¿Por qué Francia cierra los accesos al Pas de la Casa tan a menudo?

11877
¿Por qué Francia cierra los accesos al Pas de la Casa tan a menudo?

Acceso cortado a la carretera RN320 desde la estación de esquí de Porté-Puymorens (Foto: particular).

Mié, 21/02/2018 - 20:13
Analizamos los problemas que generan los cortes de las carreteras de acceso a Andorra para la numerosa comunidad de esquiadores y monitores que reside en la Cerdanya.
No hay invierno sin nieve ni tampoco invierno sin que la carretera de acceso a Andorra por el Col de Puymorens no esté cerrada decenas de días. Por nieve, claro. En este artículo analizamos los problemas que generan los cortes de las carreteras de acceso a Andorra para la numerosa comunidad esquiadora que reside en la Cerdanya y que, habitualmente, esquía en Grandvalira entrando por Pas de la Casa.
 
La situación actual
 
En invierno, cuando nieva con ganas, a menudo los esquiadores que quieren acceder a Grandvalira entrando por Pas de la Casa se encuentran con dificultades para hacerlo. O para salir. Sólo en esta temporada 2017-18 la carretera ya acumula un mínimo de 25 días de cierres. Intentamos explicar cuál es el problemática de esta carretera que, a pesar de ser una Nacional francesa, presenta tantos problemas.
 
RN20, la nacional a más altura de Francia
 
De entrada conviene hacer un apunte histórico. Originalmente esta carretera unía París con Toulouse y tenía por destino final la frontera de Puigcerdà-Bourg-Madame. Con los años la carretera ha sido segmentada y cambiada en su nombre identificativo. La RN20, antes de la construcción del Túnel del Puymorens, era la carretera nacional francesa de más altura, pues ascendía zigzagueante hasta el puerto de montaña, cambio de vertientes que divide los departamentos franceses de Ariège y los Pirineos Orientales.
 
Una vez construido el túnel, la RN20 acortaba kilómetros y el túnel pasaba a ser parte de esta carretera. Así pues, los tramos viejos de la carretera, la que zigzagueaba por el puerto de montaña entre Porté, l'Ospitalet y el Pas de la Casa, pasaban a ser carreteras periféricas y a tener una nueva identificación: RN22 y RN320.
 
Captura de la zona, Google Maps
 
Las carreteras RN22 y RN320
 
Estas dos carreteras periféricas, a pesar de ser Nacionales según la identificación que reciben, son en la práctica carreteras secundarias.
 
La RN22, de 10 kilómetros, une la boca Norte del Túnel del Puymorens con el Pas de la Casa y se mueve entre las cotas 1.515 m y 2.040 m.
 
La otra, la RN320 (Col de Puymorens), de 13 kilómetros, une la boca sur del Túnel con la antes mencionada RN20, en una intersección con rotonda a pocos kilómetros de la frontera franco-andorrana. Esta carretera es la que pasa por Porté y su estación de esquí. Se mueve entre las cotas 1.504 m y 1.930 m. O sea, ambas son carreteras de alta montaña y por ello están sometidas a condiciones extremas de viento, frío, nieve y hielo.


Foto: interseccion y rotonda entre la RN22 y la RN 320.

¿Porque es tan difícil mantener limpias estas carreteras?
 
El caso es que la RN22 a menudo, en invierno, plantea problemas para mantenerse limpia de nieve a sus responsables, el DIRSO (Direction Interdépartementale diciembre Routes - Sud-Ouest), organismo que depende del Ministerio "de la transitions Écologique et Solidaire" de la República Francesa). O sea, que dependen del gobierno y administración francesa centrales.
 
La RN320 (Col de Puymorens) tiene el mismo problema, pero más acusado, y es que cuesta más de limpiar de nieve que su carretera hermana RN22. La dificultad añadida le viene por la altura, ya que pasa por una cota más alta, y por los ventisqueros que genera el viento de norte, que acumulan nieve en la vertiente sur. 


Rótulo informativo de los accesos por la RN320.

Cierre de la RN320: los perjudicados los esquiadores y monitores de la Cerdanya
 
Cuando se cierra la RN320, entre Porté y la intersección con la RN22, existe la alternativa de acceder a Andorra vía Túnel del Puymorens. Se entra por la boca sur, pagando peaje (6,80 euros), y una vez en la boca norte se accede a la RN22. Pero siempre es de pago, en ningún caso se permite su uso gratuito a pesar de que no exista alternativa.
 
Cierre de la RN22: consecuencias para Andorra y para los esquiadores o monitores de la Cerdanya
 
Las consecuencias negativas cuándo la carretera cerrada es la RN22 son mayores. El cierre se traduce en pérdidas para los vecinos, comerciantes y clientes del Pas de la Casa, a quienes les genera molestias por pérdida de tiempo en otros trayectos y las correspondientes pérdidas económicas. El Pas de la Casa queda incomunicado con Francia y sólo se puede acceder a través del Port d'Envalira o por el túnel del mismo nombre. Si el Puerto esta cerrado por nieve, entonces el peaje es gratuito.
El túnel d'Envalira por ley y a diferencia de su vecino galo, es gratuito cuando el puerto está cerrado.
Para los esquiadores/monitores de la Cerdanya el cierre de la RN22 supone empezar más tarde a esquiar/trabajar, ya que deberán entrar a Grandvalira por Encamp, o sea, rehacer el camino hecho y entrar a Andorra por la Seu d'Urgell. Y los más perjudicados acostumbran a ser en estos casos los monitores que trabajan a diario en el sector del Pas.


Colas en los accesos a la boca sur del Túnel de Puymorens (Foto: S. Cubells).

Medidas prácticas para resolver los cortes
 
La administración francesa ha admitido el problema y ha asumido las primeras medidas e inversiones para resolver el punto negro, pero de momento se han centrado, sobre todo, en la RN22. El invierno pasado se ponía en marcha un proyecto para mejorar la carretera y evitar los cortes en lo posible.
 
Este plan de mejora tiene un presupuesto de 21 millones de euros, que se destinarán a equipar diferentes sectores de la carretera con instalaciones de protección contra los aludes. Se han identificado 3 cortes o secciones de especial prioridad, conocidos como los corredores H2, H3 y H4. El H2 es el que presenta más dificultades y peligro, por lo que se construirá una galería de 250 m que evitará la invasión directa de los aludes en la calzada. El plan tiene una implementación de 5 años, así que debería terminar en 2022. Andorra se hará cargo de 10,5 millones de euros de un total de 21.
 
Otro problema: el servicio de quitanieves en la RN22 y RN320
 
La limpieza de las carreteras RN22 y RN320 son competencia del distrito sur de la DIRSO (Direction Interdépartementale diciembre Routes - Sud-Ouest). La dirección interdepartamental de carreteras del suroeste de Francia (DIRSO) tiene un centro de explotación en Pas de la Casa para asegurar la viabilidad invernal de la RN20 y el acceso a Andorra. Durante el invierno trabajan 11 conductores de quitanieves, y tres de ellos se turnan para cubrir las noches.
 
Su máximo responsable, David Sabatier, declaró hace sólo unos días en la radio televisión andorrana que los cierres de la RN20 se producen, no por falta de medios, sino para garantizar la seguridad de los conductores, ya que se trata de un valle muy expuesto a los temporales de nieve y, sobre todo, al viento, que afecta a la visibilidad de la carretera, una carretera muy transitada según comento. (En opinión de LDN está muy frecuentada por conductores inexpertos en coducción sobre nieve ycon vehículo poco o nada equipados).
 
En cambio, muchos esquiadores residentes en la Cerdanya creen que de noche los turnos comentados por Sabatier no se cumplen y que, a menudo, las carreteras se empiezan a limpiar a las 8 o las 9 de la mañana, siendo prioritaria la RN22 por encima de la RN320. Así que con demasiada frecuencia los esquiadores se ven obligados a utilizar la alternativa del Túnel del Puymorens con su correspondiente peaje para después subir hasta el Pas de la Casa por una RN22.
 
Limpieza del Col de Puymorens. Autor Foto F. Berlic
 
El alcalde de Porté, Jean Ribot, también ha denunciado la situación a las autoridades galas y a los medios de comunicación. El cierre de la RN320 (Col) supone para Porté pérdidas económicas ya que también supone cerrar los accesos a la estación de esquí por la zona de la Vignole o incluso por la cota 1.600, por el telesilla de L'Estagnol. Además, ha recordado que antes de la apertura del Túnel la carretera se limpiaba puntualmente y con esfuerzos, mientras que ahora apenas aparece una nevada ya se opta por cerrar directamente.
Antes de la apertura del Túnel la carretera se limpiaba puntualmente y con esfuerzos, mientras que ahora apenas aparece una nevada ya se opta por cerrar directamente. Según señala Jean Ribot


Vías de peaje cerradas en los accesos a la boca sur del Túnel de Puymorens (Foto: S. Cubells).

¿Pero hay soluciones?
 
Llegados a este punto de soluciones hay pocas, más allá de esperar buena voluntad y buenas intenciones por parte de la administración francesa, primera y última responsable de mantener limpia la RN20, la RN22 y la RN320.
 
Si tenemos en cuenta que la comunidad de la Cerdanya que esquía en Andorra debe hacerlo atravesando un territorio de una administración que no es la propia, encontrar un interlocutor válido es una tarea que se complica. Y si no hay un interlocutor fácil o directo a quien hacer llegar las quejas o sugerencias, tampoco habrá presión en resolver con mayor celeridad este problema.
 
En conclusión, para la administración francesa tener limpios estos accesos no es una prioridad tan evidente como sí lo puede ser para la andorrana, pero la administración "del país de los Pirineos" tampoco tiene un hilo directo de comunicación con la comunidad de monitores o esquiadores que residen en la Cerdanya.
Los recortes sufridos hace años por DIRSO por parte del estado francés habrían limitado su trabajo por falta de efectivos durante la noche, algo que ha repercutido directamente en el Col de puymorens
Así pues, el único interlocutor más sensible a defender los intereses de movilidad de la comunidad ceretana es la misma estación de esquí de Grandvalira, en concreto la sociedad SAETDE que gestiona las pistas de Pas de la Casa-Grau Roig. Esta sería una de las pocas partes del problema que estaría "legitimada" para defender los intereses de sus clientes, unos intereses que tanto podrían ir desde pedir con más contundencia de una limpieza eficiente de los accesos hasta pedir la gratuidad del peaje del Túnel del Puymorens cuando no hay otra alternativa.
Antes los gendarmes controlaban a los conductores que salían por la boca norte del Túnel y a los que provenían de Ax en situaciones de nieve en la calzada, si no llevaban neumáticos de invierno o cadenas no pasaban. Ahora los gendarmes han desaparecido, y en consecuenciala  RN22 se convierte en un colapso de conductores sin cadenas o poco equipados obstruyendo el paso
De momento la espera de esta mejora de las comunicaciones en la RN20 con dispositivos antialudes, galerías en la carretera y zonas de aparcamiento para equipar los vehículos son la única garantía de que hay unos compromisos para resolver el problema, pero para su conclusión faltan, en el mejor de los casos, 4 años. Son medidas que ayudarán en la solución final y para las que, como mínimo, ya hay un calendario de implementación en marcha.
 
Por lo demás, de momento, parece que paciencia y poco más, y es que el colectivo de esquiadores de la Cerdanya asiduos al Pas de la Casa tienen en la Vall de Querol un acceso supeditado a demasiados condicionantes.


Colas en los accesos a la boca sur del Túnel de Puymorens y al enlace con la carretera RN320..

5
Total: 5 (8 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar