Cinco experiencias casi místicas en el Valle de Arán

24313
Cinco experiencias casi místicas en el Valle de Arán
Vie, 13/02/2015 - 20:42
Experimenta bajadas interminables por nieve virgen, sumérgete en las aguas sulfurosas que emanan de las profundidades de la tierra, disfruta de paisajes de vértigo y de naturaleza en estado puro...
Sobre el Valle de Arán corren ríos de tinta y no son pocos los blogs, guías, noticias o reportajes de los que es protagonista. Es tanta la belleza de este rincón de los Pirineos, tan grande su influencia y tal la vitalidad de sus gentes que aún habrá mucho que escribir de todo ello. 
 
Lugares de Nieve os propone cinco experiencias de las muchas que se pueden realizar en la tierra de Arán. Su nieve, con Baqueira Beret en el epicentro de las miles de hectáreas vírgenes que la rodeanes hoy conocida internacionalmente por su cantidad y sus condiciones para el esquí.
 
Unha (Valle de Arán)
 
Su oferta turística, la calidad de sus servicios, la riqueza histórica, cultural y gastronómica, junto a la posibilidad de realizar todo tipo de actividades deportivas y ocio imaginables durante todo el año, hacen del Valle de Arán el lugar ideal para disfrutar del placer de la montaña y toda la naturaleza que la rodea.
 
 
1- Banhs de Tredós
 
En pleno corazón del Pirineo, a 1740 metros y a unos kilómetros de la entrada al Parque Nacional de Aigüestortes, se encuentra el Balneario Hotel de Banhs de Tredós. Este lugar, preámbulo de la mayor cuenca lacustre de montaña de los Pirineos, el Circ de Colomèrs, tiene una particularidad en invierno: los "baños" se rodean de nieve y la manera de llegar al Hotel es a través de motos de nieve que además son conducidas por los propios clientes.
 
Paseos en motos de nieve
 
A la experiencia de alojarse en un entorno natural único se unen la aventura,el desafío de conducir las motos de nieve y de otras actividades como el esquí de travesía o rutas en raquetas de nieve. Sentir la relajante sensación de un baño en las calientes aguas sulfurosas termales situadas junto al Hotel Banhs de Tredós o disfrutar de la típica olla aranesa, degustar sabrosas carnes a la brasa, son otras de las excelencias que se encuentran en estas tierras.
 
 
2- El Valle de Arán en raquetas de nieve
 
Esta es una de las actividades que cada día está más en auge entre los deportes de nieve y el marco en el que se realizan es inmejorable: prados cubiertos de nieve, lagos de montaña o bosques entre los que se alzan las altivas cumbres que los rodean son el escenario que nos presenta el Valle de Arán. Su práctica es asequible a casi todos los públicos y resulta la actividad perfecta para los no esquiadores o para uno de esos días en los que la estación de esquí tiene que cerrar a causa del viento.
 
Rutas en raquetas de nieve por el Valle de Arán. Foto: Sergi Gasa (Pyrénées Heliski)
 
Arán Experience es una de las empresas que dirige estas excursiones guiadas en las que propone diferentes itinerarios: subida al Llac de Baciver desde Orri, Montgarri saliendo del Pla de Beret y Conangles o Molieres por la boca sur del túnel de Vielha son algunas de sus opciones. En estas excursiones, los guías os introducirán en la flora y fauna de la zona además de hablar sobre las emblemáticas montañas que os rodean.
Las rutas con raquetas de nieve combinan el deporte con el placer de admirar espectaculares paisajes nevados
Otra de las opciones es la que propone Tònho Porras (Esquí-Ando), Guía Natura de la Val d'Aran, Interpretador del Parque Nacional de Aigüestortes y acompañante de Montaña, con los paseos nocturnos en raquetas de nieve. La experiencia arranca a la caída de la tarde desde el típico pueblo aranés y continua a través de un precioso sendero entre avellanos, fresnos y abetos.
 
La salida incluye la mesa puesta en una cabaña de montaña en la que, al calor del hogar de leña, se disfruta de delicias como pan tostado al fuego, butifarra o carne a la brasa, que después del ascenso, reavivan a un muerto. Un merecido descanso en el que escuchar historias y leyendas del Valle e iniciar el suave recorrido de vuelta que se realiza en poco más de media hora. 
 
Excursión nocturna con raquetas de nieve. Foto: Tònho Porras (Esquí-Ando)
 
En un ambiente más exclusivo, desde el Hotel Himalaia de Baqueira también se pueden realizar estas excursiones de hasta 400 metros de desnivel positivo con guías de montaña en los que en paseos cortos de cuatro horas se disfrutará de la flora y fauna del Valle de Arán.
 
 
3- A la nieve desde el cielo
      
El sueño de cualquier esquiador es deslizarse por interminables laderas de nieve virgen. La sensación de libertad que se tiene es incomparable, como lo son las pendientes que ofrecen las montañas del Valle de Arán.
 
La oferta de heliski en el Valle de Arán es comparable en calidad y extensión a la de los países alpinos, pero es una gran desconocida para los esquiadores españoles y muy apreciada por los amantes del heliski franceses, europeos en general e incluso norteamericanos.
 
En los alrededores de Baqueira nos espera una superficie de 400 km² solo accesible en helicóptero; siete áreas esquiables equivalentes a 15 veces la extensión de la estación de esquí aranesa. Un paraíso de polvo blanco de la mano de Sergi Gasa, Guía de alta montaña UIAGM y director técnico de la empresa Pyrénées Heliski
 
Foto: Pyrénées Heliski
 
Hacer heliski, en contra de lo que se piensa, no resulta inaccesible, el nivel de los descensos lo marca la habilidad del cliente y el único lujo real es de tener nieve polvo bajo tus esquís en uno de los mejores escenarios de los Pirineos: el Valle de Arán. La experiencia es casi mística.
Laderas interminables de nieve polvo: un lujo a tu alcance
Sergi y el resto del equipo profesional de Pyrénées Heliski (PH) permiten tanto a los que se quieran iniciar en el freeride como a los esquiadores o snowboarders más experimentados acceder a esta modalidad de deporte de nieve. A partir de un nivel medio y por menos de 200 €, las laderas del Valle de Arán estarán a tu disposición con el programa Intro: bautizo en nieve virgen. Otras modalidades como la Classic o la Privé añaden más descensos o la posibilidad de tener un helicóptero cerrado para un grupo. 
 
Freeride con Pyrénées Heliski
 
El riesgo de avalanchas existe por lo que está profesionalmente gestionado y protocolizado por Sergi Gasa y los guías de alta montaña de PH en coordinación con el centro de nivología del Valle de Arán. Todos los servicios incluyen Guía de Alta Montaña y el material de seguridad necesario: mochilas-airbag con detector de avalanchas (DVA). Por último señalar que Pyrénées Heliski cuenta con todos los permisos para realizar estos servicios.
 
 
4- Gastronomía en miniatura: el Pintxo Pote
 
Después de las emocionantes experiencias en la montaña nada mejor que la buena gastronomía aranesa para recuperar fuerzas. En Vielha o Artíes se puede disfrutar del Pintxo-Pote o ruta de la tapa en Arán. Muchos bares ofrecen pincho del día + vino a 2.50 €, así que ya no hay excusa para perderse el aprés-ski de la Val, un deporte cada vez más de moda en estas tierras. El día oficial del Pintxo Pote en Vielha es el martes, es el día en el que rebosa ambiente pero se puede hacer en otro día de la semana más relajadamente.
 
Pintxo Pote en el Urtau de Artíes
 
En locales como el Urtau, Eth Paèr, Vielhitos, Era Yanna, Montgarri Coffee Shop o Xatú esperan un delicioso mundo de sabores en miniatura: brochetas de atún, montaditos, canapés, mini-hamburgesas... y toda la variedad de pinchos que puedas imaginar regados por los buenos vinos y cavas de nuestra geografía.
Un mundo de sabores en miniatura recorre el Valle de Arán 
5- Momentos de cine: trineo de caballos
 
El Pla de Beret es el escenario ideal para vivir momentos de película. Un paseo en trineo tirado por caballos, envueltos en mantas y por los sonidos del silencio, roto apenas, por el tintineo de los cascabeles te trasladará a paisajes siberianos como los de “Doctor Zivago” o al glamour de famosas estaciones centroeuropeas. Los paseos son de media o una hora y es el Valle de Arán es el único lugar de España que los realiza. 
 
Trineos con caballos en Beret
 
La historia ha sido dura pero generosa con el Valle de Arán y ha hecho de él un destino ideal para disfrutar de la naturaleza. A ello hay que añadir la belleza de sus pueblos, que atesoran un rico patrimonio cultural. El legado que han dejado los siglos está presente también en el carácter de quienes habitan estas tierras. Todo ello, junto a un desarrollo turístico moderno y de primera línea hacen que el Valle de Arán sea por sí una experiencia casi mística que no te debes perder. 
 
 
 
Más información y contratación en:  Arán Experience
 
También en:
 

 

4.8
Total: 4.8 (5 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar