6 consejos para elegir bien un casco de esquí sin romperte la cabeza

2310
6 consejos para elegir bien un casco de esquí sin romperte la cabeza

Foto: pixabay.com

Mié, 27/11/2019 - 06:20
Te ayudamos con la medida, ajuste, ventilación o peso. El casco puede evitar una lesión grave en el 90% de de las colisiones y caídas.
El uso del casco entre los esquiadores y los practicantes de snowboard aumenta exponencialmente temporada tras temporada. El principal motivo de este crecimiento es su protección frente a caídas o golpes, que está ganando la partida a sus teóricos inconvenientes: sudor e incomodidad.
 
Aunque no es obligatorio en las estaciones de la Península, excepto en zonas de freestyle y freeride debidamente acotadas y señalizadas, es muy recomendable utilizarlo. No en vano, el casco puede evitar una lesión grave en la gran mayoría de los casos de colisiones y caídas.
 
Con este dato está casi todo dicho y sólo nos queda elegir el mejor casco para nuestra cabeza. Vamos a intentar ayudaros para que no perdáis la cabeza.
 
Foto: Pixabay.com
 
Medida
 
Lo más importante es que el casco se ajuste bien a la cabeza. Un casco demasiado grande no protege lo suficiente, mientras que un casco demasiado pequeño causa dolor de cabeza.
 
La mejora forma de ajustar el caso a la cabeza es medir la circunferencia de esta última. Para ello, tomar una cinta métrica, medir la circunferencia justo por encima de tus cejas y compara el resultado con una tabla de tallas de casco de esquí.
 
Prueba
 
Incluso cuando hayas medido tu talla de casco de esquí, es importante que se ajuste a la cabeza. Los tamaños de los cascos y sus formas no son universales, por lo que un casco se ajustará mejor que el otro.
 
Por ello, recomendamos ponerse el casco y abrochar la correa de la barbilla. Luego, sacude la cabeza como si estuvieras diciendo "sí" y otra vez como si estuvieras diciendo "no". Y finalmente salta. El casco se ajusta cuando permanece firmemente sobre la cabeza durante todos estos movimientos.
 
 
Ajuste
 
La mayoría de cascos de esquí son ajustables. Sin embargo, el grado de ajustabilidad es limitado. Cada casco tiene una etiqueta con el tamaño. Aquí también puedes leer el alcance del casco, que suele variar entre 0 y 5 centímetros. Existen diferentes sistemas para configurar el tamaño correcto del casco de esquí:
 
Rueda giratoria: El sistema de ajuste más común es mediante una rueda giratoria que se encuentra en la parte posterior del casco. La ventaja de la capacidad de ajuste mediante una rueda giratoria es que puede ajustarla rápidamente en la pista o en el remonte y es relativamente preciso.
 
 
Sistema 3D: El sistema 3D funciona igual que el sistema con una rueda giratoria. La gran diferencia es que ahora no solo puedes ajustar la circunferencia del casco, sino también la posición del casco en relación con tu cara. De esta forma, se evita que se produzca una brecha entre sus gafas de esquí y su casco. Debido a que este sistema también funciona con una rueda giratoria, puedes ajustar el casco cuando te pones las gafas o cuando cambias entre las gafas y las gafas de sol.
 
Acolchado (sistema de almohadilla) o elástico: Algunos cascos de esquí se pueden ajustar mediante elástico o relleno. Con un elástico, el tamaño se puede regular mediante una banda elástica. Con un casco de esquí con relleno, se suministran forros de diferentes grosores. Esto hace que el casco sea el adecuado para el ajuste. Esta forma de ajuste se refleja principalmente en las variantes más baratas y, en particular, en el segmento infantil.
 
 
Custom Air: Salomon ha hecho que el casco de esquí sea ajustable mediante 'Custom Air'. El sistema consiste en pequeños cojines de aire en el interior del casco. Los cojines se pueden bombear con una bomba en la parte inferior del casco. Por lo general, también hay un dispositivo en la parte inferior para dejar salir el aire de los cojines.
 
Peso
 
La mayoría de las personas solo practican deportes de invierno durante una o dos semanas y no están acostumbradas a usar un casco todos los días. Por lo tanto, presta atención al peso del casco. La mayoría de los cascos tienen su propio peso indicado en una etiqueta en el interior. Un casco de esquí ligero pesa menos de 400 gramos.
 
Ventilación
 
Tu cabeza puede calentarse mientras esquías o practicas snowboard. Por lo tanto, es importante que un casco de esquí tenga buenas opciones de ventilación. De esta forma se eliminan el calor y la cabeza transpira. Un buen casco tiene opciones de ventilación ajustables. A menudo es un control deslizante o un botón en el casco que puede usar para abrir o cerrar orificios de ventilación. Eso también es bueno para cuando va a nevar o llover.
 
 
Las gafas
 
El casco y las gafas de esquí van juntos y deben encajar lo mejor posible. Por lo tanto, lleva tus gafas de esquí cuando compres un casco. También puede comprar un casco de esquí con visera, pero ten en cuenta que son más pesados ​​y, por lo tanto, posiblemente menos cómodos.
 
Tabla de tallas de cascos por marca
 
A continuación, se muestra una tabla de tallas con los tamaños de cascos de esquí de varios fabricantes. Todos los tamaños corresponden a la circunferencia de la cabeza en centímetros.
 
Fuente: wintersport
 
3
Total: 3 (6 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar