CatSkiing en Keystone (Colorado)

21828
Catskiing en Keystone (Colorado)

Autor

Jue, 27/12/2012 - 17:23
Visitamos Vail (Colorado) a finales de febrero, el sueño de todo buen aficionado al esquí: una semanita con los amigos a esquiar a Estados Unidos.

Viaje realizado del 26 de febrero al 4 de marzo del 2011

Todo empezó en el momento que decidimos que queríamos ir a Estados Unidos, a Colorado concretamente, a conocer la famosa nieve champagne powder. Al final nos decidimos por Vail por su fama de buena nieve, sus backbowls y porque nos pareció un buen lugar para iniciarnos en la aventura americana.

Nos impresionaron mucho los servicios y atenciones con los usuarios que tienen allí las estaciones, desde barritas energéticas gratuitas, pañuelos de papel en cada remonte, mapas de pistas editados cada día donde indican las zonas que han pisado las máquinas y las que están con nieve virgen (si tienes la suerte de que haya nevado el día anterior), o simplemente sin pisar (bumps asegurados si no ha nevado hace dias), y un sin fin de atenciones a las que por supuesto no estamos ni mucho menos acostumbrados los esquiadores de la península.

Tuvimos unos días muy buenos, y aunque no encontramos la cantidad de nieve que soñábamos, ya que hacia varios días que no caía nada, aún tuvimos la suerte un par de días de alguna nevadita que nos dejó unos centímetros de nieve nueva.   Desde Vail, y con el mismo forfait "The Colorado Ticket" pudimos visitar Beaver Creek, que junto con Breckenridge, Keystone y Vail forman las estaciones de Vail Resorts. En Beaver Creek estuvimos dos días porque nos fascinaron sus pistas y sobre todo los itinerarios entre sus bosques tupidos de altísimos árboles, que no parábamos de hacer como locos.   

       

Hay que resaltar que todas las estaciones están muy bien comunicadas y que con los autobuses gratuitos que tienen es facilísimo moverse de un lado a otro. Pero desde que decidimos escoger Vail como nuestro destino, teníamos entre ceja y ceja el probar el Catskiing y esta actividad  no la ofrecen en Vail, por lo que tuvimos que desplazarnos a Keystone, estación a una hora de camino y también incluida en nuestro forfait como comente antes.

Ya desde España estuvimos en contacto con la gente que organiza estas excursiones:  Keystone Adventure Tours

Cuando nos pusimos en contacto telefónico con ellos, su primera advertencia fue (que reconozco que asusta), es que sólo aceptan buenos esquiadores, capaces de esquiar entre árboles y todo esto en nieve virgen. Caramba! Seré capaz de hacerlo? ésto nos paso a todos por la cabeza, y es la razón por la que algunos de nosotros se lo pensaran mejor y se quedaran ese día esquiando tranquilamente por Vail. Finalmente y tras varias llamadas, concretamos la reserva para el único día que tenían disponible, nuestro ultimo día en Colorado, el 4 de marzo de 2011. Nos apuntamos 8 personas a la aventura.

La actividad del Catskiing consiste en estar esquiando por fuera pista desde las 9h de la mañana hasta aproximadamente las 15h de la tarde (comida incluida), y tu remonte es una flamante retrac cabinada con orugas tipo Caterpillar, que te sube a lugares donde seria imposible llegar de otra forma, y te permite realizar bajadas por nieve virgen, bosques y zonas increíbles que no ha pisado nadie.

Cuando llegó el gran esperado día, estábamos todos un poco asustados y no parábamos de repetirnos la advertencia….sólo buenos esquiadores capaces de esquiar entre bosques con nieve virgen!!  Ufff….. que nervios!!

Buscamos un medio de transporte, que alquilamos desde el mismo hotel dónde estábamos en Vail.  Nos vendría una furgoneta a recoger a las 7h de la mañana para ir a Keystone. Llegamos puntualmente al punto de encuentro en Keystone, donde conocimos a los guias y nos ofrecieron esquís anchos de fuera pista para todo el que quisiera, aunque la mayoría de nosotros ya somos habituales de este tipos de esquís y preferimos esquiar con nuestro material. Nos dieron también un arva (dispositivo para encontrarte en caso de avalancha) y el forfait necesario para coger el primer remonte hasta donde nos esperaba la retrac.

Empezaba la aventura del CATSKIING!!

Por suerte la niebla fue levantándose, y menos mal que nos había nevado un poquito la noche antes, porque no tuvimos el grosor de nieve que todos nos esperábamos (y el que siempre te imaginas cuando piensas en el esquí americano), pero todo y así, sólo el hecho de poder esquiar en lugares remotos dónde no es posible llegar de ninguna otra manera que con retrac, y que nadie antes que tu ha pasado por allí y tienes toda la montaña disponible, es una sensación de libertad impresionante.

 A la hora de comer nos llevaron a un sitio sorprendente.   Tienen en medio de la montaña montada una especie de cabaña preciosa, dónde teníamos nuestra comida esperando.   Se trataba de sopa caliente y un tentempié de embutidos y verduras, con unos pasteles increíbles de postres. La verdad es que más que suficiente y en un ambiente encantador.

Por la tarde seguimos nuestra aventura, volvimos a la retrac y otra vez para arriba.   Esta vez nos llevarían a esquiar entre bosques...impresionante!!.   Aquí las instrucciones fueron que bajáramos por dónde quisiera del bosque, pero siempre de dos en dos, que nadie esquiara sólo por seguridad. Al final de bosque nos volvería a estar esperando la retrac.

En esta zona de bosques tuvimos bastante más suerte con la nieve, supongo que por estar más protegido el bosque de la niebla y el viento. Nos encontramos una nieve fresca y suelta como antes no había visto. Que fácil esquiar en esta nieve!! Te permite hacer cualquier giro, rectificación o lo que quieras. Ésta era la nieve americana que esperábamos! (aunque nos faltaba grosor)

Por desgracia todo lo bueno acaba, y sobre las 15h de la tarde ya nos volvieron al punto de partida de la retrac (al final de uno de los telesillas de la estación).   

 

Estábamos todos contentos y exultantes, lo habíamos hecho!!    Habíamos hecho Catskiing en Colorado y nos lo habíamos pasado increíblemente bien. Nos sentíamos campeones!!  Aunque dentro nuestro siempre quedó (y ahí sigue) el gusanillo de no haber encontrado ese metro de nieve que te ahoga cuando esquías, esas fotos increíbles que vemos en los reportajes y que cualquier freerider sueña con ser el de la foto...así que nos prometimos que volveríamos algún día a buscarlo!!!

 

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Páginas

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar