Valdezcaray cierra una de las peores temporadas de su historia con apenas 19 días de esquí

2030
Valdezcaray cierra una de las peores temporadas de su historia con apenas 19 días de esquí

Valdezcaray, en una de los mejores jornadas de esta temporada, el 26 de enero.

Vie, 10/04/2020 - 10:07
El cierre precipitado de la estación de La Rioja por el COVID-19, que aun soñaba con la Semana Santa, ha supuesto para el valle una fuerte pérdida de ingresos.
Valdezcaray dio por finalizada la temporada de esquí el pasado 22 de marzo sin hacer ruido y de forma precipitada por la crisis del COVID-19, cómo hacían las estaciones del resto de España.
 
Se daba por concluida una de las peores campañas de invierno de las pistas de La Rioja, aunque no la peor. Valdezcaray no pudo estrenar la temporada de esquí 2019-20 el 25 de enero, pasadas las fiestas navideñas y el puente de la Constitución. Lo hizo con 14 pistas y 10 kilómetros esquiables, muy justa de nieve.
 
Tras bastantes días con solo 2 pistas, desde el 13 de febrero el esquí se terminó y solo permanecía abierta para uso turístico, hasta el 14 de marzo, cuando dejó de recibir al público debido a la alerta sanitaria por el COVID-19.
 
En total, 19 días abiertos para la práctica del esquí -solo un fin de semana con todo abierto-, 18 para uso turístico y 77 días cerrada. Durante este tiempo ha recibido a 10.522 visitantes, de los que 6.348 usaron sus instalaciones.
 
La estación riojana vendió 4.212 forfaits, cifra incomparable a los 61.997 del año pasado; y 2.136 pases de telesilla, frente a 8.663, según los datos facilitados por el Gobierno de La Rioja, que evidencian la mala temporada de Valdezcaray. En total, estos 6.348 representan menos del diez por ciento de los 70.660 de 2018-19.
 
A pesar de ello, no ha sido la peor temporada. Durante la 1976-1977, la segunda de la historia de la estación, esta no se abrió ni un solo día. En la 1988-1989 lo hizo el 15 de abril, únicamente un fin de semana, en la semana de Pascua. También la temporada 1990-1991 fue mala, muy similar a la actual, lo que ha supuesto para el valle una fuerte pérdida de ingresos, a la que se ha venido a sumar, en esta ocasión, la pandemia mundial del coronavirus.
 
El gerente de Valdezcaray, Jorge Lladó, no puede hacer peor balance en su estreno en el cargo, ya que a la falta de precipitaciones se suma la ausencia de frío que no ha permitido fabricar nieve, como en campañas anteriores.
 
 
Lladó indica que, aun así, se ha trabajado y apunta, como una de las novedades que ni siquiera han podido estrenarse, la habilitación de una taquilla en la oficina de turismo de Ezcaray para que los usuarios pudieran adquirir el forfait y reducir así las largas filas que se forman en la estación, principalmente los fines de semana de mucha afluencia. Igualmente, la cesión de otro local por el Ayuntamiento, en el edificio de la Real Fábrica, ha permitido cambiar y modernizar la oficina de Valdezcaray.
 
De cara a la próxima temporada queda la posibilidad, en estudio, de que incluso se pudieran adquirir el día anterior.
 
El gerente de la estación riojana también dice que habrá que retomar las conversaciones con la promotora sobre el proyecto del nuevo telesilla desde Principiantes hasta la antigua pista de Corrales.
 
Y, como ya anunció tras incorporarse al puesto, habrá que ampliar las posibilidades de la estación, “que nos permita llevarla al futuro, en otro enfoque aparte del esquí, o con él, para asegurarse un flujo turístico en situaciones como la de este año”.
 
En diciembre la comarca de Ezcaray intuía que la apertura de la estación se retrasaría; en enero los negocios que viven del turismo de esquí miraban al cielo en busca de nevadas y que parara el viento; pero no fue hasta el 25 de enero cuando pudieron ver abierta la estación.
 
Entonces empezaron a «soñar» con una temporada larga, hasta las puertas de la Semana Santa, como en otros tiempos, pero el clima se encargó de recordar que ya es poco habitual mantener las temperaturas que son necesarias para, al menos, producir nieve artificial.
 
Otro de los datos que muestra el «bajón» registrado por Valdezcaray en 2020 es el de la llegada de visitantes en coche, 9.972, frente a los 88.564 de un año antes; y en autobús, con apenas una decena, hasta 550 personas, frente a 16.525; es decir, este año han llegado a Valdezcaray 10.522 personas frente a 105.089.
4.8
Total: 4.8 (5 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar