Se vende un chalet con estación de esquí incluida por "sólo" un millón de euros, ¿quién se anima?

34797
Se vende un chalet con estación de esquí incluida por 'sólo' un millón de euros, ¿quién se anima?

Calet de la estación de esquí de Fiddlehead

Lun, 16/05/2016 - 09:34
Una magnífica mansión canadiense con estación de esquí propia, este chalet está en Canadá y se puede adquirir por un millón de euros, una verdadera ganga si tenemos en cuenta que dispone de estación de esquí privada entre otros lujos, ¿quién se anima?
Este fabulosa propiedad está cerca de Huntsville (Ontario) en Canadá, una estupenda oportunidad a la venta por el 'módico' precio de 1,4 millones de dólares canadienses (960.000 euros), bueno una fortuna... eso está claro, pero no lo es tanto si pensamos que incluye con el precio una pequeña estación de esquí privada con cinco pistas.
 
La propiedad ofrece una magnífica piscina
La mansión ofrece cinco dormitorios, tres cuartos de baño y una cocina/comedor abierta. La propiedad cuenta con una magnífica piscina, además de su propia estación de esquí de 49 hectáreas y un desnivel de más de 76 metros
La verdad es que siempre hemos soñado con esto, nuestra propia estación de esquí sin necesidad de compartirla con nadie, bueno sólo con los amigos. Ahora por un millón de euros podríamos convertir este sueño en realidad.
 
 
La estación de esquí de Fiddlehead, así se llama la estación que incluye la finca, equipa un remonte para dos personas T-Bar, una máquina pisa pistas, cinco pistas (tres fáciles y dos de media dificultad) así como dos recorridos fuera pistas para expertos. Una de las pistas, debe su nombre al esquiador olímpico canadiense Nancy Green.
 
Además, para que no le falte de nada, las pistas están equipadas con luz para practicar el esquí nocturno. No se han olvidado del après-ski con una zona cubierta con chimenea de acero incluida para disfrutar con música esas tardes noches después de la un día de esquí.
 
El área esquiable incluye cinco pistas de esquí y dos itinerarios fuera pista
 
El actual propietario, Rob Birch aprendió a esquiar en esta pequeña estación, desde pequeño formaba parte del pequeño club de esquí de Huntsville. En el año 1997 fue a verla recordando viejos tiempos junto con su socio Francine Goule y descubrieron que la misma ya no funcionaba y que la propiedad estaba en venta.
 
No se lo pensaron mucho y la compraron por 90.000 dólares canadienses, después vinieron los trabajos de restauración de las instalaciones de esquí, lo que suponía la limpieza y repaso del trazado de las pistas  y la revisión y puesta a punto del remonte T-Bar. También construyeron el chalet de cinco dormitorios en la finca.
 
 
Una monada de mansión con pistas de esquí incluidas en las que no falta detalle, pues incluye una piscina, jacuzzi, sala de vinos para 300 botellas y una pista de hielo. En verano, las pistas de esquí se pueden utilizar para practicar senderismo y ciclismo de montaña.
 
Ahora, ¿quién nos presta un millón de euros?
 
 
Si estás interesando pulsa en este enlace
 
4.75
Total: 4.8 (4 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar