Las nevadas obligan a Vallnord a activar el plan de desprendimiento de aludes con explosivos

2594
Jue, 12/04/2018 - 18:16
Las intensas nevadas de los últimos días han obligado a la estación andorrana a activar el plan de desprendimiento controlado de aludes para garantizar la seguridad en Arinsal.
El equipo de la estación de esquí de la Massana, en Andorra, mantiene las tareas de seguridad y mantenimiento de los dos dominios de la parroquia a pesar de haber despedido la temporada el pasado domingo. 
Las precipitaciones de las últimas horas han dejado espesores de nieve de entre 40 hasta 70 centímetros, con lo cual el nivel de riesgo de aludes ha incrementado
En vista de esto, el grupo de artificieros ha puesto en marcha el Plan para el desencadenamiento artificial de aludes (PIDA) con el objetivo de que la zona sea segura para todo aquel que se mueva por ella, sean esquiadores de montaña, visitantes o el mismo equipo de trabajadores.
 
Aunque la estación de Vallnord – Pal Arinsal ha cerrado sus instalaciones hasta poner en marcha la temporada del Bike Park La Massana el 19 de mayo, los equipos de la estación siguen trabajando en sus instalaciones con el fin de acondicionarlas para el verano y, sobre todo, para garantizar la seguridad en la montaña.
 
Las nevadas de los últimos días han aumentado los espesores de nieve en el dominio de la Massana, hasta alrededor de los dos metros, por lo que se ha visto incrementado el peligro de desprendimiento de aludes. Con el fin de evitarlo, este miércoles se activó el PIDA en el sector de Arinsal.
 
 
El grupo especializado en artificios de la estación, acompañado del helicóptero, ha efectuado detonaciones en las montañas de Arinsal para provocar aludes de forma controlada y prevenir un desencadenamiento sin supervisión.
Se han lanzado un total de 12 descargas explosivas mediante el sistema de tiros Gasex. Seis de estas detonaciones han resultado en aludes, con lo que la zona queda segura frente a desprendimientos que pueda causar la abundancia de nieve.
Además del PIDA, diariamente el equipo de la estación colabora con Protección Civil andorrana de manera que se garantiza la seguridad vial en la carretera que da acceso al sector Arinsal de Vallnord, uno de los puntos más problemáticos en situaciones de viento y meteorología desfavorable.
 
Desde Vallnord señalan que aunque la actividad de la estación de esquí ha finalizado, las pistas del dominio son seguras para los visitantes que siguen acudiendo a Arinsal, como esquiadores de montaña o el mismo equipo de trabajadores.
 
 
0
Su voto: Ninguno
4.5
Total: 4.5 (2 votos)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar