Foto: Val d'Aran Turisme.
 
Quizás este aumento de interés no debería ser una sorpresa. Innumerables noticias detallan un deseo renovado de viviendas con espacio y luz, en un entorno que se sienta seguro y con un fuerte sentido de comunidad. La gente quiere espacio, aire limpio y un aire libre en el que poder sumergirse. ¿Y dónde mejor para encontrar esto que una vivienda en las montañas?
 
También el interés por el esquí ha ido en aumento, con la temporada 2018/19 mostrando un volumen global de 350 millones de esquiadores.
 
La temporada 19/20 se detuvo en marzo del año pasado y, dado que se siguen necesitando medidas de seguridad, este crecimiento obviamente se ha desacelerado significativamente.
 
Las predicciones, de fuentes como la consultora inmobiliaria Savills, sugieren que esto será temporal. La combinación de una apreciación renovada de todo lo que el mundo natural puede ofrecer, junto con el entusiasmo que este tipo de población tiene por el esquí significa que el próximo año tiene potencial para ser extraordinario.
 
Es muy posible que haya un cambio en la forma en que la gente viaja, con visitantes que buscan estancias más largas y menos frecuentes en lugar de breves descansos rápidos, así como un aumento en la gente que ve una casa en la montaña como su residencia principal.
 
Foto: Cerdanya Turisme.
 
A medida que cambien las actitudes hacia el concepto de casa para ir a esquiar y la gente busque algo que sea un hogar, en lugar de un espacio para una escapada de alto octanaje, la oferta de las estaciones de esquí también cambiará y los centros turísticos, donde la naturaleza se ha visto como parte del medio ambiente, en lugar de algo para ser conquistado, crecerán en atractivo.
 
Ahora, las estaciones buscan formas de aprovechar al máximo las montañas, sin dañarlas y poder ofrecer atractivo durante todo el año. La inversión en actividades de verano como senderismo, ciclismo de montaña y prácticas de bienestar necesitan poco más en cuanto a infraestructura sólida, pero son un polo de atracción de nuevos visitantes, como quedó demostrado en 2020 en el Pirineo.
 
Las cifras muestran un aumento del 18% en el número de visitantes de verano a centros turísticos como Chamonix y que la diversificación está dando sus frutos.
 
Esto, combinado con un aumento de personas que buscan un hogar en las montañas y que quieren que ese hogar sea un lugar que abrace y respete el mundo natural, bien puede ser el salvador que necesitan estas regiones.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar