Davos Klosters: ¿Quién se anima a descubrir un paraíso suizo en el mapa del esquí europeo?

2915
Davos Klosters: ¿Quién se anima a descubrir un paraíso suizo en el mapa del esquí europeo?

Davos. Foto Shutterstock

Lun, 30/03/2020 - 10:38
En Davos, la ciudad suiza más alta de Europa, encontramos un extenso dominio esquiable. Buena calidad de nieve, paisajes vírgenes y glamour en un solo destino.
Winter Influencer Summit 2020. Visitswitzerland. Parte II
 
Esta crónica reporta la participación de Lugares de Nieve en el Winter Influencer Summit 2020, organizado por visitswitzerland con el objetivo de dar a conocer partes de su emblemático territorio de esquí. Nos lo cuenta Júlia Miralles, la enviada especial de Lugares de Nieve en el evento. 
 
Participantes de la extraordinaria experiencia: 
 
 
Sigue nuestra experiencia Winter Influencer Summit 2020. Nuestra misión: descubrir y contar. El Grupo LUGARES ha sido elegido como medio por su gran alcance. Porque llegamos a todos vosotros. 
 
A punto para empezar jornada de esquí en Davos. Suiza. Autora: Malou Peterson
 
Día 1. Llegada a Davos-Klosters
 
La llegada a Davos-Klosters en tren es espectacular. Y más cuando todo está nevado y ves cómo el tren avanza a través del inmenso manto blanco. No se ven ni los raíles. Los va descubriendo el tren a medida que avanza. Pero sí percibimos lo bellos que son los paisajes cercanos a Davos y estamos seguros de que nos esperan unos días fantásticos; aunque -como puede pasar y pasó- una tempestad oscura e intensa nos tapa la vista de la llegada. Bienvenidos al paraíso de la nieve, donde todo puede pasar y pasa. Ahí está, en gran parte, su magia. Ya despejará. La nieve caída ya no nos la quita nadie.
 
Llegando a Davos. Autora: Júlia Miralles
 
Un paréntesis: (La manera más fantástica de ir de Andermatt a Davos es en el fantástico Glacier Express, pero a veces -y este es el caso- los temporales dejan las montañas tan cargadas de nieve que hay que cancelar algunos trayectos de este tren, el más lento y panorámico del mundo, por peligro de avalanchas. Con la nieve no se juega y dejamos el Glacier Express para la próxima ocasión).
 
Glacier Express
 
El grupo está feliz. Sabemos que en Davos nos espera buena nieve. Por tanto: sonrisas nerviosas, planificaciones de posibles bajadas y análisis del terreno a través de las pantallas de los ordenadores y móviles ha sido la tónica en cada uno de los trenes en que nos hemos montado para llegar a destino. 
 
En el tren. Yendo a Davos. Autor: Frederik Kalbermatten 
 
Malou Peterson observando la tormenta. Autora: Júlia Miralles
 
Día 2: Davos una pequeña ciudad en un precioso valle
 
Davos, la ciudad más alta del continente europeo, es muy conocida por el Fórum Económico Mundial que se celebra en la población y el prestigio que supone esto también como reclamo turístico. Le da cierto aire cosmopolita. Vamos al hotel Intercontinental Davos el mismo hotel en el que se alojan los que intervienen en el Fórum Mundial y ¡qué hotel!, ¡qué spa!, ¡qué cena! Y ¡qué TODO! Los productos suizos son geniales. La gastronomía es un complemento ideal a toda visita a este país.
 
Despertase ahí, al día siguiente, cuando la tormenta ha amainado es sorprenderse por las vistas desde del hotel: imperativas. Mirando abajo, todo Davos a nuestros pies; mirando al frente y arriba: todas las montañas para nosotros. Y la guinda más esperada: 40cm literales de nieve nueva que iremos a probar. Antes, un buen desayuno (¡qué desayuno!) y en marcha.
 
Davos desde la ventana. Autora: Júlia Miralles 
 
Davos, una estación con Historia para crear las tuyas
 
El gran dominio esquiable que tiene Davos Klosters es el otro gran reclamo turístico.
Viniendo del Pirineo, habiendo pasado por todas las estaciones de Neiges Catalanes, Andorra, Molina, Masella, Tavascán y estaciones de Gran Pallars, Baqueira-Beret-Bonaigua, Luchon, Gavarnie, además de haber vivido en algunas de ellas como en las de la Cerdaña, haber trabajado en Tavascán y actualmente en Baqueira como instructora de esquí, o de haber recorrido muchas otras estaciones fuera del Pirineo como fotógrafa de competiciones de BoarderCross… Os digo que Davos me ha parecido impresionante. 
 
El lujo del fácil acceso
 
Y también os digo que, aún ahora, estoy gratísimamente sorprendida por la facilidad de uso del transporte público para acceder a las pistas de esquí. Está súper bien comunicado y todo el mundo se desplaza con el material de esquí, arriba y abajo, sin problema. Los más pequeños, los mayores… siempre hay sitio para un esquiador más en el autobús. Esto evita la tensión de búsqueda de aparcamiento a pie de dominio y todo fluye, desde el inicio, de forma muy agradable.
 
Mapa de pistas Davos-Klosters
 
Presentación del dominio Davos-Klosters
 
Con una cota máxima de 1.844 msnm, Davos-Klosters es una de las zonas donde practicar deportes de nieve más grandes de Europa.

Es una estación a la que tampoco le falta glamour. Cuentan que en los años 50 muchas estrellas de Hollywood eran clientes habituales. Algunos de los que hay constancia son: Gene Kelly, Greta Garbo, Lauren Bacall, Paul Newman, Gregory Peck o Yul Brynner. 

Davos-Klosters se distribuye en 6 espacios distintos (a los que se puede acceder con un único forfait) y cada uno de ellos ofrece una gran variedad de actividades y servicios propios y muchas veces únicos. La suma de ellos pone a disposición del deportista 270 kilómetros de nieve garantizada durante toda la temporada y 59 remontes. 
 
 
Las 6 zonas conectadas son:
 
Jacob Horn: desde los 80 esta zona está especializada en la práctica del snowboard y cuenta con una zona freestyle, el Jatz Park, con 18 saltos, algunos de ellos más que interesantes. Cuenta también con pistas idóneas para principiantes.
 
Parsenn Davos: a esta zona se la considera la cuna del esquí en Suiza. En 1.895, ya había esquiadores que bajaban por sus pistas. Cuenta con inmensas bajadas de nieve virgen salpicada por pequeños chalets tradicionales.
 
Pisha: es una de las zonas de freeride más grandes y soleadas de Suiza. Se la considera un lugar adecuado para acudir en familia porque hay muchas instalaciones adaptadas para los más pequeños. En esta zona, muchos pasean con raquetas de nieve, tanto de día como de noche porque bajo la luz de la luna también se puede hacer.
 
Rinerhorn: es zona más sofisticada del dominio. Está a los pies del monte Snowdon encontramos esta estación, la más sofisticada de la zona. Destacan los contrastes: pistas de vértigo, increíbles paisajes del valle combinados con una de sus actividades más relevantes de Rinerhorn: los paseos en trineo.
 
Madrisa: Es la estación perfecta para los más pequeños. Les ofrece un sinfín de actividades divertidas, desde deslizarse con trineos hasta montar cabañas en la nieve.
 
Schatzalp / Strela: aquí encontramos la zona más relajante de Davos-Klosters. Es casi como un macro polideportivo. Tiene una zona con pistas de unos 3km de largo destinada solo a los trineos de madera; pistas cross-country y, entre otros, la pista de patinaje al aire libre más grande de Europa. 
 
Ahora freeride
 
Cremallera Davos Parsennbahn. Autora: Júlia Miralles
 
Los fantásticos 40cm de nieve polvo caídos el día antes, geniales, pero suponen un alto peligro de avalanchas, mucho viento el día anterior… Vaya, que las condiciones no son las mejores, pero siempre hay alternativa. 
 
Me encantó cuando por la mañana nos fuimos a la tienda donde nos reuníamos con los guías y nos presentaron a la que sería nuestra guía, Betina. Una guía, “en femenino”, alucinante. ¿Sabéis que en España solo hay una guía de alta montaña? Pues, inevitable: charla sobre el tema con Betina porque cada vez tenemos más candidatas a las pruebas, pero, con titulación, solo una. Betina, la guía, me contó que en Suiza hay unas treinta mujeres guía de alta montaña. En los Alpes, hay muchos guías de alta montaña. Betina es una mujer ruda, fuerte, una bellísima persona y hablaba sin rodeos de lo que esperaba de Malou Peterson, Marcin Kucinski y de mí. Fue clara y concisa, mujer de pocas palabras. Lo esperaba todo. Reto anunciado. Al salir de la góndola (teleférico), hicimos el check de DVA y ¡en marcha!, ¡el bosque nos espera! 

La nieve, increíble, por encima la rodilla (yo mido 169cm) e iba con mis esquís de 185cm … No me sobraba esquí. 

Davos desde Parsennbahn. Autora: Júlia Miralles
 
La meteo siempre afecta, pero la actitud es lo que cuenta
 
En las cumbres había soplado el viento con mucha fuerza. En los valles contiguos, había alcanzado los 170km/h, así que las cotas altas estaban duritas, duritas. Pero en los bosques se había acumulado mas de un metro. Fuimos al bosque, que era la única opción segura para poder disfrutar sin riesgo alguno y sin preocupaciones. En algunos tramos, ¡la nieve nos superaba la cintura!
¡Que gozada! Así se me quedó la cara, esta es mi cara de felicidad después de haber cogido el primer día de “powder” serio, serio de la temporada. 
 
Júlia Miralles. Autora: Malou Peterson
 
¡Qué barbaridad seguir a Betina! Solo de recordarlo se me pone la misma cara otra vez y me vienen mil imágenes a la cabeza, sobre todo la de sacudir la nieve de la mascara para poder ver algo…
La nieve estaba exigente. Al haber venteado y haber caído nieve muy seca no había formado base y debajo se definían piedras y raíces lo cual no era muy divertido de notar, pero … ¿la cara lo dice todo no? 
 
Davos enamora
 
Davos. Autora: Júlia Miralles]
 
Tengo unas ganas locas de volver a Davos y ver más y más y más de lo que ofrece y poder así esquiar unos cuantos días en ese precioso valle. Son las ganas que me gustaría transmitir a los que lean esta crónica
 
Mientras veíamos cómo habían ido cayendo diferentes aludes por todo el dominio, comentábamos y pensábamos: dentro de dos semanas tengo una unos días libres… ¿y si regreso?
 
En Davos, el patio es alucinante y hay de todo. Con “de todo” me refiero a bosque, rocas, canales, spines… Paraíso freerider y paraíso para cualquier amante de la pista, porque las pistas son preciosas. 

Aunque no las pisamos en ningún momento, sí las vimos tenían una pinta… ¿Sabéis los pasteles de nata? Pues esta pinta tenían las pistas. Recién pisadas, bien marcaditas, voy a volver muy pronto.

Día 3: Un adiós poderoso
 
Amanecer en Davos. Autora: Júlia Miralles 
 
Ha sido así, un adiós poderoso. Tan poderoso que he sentido que era un “Ahora ya te conozco ¡Hasta pronto!”. El día había amanecido luminoso. Cada uno tenía que volver a su país y a mi me tocaba volver al Pirineo, mi pequeño paraíso personal. Pero, ahora sí, pudimos ver cómo desde el tren nos podíamos despedir de Davos, poniéndonos los dientes largos y con ganas de quedarnos.
 
Día radiante y nieve recién caída otra vez. Es lo que le espera a todo aquel que va a Davos. Nos montamos en el tren dirección Zúrich y, de ahí, en mi caso. avión hacia Barcelona. 
 
Sacándo la última foto de vuelta a casa. Autor: Marcin Kucinski 
 
Suiza me ha dejado enamorada, la gente, las montañas, el esquí… la compañía y se que pronto volveré. Os animo a todos. El lado alemán de Suiza me ha cautivado. Cuando vuelva seguro que utilizaré sus maravillosos trenes. ¡Qué gran comunicación! Ese fantástico despliegue de infraestructura aún me tiene alucinada y la nieve suiza… sin palabras.
 
Júlia Miralles 
 


Primera parte. Andermatt: ¿Quieres descubrir un paraíso del freeride escondido en un valle suizo?

Galería de imágenes

5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar