Se inicia el juicio sobre la posible negligencia en el brote de ISCHGL que contagió a miles de personas

Se inicia el juicio sobre la posible negligencia en el brote de ISCHGL que contagió a miles de personas

Podemos afirmar que en Ischgl empezó todo... Seguro que este desgraciado brote tuvo mucho que ver en la decisión de Merkel y Macron de cerrar las estaciones el invierno pasado.

Sáb, 18/09/2021 - 23:32
Empieza el llamado "juicio del año" en Austria debido al revuelo mediático y político, para dirimir las posibles responsabilidades de las autoridades locales y federales, en la gestión del brote de Covid-19 en la estación de esquí de Ischgl en marzo de 2020.

Este viernes se inició el proceso penal para dirimir la primera demanda contra el gobierno austriaco por la gestión del brote de la Covid-19 que surgió en la estación de esquí de Ischgl en marzo de 2020.

Es la primera demanda que llega al llamado "juicio del año en Austria" por el amplio revuelo mediático y las implicaciones que puede tener en función de la decisión final de los jueces. Aunque detrás hay muchas más demandas esperando turno, todas ellas han sido presentadas por familias que se vieron contagiadas o que tienen familiares fallecidos a causa de contagios de coronavirus en la famosa estación del Tirol.

La viuda de Hannes Schopf, de 72 años, un periodista austriaco que murió a causa de la Covid-19, ha demandado al gobierno austriaco por 100.000 euros por haber respondido con demasiada lentitud a la amenaza del virus, informa The Times. Afirma que se infectó en un autobús atestado de gente que se dirigía a la estación.

El bar après-ski 'Kitzloch' en Ischgl se considera el lugar de origen, donde un empleado alemán aparentemente infectó a varios invitados. Y así es como Ischgl se convertiría en el "centro de virus" en Europa

Los demandantes consideran que la negligencia en la gestión del brote de las autoridades estatales y federales austriacas es la culpable de los múltiples contagios a esquiadores que se alojaban esos días en el resort y que posteriormente volvieron a sus países con el virus contagiando a familiares y amigos.

 

Calculan que más de 6.000 personas de 45 países se infectaron de forma directa o indirecta por el brote de la estación de Ischgl. Recordemos que su inicio fue en un popular bar de après-ski de la estación donde un empleado con síntomas estuvo trabajando durante días contagiando a todo su entorno. La gestión de los días posteriores fue complicada por parte de los responsables de la estación y de las autoridades del Tirol y es lo que ahora se dirimirá en el juicio, saber si hubo negligencia en aquellos días. En los casos individuales, estamos hablando de reclamaciones de 100.000 euros.

Las autoridades se defienden argumentando que siguieron las indicaciones de la Unión Europea y de la Organización Mundial de la salud.

Más de 6.000 personas de todo el mundo, se pusieron en contacto con las autoridades en relación con una demanda colectiva contra la estación de esquí austriaca que se encuentra en el centro de una investigación penal que pretende culpar a las autoridades locales por su gestión del brote, y por intentar enterrarlo inicialmente. Casi 1.000 personas se han unido a la demanda colectiva.

Mapa de propagación del Covid-19 desde Austria. (Fuente: Daily Mail)

Se ha culpado a las autoridades nacionales y locales austriacas por su lenta reacción ante el brote de coronavirus en Ischgl, la estación de esquí se convirtió en uno de los principales epicentros iniciales de contagio la enfermedad en Europa. Se han localizado 32 muertes relacionadas con el covirus en la zona.

Las autoridades locales del Tirol (Austria) cometieron "errores de cálculo trascendentales" cuando se produjeron los primeros positivos en la estación de Ischgl, y reaccionaron con demasiada lentitud, según Ronald Rohrer, presidente de la comisión de expertos creada para examinar la respuesta al brote. "A partir del 8 de marzo, una evaluación correcta debería haber llevado al cierre de los bares, a la detención de los remontes y a la gestión ordenada de las salidas..." Ronald Rohrer.

Según los informes de expertos independientes presentados en el juicio, se ignoró una primera alerta emitida el 5 de marzo por Islandia, que se alarmó por el regreso de turistas contaminados en Ischgl.  "El 8 de marzo quedó claramente establecido que los turistas provenientes de Ischgl habían contraído el virus, pero la reacción fue demasiado débil, demasiado lenta, demasiado tarde", denuncia el abogado, mientras el virus saltaba al otro lado de la frontera en Italia. La defensa considera que Austria hizo todo lo posible para minimizar el impacto de los contagios y permitir que la temporada continuase como si nada.

Los funcionarios de la ciudad, sin embargo, niegan las acusaciones, insistiendo en que se adhirieron a todas las advertencias de salud pública emitidas por el gobierno austriaco y desde entonces rompieron su silencio y publicaron su propia cronología de eventos.

El retraso ha provocado una tormenta política y el gobierno de Austria se ha comprometido a investigar sobre la base de que "se pueden haber cometido errores" en el manejo de la crisis.

Un concierto multitudinario en Ischgl, que siempre ha destacado por su après ski.

Algunas cuestiones clave que se dirimirán en el proceso penal son: ¿Cuánto sabían las autoridades y los funcionarios? o ¿Cuándo lo supieron? Se alega que políticos de alto rango, alcaldes, propietarios de hoteles y poderosos representantes de la industria del esquí antepusieron los intereses económicos a la seguridad pública.

Es probable que la viabilidad de una demanda colectiva dependa "de si hubo acciones culpables e ilegales por parte de las autoridades", dijo al Washington Post Heinz Mayer, ex decano de la facultad de derecho de la Universidad de Viena.

Un estudio universitario efectuado a posteriori, mostró que el 42% de los residentes en Ischgl tenían anticuerpos para la Covid-19, lo que le da al área la tasa de infección por COVID más alta del mundo.
 

                                                                       

Relacionado:

 


La estación de esquí de Ischgl, foco de coronavirus, quiere ahora menos “turismo de fiesta”. Más info


Austria investiga si la estación de esquí de Ischgl "encubrió" el coronavirus por interés local. Más info
Acusan a los esquiadores de introducir el coronavirus en varios países del mundo. Más info

 

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar