Setcases y Vallter 2000 acuerdan prolongar la concesión hasta el 2036

1245
Vallter-panoramica-ivan-sanz

Acuerdo entre el Ajuntament de Setcases y Vallter 2000 para continuar con la concesión hasta 2036 (Foto: Ivan Sanz)

Mié, 01/08/2018 - 11:14
El Ajuntament de Setcases amplía la concesión de Vallter 2000 al Grup FGC.

La concesión de Vallter 2000 al Grupo FGC (Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya) finaliza el próximo año 2019 y las negociaciones que se estaban llevando a cabo, desde hacía más de tres años, preveían que la concesión se prolongará hasta el 2030. Pero el acuerdo no acababa de llegar, ya que se estaba pendiente del visto bueno definitivo del Ajuntament de Setcases.

Si inicialmente FGC la quería ampliar como mínimo hasta el 2030, para así continuar invirtiendo y a la vez poder garantizar la amortización de las inversiones, todo apunta a que ahora será posible hacerlo con un mayor margen, hasta el 2036. Esto será así si el acuerdo aprobado el lunes sigue adelante y se continúa su tramitación con normalidad.


Acuerdo entre el Ajuntament de Setcases y Vallter 2000 para continuar con la concesión hasta 2036 (Foto: Ivan Sanz).

La relación entre el Ajuntament de Setcases y Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya llegará, como mínimo, hasta el 2036. El consistorio aprobó el lunes de forma inicial la modificación del contrato de la concesión de Vallter 2000, tal y como informa el portal de información RipollèsDigital.cat. La modificación del contrato de concesión estipula que será el año 2036 el del vencimiento de la concesión. Ahora se abrirá un plazo de 45 días donde se podrán presentar alegaciones. Hacía tiempo que Ferrocarrils reclamaba esta ampliación para poder amortizar las inversiones que deben garantizar el presente y futuro de la estación de montaña.

Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya había mostrado cierta incomodidad respecto a Vallter 2000 ya que el Ajuntament de Setcases, propietario de los terrenos donde se ubican las instalaciones, no había dado todavía el visto bueno para ampliar la concesión. Las negociaciones se iniciaron en el año 2015 y aunque existía un compromiso de Ferrocarrils para invertir en Vallter el acuerdo no llegaba.


Vallter 2000 en una imagen de archivo (Foto: Ivan Sanz).

Años de incertidumbres, años sin inversiones importantes

El 24 de abril de 2005 el fundador de la estación, Josep Pujol Aulí, moría repentinamente. Fue un suceso que dejaba la estación sin su fundador y consejero delegado, y el liderazgo del centro de esquí del todo incierto. La gestión diaria de la empresa, ya en ese momento con muchas dificultades financieras, quedaba plenamente en manos del accionista mayoritario, que entonces era la constructora Salvador Serra S.A.

La segunda mitad de la primera década de los 2000 acabó siendo el periodo más difícil para Vallter. La estación continuaba abriendo temporada tras temporada, cierto, pero las dificultades económicas impedían hacer inversiones importantes. Después de dos temporadas especialmente difíciles en el aspecto meteorológico (2006-07 y 2007-08) y las cuatro siguientes agravadas por la crisis económica y financiera que comenzó en 2008, al llegar la temporada 2011-12 la amenaza de un cierre inminente de la estación ya era una realidad más que posible.

Finalmente, y después de esas 4 temporadas seguidas con resultados económicos muy negativos, a finales del 2012 la estación era rescatada de la quiebra inminente por parte del Gobierno catalán y pasaba a ser administrada y gestionada por medio del Grupo FGC.

Justo cuando el Grup FGC se hacía cargo de la estación, en la temporada 2012-13, esta fue definida como la peor en la historia de Vallter de los últimos 25 años. De no haber sido rescatada un año antes por la Generalitat, su cierre y quiebra habría sido definitivo.


Vallter 2000 en una imagen de archivo (Foto: Ivan Sanz).

Vallter se proyecta de nuevo a manos del Grupo FGC

La 20013-14 vuelve a ser una temporada vital para Vallter. Ya plenamente operativa desde el Grupo FGC, la estación se reinventa y vuelven las inversiones. Por un lado está la reubicación de los cañones de la pista Xalet hacia la pista Barquins y se garantiza que la nieve producida cubra el 75% de las pistas.

Se convierte la pista El Xalet en una pista específica para la práctica del esquí de montaña, cada vez con más practicantes, y actividades paralelas como las raquetas de nieve.

En noviembre de 2013 se pone la primera webcam de TV3 en la estación, único centro de esquí alpino que no disponía, lo que le permite una mayor presencia en los espacios meteorológicos o programas de naturaleza de la cadena pública.

En paralelo se rebajan las tarifas y la estación de la Vall de Camprodon pasa a ser una de las más económicas de todo el Pirineo. A la vez se proyecta como una estación ideal para el esquí de día, el llamado "sube y baja".

En enero de 2016 se pone en marcha la webcam más espectacular del Pirineo. Situada a 2.535 m. es la única de la cordillera que ofrece vistas sobre el Mediterráneo, en concreto de la bahía de Roses.

Sobre Vallter, el Grupo FGC, y a través de su ex-presidente Enric Ticó, siempre se había declarado que era una estación viable y que se quería seguir invirtiendo, pero igualmente se había dejado claro que las inversiones más importantes llegarían siempre y cuando se pudiera dar un plazo de tiempo suficiente para amortizar los recursos.

Con el acuerdo firmado el lunes, y a la espera de las posibles alegaciones y su resolución, las inversiones más importantes pronto podrían volver a la estación de esquí más oriental del Pirineo.


Vallter 2000 en una imagen de archivo (Foto: Ivan Sanz).
 

4
Total: 4 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar