Campaña para reclamar Policía de Pistas después que un kamikaze arrolle a una mujer en San Isidro

12690
Campaña para reclamar Policía de Pistas después que un kamikaze arrolle a una mujer en San Isidro
Mar, 26/02/2019 - 08:00
Más de 1.000 personas ya han firmado para que los esquiadores que bajan de una manera irresponsable y temeraria no queden impunes.

*Foto de portada Jacqueline Castro

Más de mil personas se han adherido ya a la campaña de change.org que ha lanzado esta semana una monitora de esquí de San Isidro para reclamar la creación de la figura de la Policía de Pistas en las estaciones de esquí.

La gota que ha hecho colmar el vaso de esta instructora (Jacqueline Castro), así como de muchos otros esquiadores, ha sido una colisión en una pista azul de la estación leonesa, que se saldó con una mujer gravemente herida.

El accidente, por decirlo con suavidad, ocurrió el viernes, cuando un esquiador kamikaze, de gran estatura y peso según describen los propios testigos, se llevó por delante a una mujer de apenas 52 kilos que estaba parada en Cebolledo, por encima de la cinta de debutantes.

El esquiador cazó a la mujer por detrás causándole graves lesiones: Rotura doble de la mandíbula inferior, rotura de clavícula, rotura de dos vértebras cervicales, rotura de esternón, rotura de 4 costillas con afección de la pleura y un sangrado en el hígado y conmoción cerebral, que la tuvo casi media hora sin conocimiento.

Por suerte, la mujer, de 34 años, evoluciona favorablemente, en el hospital Rio Ortega de Valladolid, pero esta no es la cuestión.

El Diario de León informa que el causante del accidente, “que esquía a diario en la estación desde hace años”, también resultó herido y tras "estar inconsciente y vomitando, cuando le dieron el alta no se acordaba de nada, ni era consciente de qué ocurrió, no lo sabe".

Sólo dos días después, el domingo, la misma monitora cuenta en las redes sociales como “dando clase yo a unos alumnos en la estación de Fuentes de Invierno, por una pista azul, otro asesino en potencia, saltó desde un borde de la pista, golpeándome con la tabla de snowboard a la altura del hombro derecho, gracias a Dios sin consecuencias, pero por si eso fuera poco, según tocó suelo a pocos metros por delante de mí, se volvió sobre su tabla sacándome el dedo corazón. Solo faltó un poco para que me rebanara la yugular y todavía se vuelve hacia mí haciéndome burla y eso en presencia de mis alumnos”.

La Guardia Civil de Puebla de Lillo ha abierto un atestado e investiga el accidente ocurrido en San Isidro. El Diario de León también explica que varios monitores aseguran que el hombre que la arrolló "ya había sido advertido", pero no existe un acta formal o una denuncia por parte de la estación hacia él.

Ante la situación actual en las estaciones de esquí, en concreto en San Isidro y Fuentes de Invierno pero también en muchas otras, en cuanto a la falta de control y de sanciones, sobre los esquiadores o snowboarders que ejercen el deporte de una manera irresponsable y temeraria, con riesgo de causar lesiones de mucha gravedad, por la alta velocidad y la práctica de saltos hacia las pistas, a otros usuarios, se ha puesto en marcha una campaña para exigir la figura de policía de pistas, que pueda controlar y sancionar a estos esquiadores. Un modelo que ya existe en otros países como Estados Unidos.
 


¿De quién es es la culpa? La Responsabilidad Civil por accidentes entre esquiadores. Más info.

 
3.2
Total: 3.2 (5 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar