Algunos consejos prácticos para guardar tu material de esquí

13108
Algunos consejos prácticos para guardar tu material de esquí
Material

Ski Wax, foto portada

Lun, 22/05/2017 - 10:04
Si cuidar de nuestra forma física y tener un buen nivel de aprendizaje son importantes para disfrutar de los deportes de nieve, no lo es menos el estado de nuestro material
Una vez finalizada la temporada invernal, llega el momento de guardar nuestro material hasta la temporada que viene. No le damos la suficiente importancia y cuando lo sacamos para nuestro primer día de nieve nos lo encontramos en un estado que no esperábamos.
 
Secado y limpieza
 
Es fundamental eliminar toda la humedad de nuestro equipo y proceder a la limpieza de la suela, utilizaremos diluyentes específicos para eliminar la suciedad, cera vieja e impurezas que hayan podido depositarse sobre la suela después de los últimos trabajos realizados o después de la utilización del esquí.
 
 
 
Cantos
 
Igual que dejamos la suela en perfecto estado no podemos olvidarnos del mantenimiento de los cantos, para ello nos centraremos en su preparación eliminando el óxido, con piedra de óxido de aluminio, haremos un buen afilado con limas de corte y diamantes. Por último, le aplicaríamos un diluyente para que queden protegidos frente al óxido.
 
Encerado
 
Aplicaremos la cera sólida (parafina o cera base) por fusión, y lo dejaríamos así, no rascaríamos ni cepillaríamos en ningún caso, para que esa capa de cera proteja las suelas durante el periodo en el que no utilizaremos nuestro material.
 
 
 

Fijaciones

 
Al igual que el resto del material es necesario llevar a cabo un buen mantenimiento de las fijaciones para preservar sus características de funcionamiento.
 
Debemos prestar atención a las piezas de fricción y de movimiento, manteniéndolas lubricadas con aceite especial para ello. En caso de largos periodos sin utilizar el material es aconsejable aflojar los muelles de presión para que mantenga su tensión en próximos usos.
 
Botas 
 
Sacaremos el botín de la carcasa y secaremos bien todas las partes, los botines los rellenaremos de papel de periódico para que absorba la humedad. Y la carcasa la dejaremos con los ganchos abrochados sin mucha tensión para que no se produzcan deformaciones.
 
 
 
Dónde guardar el material
 
Buscaremos un lugar que esté protegido de la humedad, zona seca y ventilada. En cuanto a la colocación, lo más recomendable es que los esquís estén en posición vertical y sin otros objetos que puedan estar haciendo fuerza sobre los esquís, pudiendo comprometer sus parámetros mecánicos.
 

 

4.75
Total: 4.8 (4 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar