Si se acaba la nieve... ¿esquiaremos en pistas sintéticas?

13622
Si se acaba la nieve... ¿esquiaremos en pistas sintéticas?

El complejo turístico de Puchis Welt, en Austria, este pasado 2 de enero, donde conviven las pistas sintéticas y de nieve. (Foto: Puchis Welt)

Mié, 01/01/2020 - 21:47
El precio de equipar una pista de esquí de tamaño medio con la base textil, es de alrededor de 550.000 dólares. Chechenia estrena una de las más largas del mundo.
¿Qué pasará si un día se termina la nieve? El debate sobre el cambio climático y el futuro de las estaciones de esquí está, desde hace años, estrechamente ligado. Los hay que defienden a las estaciones y otros que las consideran como parte activa del calentamiento global.
 
No vamos ni queremos poner a las dos partes de acuerdo, pero ante el posible, progresivo y temido retroceso de la nieve y la subida de las temperaturas se han empezado ya a ensayar nuevas fórmulas que permitan esquiar sin nieve.
 
La pregunta es: ¿sustituirán las pistas sintéticas a las de nieve algún día en su totalidad en las estaciones?
 
No lo descartan en un laboratorio de la región de Vogtland, en el sureste de Alemania, donde un grupo de ingenieros buscan soluciones a la temida falta de nieve en algunas zonas de esquí debido al cambio climático.
 
Foto: Neveplast.
 
La empresa Vis, en la localidad de Treuen, en realidad fabrica cintas transportadoras, pero actualmente analiza las propiedades de deslizamiento, la resistencia al frío y la flexibilidad de una base textil sobre la cual algún día podrían desplazarse los esquiadores.
 
“Las investigaciones han concluido con éxito”, señala el director de la empresa, Werner Weitz. Su cliente, Mr. Snow, es una empresa nueva con sede en Chemnitz y fue fundada por tres graduados de la Universidad Tecnológica local.
Las pistas de esquí artificiales ganan terreno en toda Europa. Más info
“Hace diez años comenzamos con la investigación en una pista de esquí textil en una cátedra de tecnología de transporte”, explica Jens Reindl, cofundador y gerente de Mr. Snow. Entretanto, ya se han desarrollado diferentes alfombras deslizantes para el esquí de fondo, el esquí alpino y el entrenamiento de estos deportes.
 
Ahora, los jóvenes empresarios y Vis están diseñando una nueva cinta de esquí. “Estamos en conversaciones con muchos centros de deportes de invierno en Sajonia. Hay un creciente interés en encontrar soluciones independientes de la nieve”, afirma Reindl.
 
Foto: Neveplast.
 
Según el gerente de Mr.Snow, los costos para equipar una pista de esquí de tamaño medio con la base textil son de alrededor de 550.000 dólares.
 
“Eso todavía asusta a muchos municipios regionales. Actualmente nuestros clientes proceden de China, Escandinavia y de la zona del Taunus (cadena montañosa de Alemania), pero también en nuestra región se está produciendo un cambio de mentalidad”, señala.
 
Foto: Mr. Snow
 
Reindl considera que sus propios revestimientos textiles para esquiar son una forma de mantener a los turistas en las zonas de deportes de invierno cuando hay poca nieve. “Con nuestros productos se evitan los costes de energía y de mantenimiento y los ruidos. Además, no hay riesgo de que todo se derrita nuevamente”, señala.
 
Sin embargo, para Derrick Schönfelder, directivo de la Asociación de Esquí del estado federado de Sajonia, las alfombras textiles aún no se han desarrollado lo suficiente como atraer el interés de los deportes de competición. “Seguimos favoreciendo el entrenamiento en la nieve, ya que las competiciones se llevan a cabo exclusivamente en la nieve”, destaca Schönfelder. Las alternativas textiles son poco usadas por los 6.000 miembros de la asociación, agrega.
 
 
En Rusia abre una de las pistas de esquí sintéticas más largas del mundo
 
El trabajo de los expertos alemanes se ha dado a conocer al mismo tiempo que en la república rusa de Chechenia se ha abierto al público la que está considerada unas las pistas de esquí artificiales más largas del mundo, si no la que más, junto con la de Kagura, en Japón.
 
Con más de 1 kilómetro de longitud, la pendiente se ha construido como parte de un grupo de estaciones de esquí desarrolladas en el Cáucaso con el apoyo del gobierno ruso en un esfuerzo por diversificar la economía local en esta región.
 
La nueva pista de esquí ha sido construida por el fabricante italiano Neveplast y es la última en una creciente lista de logros para la empresa. Hace poco más de un año abrieron la pista de esquí más larga del año en Europa en el complejo serbio de Kopaonik con más de 700 metros de largo y hace solo unos meses, en otoño, descubrieron la tan esperada pista de esquí en el tejado de una planta de energía en Copenhague (Copenhill).
 
La práctica del esquí sobre pistas textiles parece que ha llegado para quedarse.
 
Por fin se puede esquiar en la azotea de la planta de energía limpia de Copenhague. Más info
 

 

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar