¿Qué le pedimos a un hotel cuando vamos a esquiar?

1852
¿Qué le pedimos a un hotel cuando vamos a esquiar?

Algunos hoteles de montaña ofrecen de ensueño. Copyright Shutterstock

Vie, 07/02/2020 - 16:29
Para que las jornadas de esquí sean lo más agradables posible, hay algunos servicios de hotel que resultan casi imprescindibles.

Algunos de los servicios que puede ofrecer un hotel situado en una zona de esquí son básicos si queremos que las jornadas sean lo más agradables y fáciles posible.
 


Foto Shutterstock

Wifi

Empezamos por algo básico, fundamental, pero que no necesariamente encontramos en todos los hoteles. Muchas veces, oímos decir que unas jornadas de esquí suponen momentos de desconexión. Lo que ya no está tan claro es qué se entiende por desconexión. ¿Incluye no tener acceso a Internet? Probablemente, no. Una de las primeras preguntas que realizan los clientes en la recepción de un hotel es: ¿El código de acceso a wifi, por favor? y sobre todo señal de calidad en la habitación que en pleno 2020 algunos hoteles aún no lo cumplen.
 


Foto Shutterstock

Guarda esquís

El lugar donde guardar los esquís y tenerlos a punto y en las mejores condiciones para el día siguiente se agradece que sea de fácil acceso. A poder ser accesible desde el exterior del hotel. A poder ser, sin agua en el suelo. Queremos evitar ese habitual resbalón cuando entramos en una instalación de esquí insuficientemente cuidada. Lógicamente, los restos de nieve que llevan los esquís, después de haber sido utilizados, caen al suelo y acaban convirtiéndose en agua. Para evitar la posible caída, como mínimo, un cartel de “Alerta. Suelo mojado”.

¿Temperatura? Obviamente, el lugar donde se guarde el material no tiene que estar a temperatura ambiente. Si estamos esquiando, estamos en zonas frías. Se agradece que el espacio esté bien calefactado para que, al día siguiente, el material (sobre todo las botas) no hayan pasado la noche bajo cero y de miedo ponérselas.
 


Foto Shutterstock

Un desayuno especialmente consistente

El desayuno en un hotel suele ser el primer aliciente del día. Es un punto de relax. Probablemente, cuando estamos en un entorno vacacional dispongamos de más tiempo y tranquilidad que cuando estamos en jornadas laborales.

Pero el desayuno es, sobre todo, la base energética para una buena jornada de esquí. Es el momento en que preparamos el cuerpo para garantizar su máximo rendimiento mientras esquiemos. Además, es necesario que lo que ingiramos nos garantice la acumulación de energía suficiente para evitar cansancio prematuro, lo cual puede favorecer lesiones. La energía hay que poder mantenerla durante todo el día.

¿Lo fundamental? Sin duda la glucosa, puesto que es o que más gastaremos y es tan importante que cuando empecemos a esquiar tengamos glucosa en sangre, como que dispongamos de la suficiente para ir gastándola durante toda la jornada.

¿En qué tipo de alimentos se traduce esto?

Hidratos de carbono, seguro. Son buenos productores de glucosa y, además, una considerable fuente de energía general. Un ejemplo de combinación es: cereales integrales, fruta y lácteos. Ello no quita que a estos ingredientes podamos añadir aquellos que nos apetezcan y que pueden ser productos autóctonos de la zona en la que nos encontremos.
 


Autora Júlia Miralles

Buen acceso a pistas

No es imprescindible que el hotel esté a pie de pistas. Puede que hayamos optado por querer contemplar otro tipo de paisaje desde la ventana que no sean los remontes. Sin embargo, sí es necesario que el acceso a la estación desde el hotel sea fácil.

Una buena opción es poder contar con medio de transporte desde el hotel hasta las pistas. Así nos evitamos, entre otros, esa parte -poco agradable- de tener que buscar aparcamiento en el parking de la estación. Además, si hemos decidido no abrir pistas y estamos listos a media mañana sabemos que la zona de estacionamiento estará a tope. Un buen traslado soluciona esta cuestión.
 


Foto Shutterstock

Posibilidad de adquirir los forfaits en el hotel

Puede que ya los hayamos comprado online, puede que dispongamos de forfait de temporada, pero puede que no. En todo caso, disponer de un servicio de venta en el hotel puede facilitarnos las cosas si lo precisamos. Si, además, disponen de un servicio de guías para ese primer día ya es de matricula de honor para el establecimiento.
 


Autora Júlia Miralles

Posibilidad de contratar profesores

Esta es otra opción a la que, cada vez más, el cliente accede más vía Internet, pero también es una buena deferencia del hotel ofrecernos este servicio.
 


Foto Ski Service Baqueira

Alquiler de material

Si no llevamos nuestro propio material y precisamos alquilarlo, se agradece que un hotel disponga de un alquiler con todo tipo de material a disposición del cliente. Seguro que encontraremos menos gente que en la estación. Elegimos en una zona temperada y este “trámite” se hace también más agradable.

Y, a partir de aquí, empieza la jornada de esquí.
 


Foto Shutterstock

Cuando regresemos a nuestro hotel en la estación de esquí nos apetecerá sentarnos junto al fuego.

5
Total: 5 (2 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar