La unión por pistas entre Pal y Arinsal permitiría atraer 25.000 esquiadores más

Arinsal-esquiadora-vista-pal-ivan-sanz

Una esquiadora observando el sector de Pal desde el retorno del teleferico de Arinsal (Foto: Ivan Sanz).

Lun, 02/07/2018 - 18:58
La conexión que ahora sólo se hace por teleférico está previsto que también se pueda hacer esquiando.

Las estaciones de Vallnord; Pal y Arinsal ya han iniciado el plan estratégico de unión física por pistas y remontes. La conexión esquiando entre ambos sectores es uno de los objetivos que marca la hoja de ruta en la estación de La Massana.

La unión, sin embargo, tendrá un coste superior a los 20 millones de euros, ya que prevé construir tres nuevos remontes, instalaciones de nieve producida y al menos una pista de dificultad azul. El objetivo final es que se pueda bajar esquiando desde el Alt del Port Negre, en Arinsal, hasta Setúria o el Coll de la Botella.


N
uevo edificio de servicios del Coll de la Botella, inaugurado esta temporada 2017-18 (Foto: Ivan Sanz).

El objetivo de EMAP, la sociedad que explota Pal y Arinsal, es la conexión esquiable entre los dos sectores que forman hoy la estación, y así lo prevé el plan estratégico que se está desplegando. La actuación supondría un revulsivo para la estación de esquí de La Massana, en Andorra, ya que pondría al alcance del visitante no sólo un incremento en kilómetros de pistas, sino que permitiría unir esquiando ambos sectores y a la vez aumentar de forma importante el volumen de clientes. Así, según las proyecciones de que dispone la estación, la unión de los dos sectores representaría entre 20.000 y 25.000 esquiadores más por temporada.

Según informa hoy el digital andorrano Bondia.ad, la hoja de ruta prevé que esta unión se pueda hacer en un plazo de diez años, teniendo en cuenta que supone una fuerte inversión. Esto siempre que no haya un socio privado interesado en entrar en EMAP. Esta posibilidad, sin embargo, está descartada por el momento, según aseguró el cónsul menor de la Massana, Raül Ferré. "No estamos trabajando para contar con un socio privado en la estación", dijo al tiempo que declaró que los esfuerzos se centran en mejorar el dominio esquiable (actuar en las zonas de debutantes, asegurar la innivación e incidir en los servicios) y la organización de eventos deportivos. Ferré recordó que el plan estratégico ya ha arrancado y que está en "el buen camino".

Desde la estación de esquí de La Massana siempre se ha puesto de relieve que la conexión entre Pal y Arinsal sería un paso adelante y su director general, Josep Marticella, explicó últimamente que cada vez hay "más presión" en los dos sectores para unirse.


La conexión actualmente solo es posible utilizando el teleférico.

Con todo, la unión esquiable de Pal y Arinsal supondría una inversión de 25 millones de euros, pero hoy la empresa no tiene pulmón financiero para hacer frente por sí sola a este tipo de inversiones. En todo caso, Pal-Arinsal está preparando el terreno para lograr esta mejora y cada inversión que ahora se lleva a cabo está orientada hacia este objetivo. Este es el caso del nuevo edificio de servicios del Coll de la Botella, inaugurado a finales de 2017. La instalación supuso el primer paso hacia la conexión esquiable entre los dos sectores, una conexión que ahora sólo se puede hacer a través de teleférico y esto hace que sea menos atractiva para los esquiadores.

 

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar