10 cosas que debes saber sobre Luchon-Superbagnères

912
10 cosas que debes saber sobre Luchon-Superbagnères
Dom, 24/03/2019 - 08:13
Te contamos al detalle las cuestiones básicas que hay que saber de esta icónica estación ubicada en el departamento francés de la Alta Garona, en la vertiente atlántica de los Pirineos.

Estas son las 10 cuestiones básicas que hay que saber de Luchon-Superbagnères, conocida también como “la Reina de los Pirineos” por estar rodeada de 12 cimas de más de 3.000 m. El artículo se ha redactado de acuerdo con nuestra experiencia y visita realizada los días 3 y 4 de marzo de 2019. Ver nuestro video de la visita a Superbagneres en este enlace.


A punto de iniciar el descenso por la pista negra Sarrats (Foto: R. C.).

1 - La nieve.

La mejor nieve se encuentra en el sector Céciré, en la cota alta de la estación, a 2.125 m. La media es de 120 días de esquí, abre a inicios de diciembre y cierra a principios o mediados de abril.

La precipitación acumulada media por temporada es de 8 metros. Dispone de 180 cañones de producción de nieve que cubren el 65% de los trazados. El fenómeno meteorológico que predomina en la estación y que más la beneficia en cuanto a nevadas son las borrascas o perturbaciones de origen atlántico.


Imagen seminocturna de Luchon, al fondo del valle, la línea del telecabina bien iluminada y la estación de Superbagneres y las cimas de más de 3.000 m recortadas al fondo (Foto: O.T. Luchon-Superbagnères).

2 - Los remontes.

Hasta 13 remontes. Destaca el telecabina, que une Luchon (630 m) con la cota 1.800 de la estación de esquí y que será renovado en 2020, 1 telesilla 6 plazas desembragable instalado en la temporada 2014-15, 2 telesillas 4 plazas pinza fija, 2 telesillas 3 plazas pinza fija y 7 teleskis. Forfait de día/adulto a 35 euros (temporada 2018/19).

Opciones para combinar esquí con balneario a precios ajustados o incluso combinación de dos dias para esquiar en Superbagneres y en la vecina Peyragudes, estación de esquí muy cercana (a 12 km).


Subiendo por el telesilla du Lac. Al fondo, el sector du Céciré (Foto: Ivan Sanz).

3 - Las pistas.

La estación está dividida en tres grandes zonas o sectores. El Techous, descubierto de bosque y destinado a debutantes y esquiadores de nivel medio-bajo con una clara orientación a este. El sector du Lac, el central de la estación y más comercial, orientado a norte, entre bosques de abetos y en forma de olla ancha con pistas destinadas al esquiador medio y avanzado. Y finalmente, el sector de Cécire, destinado al esquiador experto.

A grandes rasgos, claro, porque también encontramos una pista roja en el sector de debutantes, negras en el sector central o una azul en el destinado a expertos.
En cualquier caso, sobre el mapa hay trazadas 28 pistas que suman 32 km de pistas. Cota alta en los 2.125 m y cota baja 1.465 m.
 
Las competiciones se hacen en el sector Arbesquens, homologado por la FIS, y en la pista Record (roja), una pista que además puede considerarse una seña de identidad de la estación, ya que destaca especialmente desde el fondo del valle (ver foto nocturna de este mismo reportaje).

Ofrece un itinerario de esquí de fondo de 4 km. y 3 itinerarios de raquetas de diferente dificultad.

Surfeando por Superbagnères en el sector du Lac (Foto: O.T. Superbagnères).

4 - Fuera pista y áreas freestyle.

La estación dispone de un snow-park, ubicado en la zona de Techous. Para practicar fuera pistas el sector de Céciré, a la sombra del pico del mismo nombre (Pic du Céciré 2.465 m), es el más apropiado. Los telesillas Cécire y Hount-Estrette nos permiten acceder fácil y cómodamente a zonas fuera pista sin esfuerzos. Dentro del perímetro de la estación encontramos tubos, palas y lomas por las que practicar en nieve no pisada sin necesidad de hacer desplazamientos cansinos.


Mapa de pistas de Superbagnères.

5 - Historia.

Superbagnères es una estación de referencia en los Pirineos por su peso histórico en el mundo del turismo de montaña y por los deportes de nieve. Presume de ser la primera estación de esquí creada en los Pirineos y la segunda en Francia después de Chamonix. Se empezó a esquiar en la zona, inicialmente sin remontes, en el año 1912.

Sus orígenes como gran centro de esquí se deben al tren cremallera que se construyó para unir la ciudad balneario y termal de Luchon con la actual cota 1800, donde se sitúa el emblemático Grand Hotel, inaugurado en 1922. La cota 1800, prácticamente 100 años después, sigue siendo la zona de los servicios principales de la estación.

En 1935 se organiza el primer campeonato internacional de esquí y dos años más tarde se inaugura el primer telesquí de construcción moderna. En 1966, con la construcción de la carretera entre Luchon y la cota 1800, se cerró el tren cremallera. En 1993, siguiendo la tendencia en todos los Pirineos franceses de acercar los centros de esquí a los valles, se construye el telecabina, que une Luchon, cota 630, con la estación de esquí en su cota 1800.


El imponente Grand Hotel de Superbagnères (Foto: I. Sanz).

6 - Restauración y alojamiento.

Superbagnères es una estación fácil en lo que se refiere a alojamiento y restauración. Básicamente tenemos dos núcleos: Luchon, pie de pistas de la estación, con una amplia oferta de restaurantes y hoteles y otras fórmulas de alojamiento, y Superbagneres cota 1800, zona principal de servicios de la estación también con su oferta propia.

En pistas, en la cota 1.800, sugerimos estas dos propuestas: La Luge, un restaurant encarado a sur-este, con una terraza muy animada los días de buen tiempo. Platos completos y variados y una buena relación calidad-precio.
Otra buena opción es el Restaurant Le Super-G, situado igualmente en la cota 1800. Nada que ver su aspecto exterior con sus interiores, de ambientación montañera y muy acogedor, y especialmente variado en oferta de platos y de muy buena calidad. El Plat du jour siempre es una opción interesante, pero en cualquier caso nos podemos dejar aconsejar por sus atentos camareros.

Para alojamiento, aunque en la cota 1800 tenemos opciones, lo más recomendable es pernoctar en Luchon, auténtico pie de pistas de la estación donde podremos disfrutar de más oferta y con ello variedad de precios. En nuestro caso estuvimos alojados en el Hotel Le Panoràmic, en pleno centro del casco urbano, frente a la iglesia y a unos 300 metros del acceso al telecabina.


Cena en Le Chalet des Gourmands, en pleno centro de Luchon (Foto: particular).

8 - Accesos y aparcamientos.

El acceso a Luchon es fácil y cómodo. Carretera muy cómoda y en buenas condiciones desde Tolouse (a 141 km y 1 h 44 min.). Des de la Val d’Aran acceso vía Puerto del Portillón, a unos 20 km de Bossòst, entre 25 y 30 minutos.

Una vez en Luchon y junto a la base del telecabina encontramos parking gratuito a no más de 2 minutos caminando con las botas de esquí puestas. La otra opción es subir por carretera, serpenteante y a evitar en días de nevada, desde Luchon hasta la cota 1800, unos 18 km que se hacen en 25 minutos


Sector Techous y telesilla Cabrioules, con la carretera de acceso a la cota 1800 por debajo la línea del telesilla. Una pista, conocida como La Tunel, sirve para superar la carretera sin necesidad de quitarse los esquis (Foto: Ivan Sanz).

8 - Servicios generales.

Todos los servicios que debe ofrecer una estación de esquí están presentes. Escuelas, parque infantil guardería (club Piou-piou detrás Grand Hôtel), tiendas y talleres de alquiler y reparación de equipos de esquí y snowboard, centro médico, una sala picnic (salle hors-sac) o wi-fi gratuito en los restaurantes.


De excursión con raquetas alrededor de Superbagnères (Foto: Ivan Sanz).

9 - Après-ski y eventos.

En la misma estación, en el plateau de Superbagneres, se programan diferentes actividades a lo largo de la temporada, como la bajada de antorchas, instalación de hinchables para niños, conciertos o actuaciones periódicas de Dj en directo. El festival de música electrónica Garosnow también tiene su cita en Superbagneres. En Luchon destaca el Festival de Cine.

En 1929, nació el Vaporarium de sulfuro, único en Europa. Es un hammam natural con 1.200 metros de túneles excavados en la roca, todo ello complementado por los baños termales del complejo.

Entre las actividades après-ski destacan los paseos con raquetas de nieve, alrededor del perímetro de la estación, pero también son posibles los paseos en trineo de perros, esquí de travesía, esquí fuera de pista, alpinismo, escalada en hielo o trineo.

En Luchon posibilidad de pista de patinaje sobre hielo natural, piscina, golf, parapente, speed riding, rocódromo, aeroclub, noche en iglú, espeleología, paintball o tiro con arco, aunque todas estas actividades se deben consultar previamente si están operativas, en función de la época del mes del año, en la oficina de turismo de Luchon.


En Luchon, animación asegurada en su eje comercial principal (Foto: Ivan Sanz).

10 - Lo mejor y lo menos bueno.

Empezamos por lo que nos gustó menos. Dejando claro que en ningún caso es una connotación negativa, hay que admitir que Luchon-Superbagnères tiene una climatología claramente de influencia atlántica, lo que significa menos días de sol de lo que los esquiadores del sur de los Pirineos estamos acostumbrados.

Lo que nos gusta más. El paisaje de su entorno, coronado por la docena de cumbres de más de 3000 metros dibujan una corona semicircular por encima de la ciudad que justifican que Luchon sea bautizada con el lema de la “Reina de los Pirineos”. Es una estación de tamaño medio, pequeña sobre mapas, grande sobre los esquís, de ambiente familiar, completa, variada y nada masificada con un pie de pistas que la complementa con gran cantidad de oferta comercial y de ocio.


El sector Techous, el más soleado de Superbagnères (Foto: Ivan Sanz).

Para terminar un vídeo vale más que mil palabras:

 

Información adicional de la estación en:

Otra información de vuestro interés en Luchon:

Galería de imágenes

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar