Balance de la temporada catalana de esquí 2012/13

2702
Tossa de Coll de Pal Telecabina Alp 2500 de La Molina

Telecabina Alp 2500 de La Molina. (Tosa de Coll de Pal)

Autor

Dom, 19/05/2013 - 21:28
Las estaciones de esquí catalanas han recibido de media un 9,3% más de visitantes que el año anterior.

Excepto en algún caso, la temporada 2012-13 ha sido para la mayoría de estaciones de esquí catalanas muy buena. El balance positivo se concreta al ver los datos: 1.844.214 días de esquí vendidos, lo que representa un 9,3% de incremento sobre los días vendidos el año pasado.

Uno de los mayores crecimientos lo ha experimentado La Molina, con un 36,4% más de esquiadores que el año pasado y Masella, con un 13,1% de incremento. Los peores resultados se los lleva Vallter 2000, con un decremento del 39% y Espot-Ski, con un 2,7% menos de esquiadores.

En el portal web de Baqueirea-Beret se leía "Temporada inolvidable", pues así ha sido en la estación aranesa, la última en cerrar la temporada este año y con más nieve de los últimos años!

Las estaciones de esquí catalanas pasan balance

Aureli Bisbe, director general de Baqueira, destacó las excelentes condiciones para la práctica del esquí de este año, gracias a la gran cantidad de nieve caída. Las ciercunstancias hicieron posible un inicio provechoso, una buena Semana Santa i la extensión de un mes entero de la campaña, todo ello sin perder dinero. A pesar de que la mayoría de fines de semana de enero y febrero estuvieron afectados por temporales de nieve,  Baqueira ha cerrado la temporada con la visita de 784.393 esquiadores, lo que supone un 2,5% de incremento. 

Baqueira-Beret reconoce que ha logrado estabilizar los resultados económicos año tras año, independientemente de la climatología recibida, lo que pocos centros invernales pueden decir. Y este hecho es muy importante que pues acentúa la fragilidad económica de la mayoría de estaciones.

Impresionante nevada de este enero en Baqueira-Beret

Boí-Taüll es una de estas estaciones que ahora mismo se encuentran en la cuerda floja, aunque puede ver la luz al final del túnel. Hace un año presentó Concurso de Acreedores. Nozar, accionista mayoritaria negoció la renovación de la financiación del complejo y los resultados de esta temporada pueden representar un nuevo despegue. " Aunque no ha sido un año normal, ya que empezamos a comercializar demasiado tarde, hemos conseguido cerrar con unos números que demuestran que el plan de viabilidad es creíble; pensamos que esta temporada será un punto de inflexión para el el resort", señala David Rey, director comercial y de márqueting. La estación de la Ribagorza ha cerrado la temporada con unas ventas de 90.000 días de esquí, representando un 8,3% más que la pasada.

Espot y Portainé, también con dificultades financieras, llevaron al ICF (Institut Català de Finances) y principal acreedor, a trasladar la gestión de las estaciones a FGC (Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya) el pasado julio de 2011.

FGC se ha convertido en el principal operador de esquí de Cataluña, pues a parte de Espot y Portainé, gestiona también La Molina, Vall de Núria y Vallter. Tal vez se replantee en convertirse en operador de otras estaciones de esquí fuera de la Comunidad Autónoma. Las 5 estaciones gestionadas por FGC han vendido medio millón de días de esquí, cifra que representa un incremento total del 18%, según Enric Ticó, presidente de la sociedad, "estamos especialmente satisfechos, sobretodo por una temporada climatológicamente complicada, y en especial por la mejoría de los resultados de Espot y Portainé". Aunque destacable es el incremento de visitas a La Molina, un 36,4% respecto al año pasado, un total de 285.000 esquiadores visitaron la estación ceretana. Su vecina Masella ha incrementado sus visitantes en un 13,1% más. Estas dos estaciones, cercanas a la capital catalana, se han beneficiado de la climatología adversa de la temporada, pues la facilidad que ofrecen de acceso de escapadas diarias les ha ido a favor, todo al contrario que las estaciones más alejadas de Barcelona, las cuales requieren  pernoctaciones en destino, decisión que se desestimaba a menudo tras las predicciones.

Otra mención merecen las estaciones de esquí nórdico y raquetas de nieve. Si la pasada temporada 2011-12 no se pudo abrir por falta de nieve, esta temporada se ha captado a 43.000 aficionados. Para Joaquim Alsina, director general de ACEM (Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y Actividades de Montaña), el balance es muy positivo, a excepción de Vallter, que ha registrado un retroceso a causa de que el pasado año fue una gran campaña y esta ha sufrido las iinclemencias meteorológicas. 

Reducción de la factura eléctrica. Subida del IVA.

La gran cantidad de nieve caída, a parte de animar la afluencia del esquiador, ha tenido un efecto positivo sobre el consumo eléctrico. Alsina explica que, aunque las retracs han trabajado muchas más horas pisando la nieve, los cañones de producción de nieve artificial lo han hecho a un ritmo muy inferior al de otros años, y esto se ha notado en las cuentas de las estaciones, pues "el coste energético es crítico en las cuentas de nuestro sector", cuenta Alsina. 

Este hecho ha podido amortiguar la repercusión negativa de la subida en un 2%, asumida por la mayoría de los centros, sin repercusión final en el precio de los forfaits. Además, en el caso del alquiler i de las clases, el IVA se ha incrementado del 8% al 21%. Según Alsina, "Una flor no hace verano", por lo que no debemos perder de vista el problema estructural del sector, pese al buen resultado en general.

 

 

4.5
Total: 4.5 (2 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar