Previsión meteorológica para el invierno ¿Cómo será la temporada 2020-21?

Previsión meteorológica para el invierno ¿Cómo será la temporada 2020-21?

Imagen de una nevada en la autopista en Montreal, Canadá.

Autor

Jue, 29/10/2020 - 23:54
Los modelos ya se han rendido a nuestras predicciones para el otoño, ahora solo falta que la madre naturaleza nos dé o quite la razón en su sabiduría para este próximo invierno...
Cada octubre -ya son cinco años- nos vemos en la tesitura de hacer pronósticos casi malabaristas para intentar dilucidar que nos puede deparar la próxima temporada. Cabe aquí mi acto de rebeldía e insumisión crítica hacia estos más allá de cinco días. Dicho esto, ¿Qué nos deparará el próximo invierno? ¿La nieve llegará a tiempo? ¿Hará el suficiente frío para alargar la temporada hasta abril?, vamos a ver los pronósticos de 4 modelos, las tele-conexiones y finalmente daremos nuestra opinión.
 
La situación vivida en lo que llevamos de otoño es la soñada por muchos amantes de la montaña, temperaturas frescas, precipitaciones abundantes con una naturaleza exultante y múltiples nevadas que nos han dejado las montañas con un manto de nieve que desde finales de septiembre no ha desaparecido ni lo hará a un mes aproximadamente del inicio de la temporada.
 
De hecho, las previsiones de los principales modelos estacionales para el otoño apuntaban que sería cálido y seco. Como dijimos con anticipación, no pensábamos que los modelos estuvieran en la línea correcta y el tiempo nos ha dado la razón para los meses de septiembre y octubre. 
 
Otoño con récord de nevadas en la Val d'Aran. Más info
Veamos ahora lo que esperamos para el periodo de noviembre hasta el mes de marzo. Son cinco meses y por lo tanto a medida que nos alejamos del momento actual la posibilidad de acierto disminuye de manera exponencial. En este caso tiraremos aparte de tendencias y modelos, de nuestra experiencia propia en este tipo de predicciones. 
 
El primer elemento que nos gustaría destacar y que ya lo comentamos con anterioridad es el ENSO. El conocido como fenómeno de El Niño/La Niña, sigue en modo negativo, es decir. la Niña continua activa y ha de tener afectos a lo largo del invierno y hasta entrada la primavera. De hecho, se sabe que sus efectos sobre el continente europeo no son inmediatos. El decalaje llegaría a ser de entre dos y tres meses. Así que al final del invierno podríamos tener un nuevo enfriamiento. Cabe decir que no siempre se da esta situación pero que en este caso pensamos que hemos de señalarla. 
 
El segundo elemento que queremos comentar es la situación de la oscilación del Atlántico norte, la famosa NAO. Esta puede tener tres fases positiva, neutra y negativa. Ahora mismo se encuentra en fase positiva lo que nos lanza un anticiclón desde hace unos pocos días con gran estabilidad y las borrascas quedan muy al norte de Europa. 
 

Gráfico NAO para noviembre 2020
 
La tendencia más probable en las próximas semanas es que se vaya reduciendo hasta pasar a neutra o ligeramente negativa. Esto llegaría a partir de la segunda a tercera semana de noviembre con lo que daría paso a la llegada de borrascas con un carácter algo más frío y abrir las puertas a nuevas nevadas para finales de noviembre e inicios de diciembre. Esto sería para el futuro más inmediato.
 
Tenemos buenas razones para pensar que muy probablemente tendremos un inicio de temporada con nieve suficiente para abrir en bastantes dominios de esquí tanto de España como de los Pirineos y los Alpes, siempre que la pandemia lo permita. Sin esperar grandes nevadas sí apunta a un comportamiento normal y por lo tanto entre la bajada de temperaturas, las precipitaciones y la nieve cultivada tendríamos la clave para este inicio. 

4 modelos estacionales frente a frente para este invierno

El tercer factor a tener en cuenta seria el de los modelos meteorológicos estacionales o de largo plazo previstos para los próximos meses y parece ser que escucharon el grito al cielo de lo erróneos que iban en sus predicciones a largo y los que ahora presentaremos nada tiene que ver con los del mes de septiembre...

En los mapas para diciembre-enero-febrero del multisitema C3S de copernicus la tendencia es claramente a un invierno normal con temperaturas algo más altas en el centro de Europa y algo menos de precipitación en oeste de la Península Ibérica. Pero se trata de una mezcla de la tendencia de todos los modelos. 
 

 Modelo C3S diciembre-febrero para temperatura a 850 hPa
 

Modelo C3S diciembre-febrero para precipitación
 
Ahora vamos a revisar los modelos de forma separada. El inglés Met Office predice para los meses de invierno temperaturas normales en la Península Ibérica y precipitaciones ligeramente por debajo de lo normal. 
 
 

Modelo Met-Office diciembre-febrero para temperatura a 850 hPa
 

Modelo Met-Office diciembre-febrero para precipitación 
 
El modelo centro europeo ha rectificado y pronostica un invierno con temperaturas normales y en la cara sur del Pirineo quizás algo menos de precipitación.
 
 

Modelo ECMWF diciembre-febrero para temperatura a 850 hPa
 

Modelo ECMWF diciembre-febrero para precipitación 
 
Seguimos para bingo con el modelo alemán DWD. Con temperaturas normales per con menos precipitación en la cara sur pirenaica y en el oeste de España.
 
 

Modelo DWD diciembre-febrero para temperatura a 850 hPa
 

Modelo DWD diciembre-febrero para precipitación
 
Finalmente, quien se lleva la palma es el NCEP americano que nos pronostica un invierno con temperaturas por encima de lo normal y precipitaciones normales.
 
 

Modelo NCEP diciembre-febrero para temperatura a 850 hPa
 

Modelo NCEP diciembre-febrero para precipitación
 
La Niña tiene mucho que decir este invierno
 
A todo esto, debemos añadir las "famosas" tele-conexiones que, este año, con el fenómeno asociado de El Niño que, este año, se ha convertido en la Niña con índices que serán negativos hasta bien entrada la primavera. 
Recordemos que las tele-conexiones climáticas consisten en patrones sinópticos más o menos alejados de la región donde analizamos las variables meteorológicas que tienen una relación con la temperatura y la precipitación. 

 


Estimación de la evolución de la Niña para los próximos meses. 
 
La particular opinión del meteorólogo
 
Con todos estos elementos y poniendo nosotros nuestra particular cereza en el pastel nos aventuraros a pronosticar que, con todos los datos vistos, este invierno ha de ser en general normal. Con precipitaciones de nieve ligeramente por debajo de lo normal en las estaciones del oeste de la península Ibérica, nevadas en la media en el Pirineo y sobre todo este peninsular, además de los Alpes donde esperamos un invierno normal con nevadas en la media.
 
En cuanto a las temperaturas, quizás en la media o ligeramente más altas en el oeste de España y normales en el resto. A todo esto, le hemos de añadir la Niña que hará que este pronóstico se vea acentuado desde el punto de vista positivo para nosotros y que la última parte del invierno recibamos algunas irrupciones de aire frío acompañadas de nieve, lo que ayudaría a prolongar la temporada.
 
Por lo tanto, a priori no pinta un mal invierno y aunque no ha de ser para tirar cohetes, sí tendremos nuestras nevadas y entradas de frío habituales. He dicho.  
 
 
Josep Tomàs i Bosch
 
Nota aviso LdN
*Las previsiones estacionales y largo plazo así como los pronósticos descritos aquí por el meteorólogo tienen una fiabilidad limitada, hay que tomarlo como lo que son, pronósticos.
 

                                                                               

Relacionado:
 


¿Cómo será el otoño meteorológicamente hablando? Más info

 


Análisis de las predicciones estacionales: Norteamérica (ENSO) versus Europa (NAO). Más info

5
Total: 5 (3 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar