Pejo 3000 se convierte en la primera estación de esquí de Europa que prohíbe el plástico

1458
Pejo 3000 se convierte en la primera estación de esquí de Europa que prohíbe el plástico

Pejo 3000, en Val di Sole, quiere convertirse en la zona más sostenible de los Alpes l(Foto: Facebook)

Sáb, 28/12/2019 - 18:55
El resort del norte de Italia no permite el uso de botellas de plástico, bolsas, cubiertos, platos o pajitas después de descubrir que un glaciar cercano contenía una cantidad significativa de microplásticos.
La batalla contra el plástico comienza a librarse también en las pistas de esquí. Son muchas las estaciones que han iniciado acciones, pero la primera de Europa en decir basta sin paliativos y prohibir el plástico en su totalidad y en todas sus formas ha sido Pejo 3000, en Val di Sole, Trentino, al norte  de Italia. 
 
Si quieres ir a esquiar en Pejo 3000, desde este mes de diciembre está prohibido el uso de botellas de plástico, bolsas, cubiertos, platos, pajitas, tazas y bolsitas de condimentos.
 
Pero no solo eso. A partir de enero, eliminará también la cobertura de plástico de sus forfaits de día (los pases para períodos más largos son laminados y recargables). 
 
 
La estación es pequeña, con unas cotas de entre 1.400 y 3.000 m, dentro del Parque Nacional Stelvio. Tiene 19 kilómetros de pistas y siete remontes y el invierno pasado atrajo a 137.000 esquiadores.
 
La idea de convertir Pejo 3000 en la zona más sostenible de los Alpes llega después que se descubriera que un glaciar cercano contenía una cantidad significativa de microplásticos, según cuenta el periódico británico The Guardian. 
 
Científicos de las universidades de Milán y Milán-Bicoca fueron los primeros en dar la voz de alarma. En abril pasado constataron que la superficie del glaciar Forni, uno de los más grandes del valle en los Alpes italianos, contenía entre 131 y 162 metros de partículas de plástico, incluyendo fibras y polietileno.
Los científicos tienen la certeza de que estas partículas proceden de la ropa y el equipo de los esquiadores de la estación y que lo más probable es que viajaran hasta allí por las corrientes de viento.  
 
"Si los productos plásticos llegan a las montañas, es probable que permanezcan allí por un largo período de tiempo, incluso décadas, lo que provocaría daños ambientales y para la salud, e incluso podrían entrar en la cadena alimenticia", explica Christian Casarotto, glaciólogo del Museo de Ciencias Naturales de Muse en Trento al diario británico.
Todo el valle de Pejo utiliza energía renovable a través de tres pequeñas centrales hidroeléctricas. Además, las casas, los hoteles y los edificios públicos se calientan utilizando un sistema de calefacción de madera que se alimenta con desechos de las operaciones forestales locales.
"Estamos pensando en el medio ambiente y en el impacto en las generaciones futuras, pero también en la competitividad de nuestro territorio", asegura Fabio Sacco, director general de la junta de turismo de Val di Sole.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar