Presentado un exoesqueleto que ayuda a esquiar mejor, por más tiempo y sin cansarse

16208
Presentado un exoesqueleto que ayuda a esquiar mejor, por más tiempo y sin cansarse
Lun, 02/04/2018 - 12:29
El prometedor prototipo de Roam tendrá un precio de 2.500 dólares y ya se puede hacer la prereserva para el mercado norteamericano. También se podrá alquilar.
Roam, una empresa de robótica con base en San Francisco acaba de presentar un exoesqueleto robótico de la parte inferior del cuerpo dirigido específicamente a los esquiadores y los practicantes de snowboard.
 
El prototipo consiste esencialmente un par de aparatos ortopédicos que se colocan en los muslos del esquiador, conectando con botas de esquí en un lado y una mochila pequeña en el otro. Las abrazaderas absorben el impacto, brindan soporte y generalmente te hacen ver como un loco ciborg enviado desde el futuro para deslizar por la nieve.
 
 
Roam Robotics

 

Una combinación de sensores incorporados y software ajustan los componentes de tela y aire del sistema, proporcionando un soporte adicional para los cuádriceps. El exoesqueleto funciona automáticamente, aunque el esquiador también puede optar por controlarlo manualmente.
 
A pesar de que este nuevo producto se ha anunciado esta semana, la empresa ya tiene un número limitado de unidades disponibles en periodo de pre reserva (ahora hay que abonar 99 dólares) por unos 2.500 dólares, con una fecha de envío prevista de enero de 2019. Caro, pero nadie dijo que esquiar, o ser un robot, iba a ser un pasatiempo asequible
 
 
 
O si prefieres probar antes de comprar Roam, espera, pues para el próximo invierno habrá unidades de alquiler por mucho, mucho menos dinero, en las estaciones de esquí de Tahoe en California y Park City e Utah. Roam asegura que, sin ningún entrenamiento previo, este artílugio te permitirá esquiar mejor por más tiempo sin llegar a estar tan cansado.
 
Para las personas mayores, el sistema les ayudará a esquiar mejor, incluso si su fuerza y ​​resistencia son limitadas. Los esquiadores más jóvenes podrán bajar las pendientes más rápido y de forma más agresiva. Los sensores permiten que el exoesqueleto lo haga de forma autónoma, aprendiendo poco a poco cómo esquiar y proporcionando la cantidad correcta de asistencia en el momento adecuado. En total, el sistema pesa 9 kilogramos.
 

0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (2 votos)

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar