David Pujol, un espíritu libre al sol de la montaña

5927
David Pujol, un espíritu libre al sol de la montaña
Lun, 30/03/2015 - 17:03
David Pujol, tras competir 15 años a nivel internacional en snowboard decidió dar un giro a su vida y vivir su pasión día a día. Ahora como guía de montaña a caballo entre Benasque, Chamonix y el Valle de Arán, se dedica a la escalada, snowboard y heliski

Gracias a cerveza SOL y su campaña "Espiritus libres - Tu vida es tu mejor historia" hemos tenido la oportunidad de practicar heliski con David y por la tarde noche tomar unas cervezas Sol mientras charlábamos...
 

-Lugares de Nieve: Benasque, Valle de Arán, Chamonix... ¿Cuál es tu lugar David?
-David Pujol: Estaría entre Benasque y Chamonix, Benasque es donde he vivido desde hace 20 años y el corazón tira para España, sin embargo para trabajar de guía de alta montaña, Chamonix es el paraíso.

-L.N: Pionero en competiciones de snowboard en el país, primer guía UIAGM con tabla de snowboard, un adelantado del splitboard, ¿Te gusta marcar tendencia?
-D.P:
Sin propósito de ello, se dió así, sin más. Competir en snowboard freeride fue una evolución natural; me gustaba el snowboard y practicarlo en la montaña más que por pistas, competir fue la solución. Fui el primer guía de montaña con tabla porque me titulé de snowboard y luego como guía de alta montaña, todo vino rodado y respecto al Splitboard, me gusta porque me ayuda a acceder a lugares difíciles, la verdad es que descubrir el splitboard fue algo fantástico.

-L.N: Ganaste cinco "Dorados Freeride" ¿Qué recuerdos te traen?
-D.P: ¿Tantos? (se sorprende). Pues me trae unos recuerdos brutales, me encantaba el Dorado, era una pequeña competición de Pirineos que ahora se ha convertido en una prueba del FWT; en ese tiempo era un referente nacional del nivel de freeride que teníamos que era muy alto y no lo digo por mi, sino porque tenía muy buenos rivales y es gente que continúa haciendo snowboard de nivel.

-L.N: ¿Echas de menos la competición?
-D.P: No! (lo dice de forma rotunda), no echo de menos la competición, competir me gustaba, pienso que me iba bien en la competición porque soy una persona bastante fría, algo que me ayuda en mi trabajo actual de guía de montaña, los nervios me afectaban como a todo el mundo pero los controlaba. Ahora con mi trabajo de guía, vivo momentos muy intensos que me llenan.

-L.N: Pasaste de la competición a ser guía de montaña, ¿fue algo meditado?
-D.P: Fue como todo lo demás hasta ahora en mi vida, una evolución natural. Meditado a nivel de deseado, yo sabia que un día u otro sucedería porque mi vida es la montaña. Cuando aún competía ya subía a gente en los cursos que daba. Sabía que este era mi futuro por lo que mi retirada fue a la par con mi entrada de lleno en el trabajo de guía.

-L.N: La escalada forma parte de tu vida; G2, Karakórum, Sisha Pangma, Huarascarán y muchos más picos aparecen en tu currículum, ¿cuál es tu favorito?
-D.P: Pues mira, una ilusión que tenía era hacer un ochomil y lo conseguí en el 2002, subí a uno (lo baje sin tabla de snowboard) y fue una gran experiencia. Sin embargo he estado en montañas que me han marcado más, el Himalaya es increíble pero el Denali (McKinley) en Alaska, es una montaña que me ha impresionado por la cantidad de nieve y por el espectáculo que la naturaleza puede ofrecer.

-L.N: En invierno el heliski es tu principal actividad, desde la base de Pyrenees Heliski en el Valle de Arán, ¿Ser guía de heli es un trabajo de mucha responsabilidad?
-D.P: 
Es un trabajo precioso, bastante exclusivo y de responsabilidad porque todo sucede muy rápido. La gestión del riesgo es acelerada, ten en cuenta que debemos gestionar un montón de variables en poco tiempo; la calidad de la nieve, la cara escogida para el descenso, el riesgo de aludes, la meteorología de ese día, etc., en definitiva, necesitas procesar rápidamente y de mucha experiencia para realizar este trabajo.

-L.N: En verano vives en Chamonix y trabajas como guía de escalada, ¿Por qué ocurren tantos accidentes en el Mont Blanc?, ¿Está masificada la montaña?
-D.P: 
Cierto, Chamonix es mi casa en verano y la de toda mi familia. El Mont Blanc es la montaña deseada, por eso está masificada, todo el mundo anhela subir a la cumbre de los Alpes. Ciertamente hay muchos accidentes porque hay mucha gente practicando escalada, sin embargo ocurren sobre todo a gente que va sin guía y con poca preparación física y técnica.

-L.N: ¿Te acuerdas de tu primera escalada en Montserrat con tan solo 13 años?
-D.P:  
Si que me acuerdo (se ríe), y de otras como cuando escalábamos dos con tan solo un arnés. Íbamos en vespino hasta Montserrat con una cuerda de 30 metros y un arnés, escalaba uno primero, se sentaba en una repisita de la roca y le tiraba el arnés al otro... Esto son cosas que yo he hecho, eran otros tiempos...

-L.N: ¿Se puede vivir de ser guía de montaña? 
-D-P: Si claro, yo lo voy consiguiendo, del oficio se puede vivir, aunque no es fácil, es como muchos trabajos, se gana uno la vida aunque hay que tener una buena dedicación a ello y saber gestionar los clientes.

-L.N: ¿Te consideras un espíritu libre?
-D.P: 
Sí, me considero un espíritu libre si con ello queremos decir que intento hacer lo que me gusta siempre (siempre que puedo), Sí, así es como me siento.

-L.N: Para finalizar, ¿Puede lanzar un mensaje para nuestros lectores de lugares de Nieve?
-D.P:
 Si claro, les diría que quien no conozca el valle de Benasque que vaya y recorra sus magníficos rincones y el Valle de Arán también, donde además podrán experimentar, gracias a Pyrenees Heliski, la practica del heliski en las magníficas montañas de este lugar.

 

La verdad es que la fabulosa experiencia de practicar Heliski con David y todo el equipo de Pyrenees Heliski fue fantástica. Primero te equipan con unos esquís de 120 mm de patín, casi el doble de lo normal, mochila ABS y todo el equipo de seguridad a tu espalda. Después de mostrarte el protocolo de subida, rápidamente estás volando. 

Las sensaciones que te da el helicóptero son brutales al subir velozmente rozando los árboles desde la base en Betrén, cerca de Viella. Nos trasladan hasta las montañas de Sarraera, un paraíso blanco donde nos sentimos libres, hectáreas vírgenes con 40 cm de nieve reciben caída y un día inmaculado. Solo las ordenes de David nos despertaban del sueño... En un helicóptero, tanto la subida como la bajada están muy coordinadas y se efectúan con enorme rapidez, ciertamente David procesa rápido y tiene dotes de líder, te sientes seguro y libre. Al final de la jornada un enorme cajón de heladas cervezas Sol te espera ¿Que más se puede pedir?

 

No te pierdas el vídeo:

 

 Más info: Davidpujol.net 
                  Pyrenees Heliski

 

5
Total: 5 (3 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Grand David Pujol!!

Para muchos de los que estamos en cmpeticion o somos instructores /entrenadortes/guias David fue un referente. Siempre el nombre de David Pujol sobresalía por encima de muchos otros riders con más reconocimiento en freestyle....gran formador, gran amante de la montaña, GRAN RIDER, y compitiendo era una máquina!!! ya me gustaria volver a verlo competir algun dia.......

Páginas

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar