7 respuestas a las dudas básicas de un esquiador novato

7 respuestas a las dudas básicas de un esquiador novato

Las preguntas que ningún esquiador novato se atreve a formular.

Autor

Jue, 01/10/2020 - 18:42
Cuando uno se acerca por primera vez a la nieve a menudo nos surgen múltiples dudas. Vamos a intentar dar respuesta a esas preguntas que no nos atrevemos a hacer.
Según el último informe publicado por la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM), las pistas de esquí recibieron más de 5 millones de visitas durante el 2019. Entre ellas, destaca un 6,8% de visitantes no esquiadores.
 
Con este contexto, es normal que muchos se animen a probar por primera vez este deporte. Por esto se ha elaborado un listado con algunas respuestas sobre las dudas que todo esquiador puede plantearse cuando se inicia en esta disciplina y que, a menudo, no se atreve a preguntar.
 
 
 
¿Quién me rescata? Si no puedo bajar
 
 
Si un debutante sube a una pista de un nivel superior y no puede bajar que ocurre, ¿quién lo va a buscar? Todas las estaciones de esquí con el forfait ofrecen un seguro de accidentes, el cual puede incluir el rescate en pista en caso de accidente. Ahora bien, no atreverse a bajar o no tener el nivel suficiente para bajar no puede estar incluido en éste servicio que sólo opera en caso de accidente.
 
Es muy recomendable hacerse con un plano de las pistas  o su versión para smartphone, o bien estudiarse el mapa que suele haber en las bases de la estación y distinguir la dificultad de ellas, señalizada por colores. Hay que empezar por las zonas de debutantes con pistas adecuadas a los primerizos y remontes fáciles de utilizar.
 
También es importante conocer nuestras limitaciones y las pistas que dominamos y las que no. Antes de subir de nivel se debe dominar bien el actual.
 
Y por otro lado siempre es aconsejable no esquiar sólo y a ser posible hacerlo con esquiadores más expertos que nosotros, por si precisamos ayuda. Por ello para iniciarse en el esquí es fundamental contratar clases. Hay que indicar que la solución de quitarse los esquís y bajar andando no es una buena opción, lo ideal es intentar bajar con los esquís puestos.
 
 
 
¿Qué pasa si pierdo un esquí?
 
 
Puede ser uno de los grandes miedos de los debutantes. Aunque en realidad es una situación que no pasa habitualmente. Actualmente los esquís, equipan buenas fijaciones que llevan frenos y en caso de saltar un esquí debería detenerse por si solo.
 
Quienes tienen más posibilidades de perder un esquí son los freeriders o esquiadores de fuera pistas cuando esquían por nieve profunda. Si salta el esquí es muy fácil que quede enterrado y no lo veamos, o bien porque se introduzca en alguna grieta y no podamos llegar a ellos.
 
Además, en el esquí freeride ya no se recomiendo el uso de correas para atar los esquís como se hacía antiguamente, ya que más de uno se ha llevado un buen golpe en la cabeza. Para ello existen dispositivos electrónicos que se pueden adherir a los esquís y localizarlos en caso de pérdida. 
 
 
 
¿Cómo se utiliza el telearrastre?
 
 
Actualmente muchas estaciones han sustituido los viejos telearrastres -a menudo con un arranque muy rápido y un fuerte tirón- por telesillas, pero a pesar de ello algunos quedan y no sabemos cómo cogerlos.
 
Son muy habituales las caídas en las primeras ocasiones que se toma el arrastre. Lo primero es no sentarse, no se trata de una silla, sino de mantenernos erguidos y el arrastre nos desplazará. Por lo tanto, queda claro el telesilla es una silla para sentarse y el arrastre simplemente nos arrastra, por lo tanto mantenerse erguidos.
 
También los arrastres en las zonas de debutantes han sido sustituidos por las modernas cintas, incluso muchas cubiertas.
 
 
 
¿Cómo me bajo del telesilla?
 
 
Hemos subido como hemos podido, pero al llegar arriba hay que bajarse y además hace bajada. El ir acompañado de una persona más experta nos será de gran ayuda, en lugar de hacerlo sólo. Tanto en la subida como en la bajada contaremos con la ayuda del personal de la estación, que, si se lo pedimos, nos ayudarán.
 
Lo primero es no precipitarse, bajar en el lugar indicado, sin prisas, levantase y descender con suavidad, si vas con esquíes vigila tus palos, la cabeza de tus compañeros de viaje lo agradecerá, si llevas tabla no la cruces al llegar con el telesilla justo en la salida, puedes tirar al suelo a otros esquiadores que suban contigo.
 
 
 
¿Tengo que abrigarme mucho?
 
 
Cuando uno no ha esquiado nunca, puede pensar que es preciso abrigarse mucho, pero hay que tener en cuenta que si nos abrigamos mucho sudaremos y lo pasaremos fatal. A parte de que cuando nos enfriemos al estar mojados pasaremos mucho frio
 
. No se debe de olvidar que el esquí es un deporte y que por lo tanto estamos realizando actividad física, con lo cual no es necesario abrigarse en exceso, sino llevar ropa adecuada que sea impermeable y transpirable. También son importantes las protecciones, lo básico son las gafas de sol para evitar lesiones oculares o de niebla con poca visibilidad, cremas solares para el sol y protectores labiales, sin olvidar el casco del que hablaremos ahora.
 
 
 
¿Es obligatorio del casco de esquí?
 
 
El casco no es obligatorio por ley, pero si muy recomendable en España, máxime cuando uno comienza a esquiar. Además, la legislación de la Unión Europea no considera el esquí un deporte de riesgo y no es obligatorio el uso del casco.
 
En cambio, las estaciones de esquí ven el casco y las protecciones como recomendables. No tan sólo el uso del casco sino el uso de la tortuga especialmente en el caso de los pequeños esquiadores que pueden se embestidos por otros usuarios. 
 
Para los más peques es obligatorio en muchas estaciones y sobre todo totalmente recomendable.
 
 
¿Dónde dejó los esquís cuando voy a la cafetería?
 
 
No los entraremos dentro de la cafetería o al baño, los dejaremos fuera.
 
Generalmente a la entrada de estos servicios, encontraremos lugares para dejar los esquís. Sobre todo, recordar donde los hemos dejado, ya que en caso de esquís de alquiler puede haber varios modelos iguales. Podemos dejar alguna marca que nos sea fácil identificar, como los palos, o dejarlos de forma distinta a la mayoría.
 
Además, existen soportes guarda-esquís con cierre para evitar a los amigos de lo ajeno. Tambíen hay antirrobos de uso personal con más o menos eficacia.
 
En el caso de la tabla de snowboard, hay que colocarla bien para evitar que pueda deslizarse pista abajo 
 
 
En definitiva, es recomendable contar con la ayuda de expertos, tanto de las tiendas donde nos indicarán el material que precisamos por nuestro nivel, como las escuelas de esquí, empezar con monitor en clases colectivas y posteriormente si puede privadas es la mejor manera de iniciarnos en este deporte.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar