El Pirineo catalán ha tenido la primavera más lluviosa de los últimos 69 años

El Pirineo catalán ha tenido la primavera más lluviosa de los últimos 69 años

Precipitación acumulada primavera 2018. Fuente Servei Meterològic de Catalunya

Lun, 11/06/2018 - 07:32
Los valores pluviométricos del Servicio Meteorológico de Catalunya han confirmado lo que todos ya intuían: que la primavera en el Pirineo catalán ha sido muy lluviosa con zonas de récord.
La primavera de este 2018 (marzo, abril y mayo) ha sido excepcionalmente lluviosa en el Pirineo y Prepirineo occidental de catalán. De hecho, según el servicio Meteorológico de Catalunya, en términos generales ha sido la primavera más lluviosa desde 2013 y, en algunos sectores, se han registrado localmente los valores pluviométricos primaverales más altos de los últimos 69 años.
En Espot se ha acumulado cerca de 800 l / m2 los últimos tres meses, récord desde 1950
Los pantanos que reciben el agua del Pirineo y Prepirineo han recibido agua sin parar. Fuente imagen CCMA.cat
 
También cabe destacar puntos de las comarcas de Ponent y de la cordillera prelitoral, donde se han recogido cantidades que permiten calificar la primavera de 2018 de muy lluviosa e, incluso -localmente, como mínimo- la más lluviosa de los últimos 20 años.
 
Por contra, en puntos del litoral sur y central, la estación ha resultado seca, especialmente en el Delta del Ebro, pero también de parte de la costa central. En el extremo sur de Catalunya, el déficit pluviométrico estacional se arrastra desde hace más de un año.
Precipitación acumulada primavera 2018. Fuente Servei Meterològic de Catalunya
 
Más de 600 litros en tres meses
 
Al analizar las series históricas, que se inician en 1950, 4 series del cuadrante noroccidental presentan el récord de precipitación para una primavera: Oliana, Vielha, Tremp y el Pont de Suert. Por tanto, en estos lugares la primavera de 2018 ha sido la más lluviosa de al menos los últimos 69 años.
 
En cifras absolutas, la lluvia recogida ha sido superior a 600 mm en puntos elevados del Pirineo occidental. El valor más alto registrado por las estaciones de la XEMA y de la Red de Observadores Meteorológicos (XOM) ha sido de 789,9 mm en Espot (2.519 metros), seguido de 664,6 mm en Boí (2.535 metros), en la Alta Ribagorça, y de 626,4 mm en la Bonaigua (2.266 metro), en el Pallars Sobirà.
 
Aparte de la precipitación total, hay que mencionar el alto número de días de precipitación durante los tres meses. En el Pirineo occidental el número de días de lluvia superior a 0,2 mm ha sobrepasado los 60, mientras que en el Prepirineo ha superado los 40 días, entre 30 y 40 a gran parte del interior y el prelitoral, y finalmente entre 20 y 30 días en el litoral, prelitoral Sur y puntos de Ponent.
 
Mapas de temperatura media primavera 2018 y diferencia de ésta respecto de la media climática. Fuente Servei Meterològic de Catalunya.
 
Anomalías de temperatura
 
La temperatura media estacional de esta primavera se ha caracterizado por la ausencia de valores anormales. Sin embargo, destaca el hecho de que en el Pirineo la temperatura se ha situado entre 0,5 y 1,5 grados por debajo de lo habitual. En cambio, en la llanura de Lleida ha sido entre 0,5 y 1,8 grados por encima de lo normal.
 
El balance de temperatura ha sido resultado de tres meses en los que se pueden identificar diferentes comportamientos; abril fue cálido en conjunto, mientras que en marzo y mayo tuvieron valores de temperatura contrastados, con algunos sectores cálidos y otros normales o fríos, pero sin anomalías extremas.
 
Según el Meteocat, este comportamiento de la temperatura se encuentra en consonancia con la circulación zonal a niveles medios de la troposfera que ha predominado a lo largo de los tres meses, y que ha inhibido las masas de aire frío procedente de otras latitudes.
 
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar