Casco SI, Casco no

Casco SI, Casco no

Autor

Sáb, 20/11/2021 - 12:45
¿Es obligatorio el uso del casco de esquí o solo es aconsejable? Vamos a dar respuestas a estas preguntas y ver qué normativas han adoptado los distintos países.
Si hacemos memoria, el casco apareció hace unos 15 años aproximadamente, anteriormente los esquiadores nos cubríamos la cabeza con gorros por si hacía frio, o nos poníamos cintas para cubrir las orejas y raramente alguien utilizaba cascos.
 
Actualmente la situación es diametralmente opuesta, la gran mayoría utiliza cascos y son los menos los que no lo hacen.
 
 
Hoy casi todos tenemos claro que el casco es un elemento de protección muy aconsejable, como lo son las protecciones para la espalda, especialmente para los más pequeños.
 
 
¿Es obligatorio el caso o solo aconsejable?
 
Se trata de una discusión que no tiene fin, desde los que no quieren llevar casco hasta los que harían su uso obligatorio.
 
Pero antes de postularnos a favor o en contra veamos las circunstancias que pueden incidir en un accidente de esquí. Cuando hablamos de una caída o colisión en el esquí, deberíamos tener en cuenta una serie de variables que influyen en su desencadenamiento y que considero que han tenido una evolución en los últimos años.
 
 
Velocidad, actualmente en las pistas de esquí, por la calidad de la nieve pisada, el tipo de esquís y la técnica, los esquiadores en general, con independencia del nivel, van más rápidos, este aumento de la velocidad es uno de los principales motivos para que se produzcan accidentes.
 
Masificación, esto es de cajón... Los nuevos remontes permiten por su velocidad y capacidad de transporte, que más gente este esquiando al mismo tiempo en una pista y cuanta más gente hay en la pista, más posibilidad de un accidente o colisión.
 
Sentido común, prudencia y cortesía son buenos compañeros en la nieve. Foto de Alejandro Molina con Carolina Ruiz
 
Y derivados de ellos:
 
Material, con la irrupción de los esquís carving es más fácil comenzar a descender por una pista que antiguamente. Además, al ser los esquís más anchos, tienen más estabilidad y las cotas actuales ayudan en los giros, lo que finalmente acaba desencadenando un aumento de la velocidad con menor pericia.
 
Nivel, actualmente es fácil que un esquiador novato el primer día de esquí ya nos baje una pista, antes eso era misión imposible, la dificultad en el aprendizaje ayudaba a tener más cultura de esquí. Hay que ser conscientes de nuestro nivel y si podemos controlar nuestros esquís ante una situación de riesgo, considerar el volumen de esquiadores que hay en pista y el nivel de estos.
 
No adecuar la velocidad al nivel del esquiador ni a las condiciones de la pista. Por mucho nivel que tengamos, no podemos llevar la misma velocidad en una pista para expertos con poca gente que en una pista de debutantes llena de esquiadores principiantes. 
 
Falsa seguridad de las protecciones, las protecciones como es el caso del casco pueden dar sensación de seguridad y alentarnos a llevar más velocidad. Eso no debería ser así.
 
A favor del casco
 
La respuesta para mi es clara, actualmente no es obligatorio, pero si muy recomendable. Seguramente si seguimos con la actual evolución del esquí en pocos años acabe siendo obligatorio. Posiblemente comenzará la obligación por los más pequeños hasta llegar a los adultos.
 
De la misma forma que llegará el día que debamos tener un seguro de accidentes para esquiar o practicar snowboard, no tan solo para cubrir nuestros daños, sino por la responsabilidad frente a terceros, cuando seamos responsables de un accidente y causemos daños a otras personas por nuestra negligencia.
 
 
Situación por países
 
En general diremos que en ningún país es obligatorio para adultos, pero la obligatoriedad está comenzando a aplicarse a los pequeñ@s. Pero esta obligación de cascos para los más pequeños es diferente según el país e incluso por zonas dentro de cada país. Veámoslo con más detalle:
 
 
 
No es obligatorio para los adultos. Pero si en algunas regiones para niñ@s de hasta 15 años. Y no llevarlo conlleva una sanción económica. Y esta obligación se extiende a cualquier actividad de nieve incluso ir en trineo.
 
 
 
Tampoco es obligatorio ni para mayores ni pequeños. Solo es aconsejable.
 
 
No existe una norma que obligue o sancione por no llevar casco. Pero lo cierto es que existe un consenso ciudadano y prácticamente todo el mundo lleva casco en Suiza, estamos ante una norma no escrita.
 
 
Es obligatorio para los más pequeños hasta los 14 años, este 2021-22 lo será hasta los 18. Los padres se enfrentan a una multa de 200 euros como mínimo. Para los adultos no hay obligación.
 
 
No es obligatorio ni para adultos ni pequeños. Si que se emiten comunicados aconsejando su uso.
 
 
 
No hay obligación ni para adultos ni para niños, pero si es cierto que es difícil encontrar en aquellos países alguien sin casco.
 
 
Aquí no es obligatorio ni para adultos ni para niños, sólo es muy recomendable. Existen escuelas de esquí que en el caso de niños exigen el casco y en algunas incluso les colocan una tortuga magnética para subir a los telesillas, aparte de asegurar el trayecto en el telesilla, les sirve de protección para la espalda.
 
 
¿El precio es excusa para no usarlo?
 
Actualmente no. Existen en el mercado cascos con precios muy ajustados tanto para esquiar como para practicar snowboard que cumplen con la normativa y están homologados.
 
Por ejemplo, en Decathlon podemos encontrar cascos con buenas prestaciones, al nivel de otras marcas  y a precios competitivos, es el caso del nuevo Wed´ze FR 900 MIPS concebido para esquiadores de freeride que buscan un casco ligero y bien ventilado, con tecnología MIPS integrada por unos 100 euros
 
Nosotros en Lugares como partners de Marker Dalbello Völkl utilizamos este año el casco Marker AMPIRE 2 MITS con un precio de venta público de unos 170 €, una marca con buenos cascos a precios moderados y con nuenas teconologías.
 
Tampoco debemos caer en la tentación de comprar cascos a precios irrisorios ya que nos darán una falsa seguridad y la protección será como poco dudosa.
 
Al tratarse de un elemento de seguridad es aconsejable no mirar en exceso el precio, pero sin llegar a tirar el dinero. Existen cascos con las últimas tecnologías con precios más que ajustados por 70 euros, también es cierto que un “buen casco” nos podrá salir entre los 100-200 euros.
 
Hay una serie de factores a tener en cuenta, primero hemos de mirar la seguridad o comodidad antes que la estética. Los cascos, según los fabricantes, tienen fecha de caducidad, los materiales tienen una vida útil óptima entre 4-5 temporadas. Está bien comprar cascos de oferta, pero debemos conocer la fecha de fabricación, y lo que no recomendamos es comprar cascos de segunda sin conocer su procedencia, ya que no sabemos los años que tiene y si ha sufrido algún percance que debilite su estructura.
 
 
Conclusión
 
Aunque no sea obligatorio es muy recomendable. Mi consejo es llevar casco y ajustarlo correctamente, ya que un casco mal ajustado es como sino lleváramos casco. También es primordial regular la velocidad a nuestro nivel y condiciones de la pista para evitar accidentes y que necesitemos el casco, Y puestos a pedir que se cumplan las 10 normas básicas de pistas de la FIS.
 
A este respecto consulta el artículo de Lugares de Nieve: "Normas FIS, los 10 Mandamientos que hay que respetar y pocos cumplen".
 

 

 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar