Asia, un mercado de nieve emergente que tendrá mucho que decir en el futuro

11779
Asia, un mercado de nieve emergente que tendrá mucho que decir en el futuro
Vie, 23/12/2016 - 23:34
El empeño de gobiernos e inversores de trasladar el esquí desde los lugares mas tradicionales de occidente al emergente mercado asiático de turismo de nieve, ha inyectado miles de millones que cambiarán el futuro de los deportes de invierno
Ya hace tiempo que lo digo y aún más que lo ando pensando, el futuro del esquí y el snowboard mundial va a cambiar y de qué manera, en los próximos años debido a la cada vez más importante influencia asiática de los mercados de nieve. Raro es el año que no doy clases, sobre todo a estudiantes chinos o de Taiwan, desde hace algunos años.
 
Primero Japón, que ya ha celebrado Juegos Olímpicos de Invierno en dos ocasiones, Sapporo 1972, que tan buena memoria dejó en España gracias al oro conseguido por el gran "Paquito" Fernández-Ochoa, después Nagano en 1998, pronto Pyeongyang 2018 (Corea del Sur), que será la próxima sede y la que lo será cuatro años más tarde, Pekín 2022 (China), que por cierto, y no es un dato menor, se disputó la candidatura final con Almatý, la ciudad más poblada de Kazajistán en Asia Central, dan mucho que pensar sobre cómo evolucionarán los deportes de invierno en la próxima década. ¿Casualidad?
 
Japón atrae ahora a esquiadores de todo el mundo. Foto: Niseko
Japón atrae ahora a esquiadores de todo el mundo. Foto: Niseko
 
Japón, un mercado al alza pero para el mercado externo
 
Lo que es evidente es que en ningún país de Asia hay tradición de nieve. En Japón, con más de 600 estaciones de esquí (muchas de ellas muy pequeñas, la mayoría, pero con algunos resorts muy importantes: como Niseko y en la isla de Hokkaido o Nozawa Onsen, Myoko y Hakuba en los Alpes japoneses de Isla de Honshu).
 
Tras Sapporo, los deportes de invierno en el País del Sol Naciente tuvieron un auge espectacular—se crearon un gran número de estaciones— y muchos de sus ciudadanos se apuntaron a la nieve, pero un tiempo después de Nagano, la tendencia del mercado nacional ha ido a la baja. Por contra, el número de visitantes internacionales, principalmente de China, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda, ha experimentado un notable ascenso. Norteamericanos y europeos se apuntan cada vez más a la experiencia del famoso "japow".
 
Muju (Deogyusan) ski resort, Corea del Sur
Muju (Deogyusan) Ski Resort (Corea del Sur)
 
Corea del Sur, una moderno y atractivo destino de nieve
 
A poco más de un año de celebrar sus primeros Juegos de Invierno, cerca de 20 estaciones de esquí se reparten por toda la geografía del país asiático aunque la mayoría se concentran en la Región de Gangwon-do (donde se encuentra el condado de Pyeongchang), a pocas horas de Seul, la capital. Buenos ejemplos son Alpensia, quizá el más nombrado; Yongpyong Resort, la más grande del país con 28 pistas; Welli Hilli Park, donde se encuentra  el mayor snowpark surcoreano; Pheonix, un parque de atracciones; o Muju (en el Parque Nacional Deogyusan, nombre con el que también se la conoce), en el centro de Corea del Sur.
 
Modernos y lujosos o de alto poder adquisitivo, muchos de estos centros de deportes invernales se convierten en enormes y cuidados campos de golf durante el verano. La marcha de la economía china (y la coreana) han hecho de este país del Extremo Oriente un destino de nieve muy atractivo por sus instalaciones modernas y de gran calidad que, a seguro, después de celebrar los que serán los vigésimo terceros Juegos Olímpicos de Invierno se darán a conocer a nivel global sus estaciones de esquí y van a dejarnos a muchos con verdadero interés de visitarlas. 
 
 
China, inversiones multimillonarias
 
El gigante asiático no repara en gasto cuando se trata de organizar eventos de gran nivel y repercusión internacional, como ya demostrara su capital en las XXIX Olimpiadas de verano celebrada en 2008. Tanto gusto le cogieron que han acabado haciendo doblete, esta vez con los deportes de invierno de protagonistas, que repiten en 2022.
 
Ahora bien, resulta curiosa y repentina la afición que le han cogido a la nieve en China ya que, aunque estaciones las hay, cerca de 80 salteando todo el país —algunas muy cercanas como (Nanshan Ski Resort) salpican los alrededores del norte de Pekin o Beijing (como la llaman ahora), pero de dimensiones casi irrelevantes (la que más apenas supera los 2 o 3 km de pistas) y con el compromiso de unos JJOO de la nieve a la vuelta de la esquina, como quien dice, decidieron cortar por lo sano. Miles de millones por delante y si no hay estación ni nieva mucho por la zona, hacen reformas las que haga falta o pintan las montañas de blanco si hace falta y punto. 
 
Nanshan Ski Resort es una estación muy cercana a Pekín. Foto: Chen Zhao
Nanshan Ski Resort es una estación muy cercana a Pekín. Foto: Chen Zhao
 
En concreto, en Chongli (Un que empezaremos a escuchar en los próximos tiempos), una pequeña ciudad en la que existían desde hace unos años unas pocas áreas de esquí, le toco la lotería después de que las autoridades chinas decidieran presentar la candidatura de Pekín 2022, al mismo tiempo, construían, visto y no visto, el aeropuerto internacional en Zhangjiakou (2013) —una ciudad a unos 200 kilómetros al norte de Beijing— y una autopista que conectaba con las pistas. Apostaron fuerte y, dos años más tarde, el COE anunciaba que habían ganado. Bingo! 
 
A partir de ahí, las principales áreas de esquí alrededor de Chongli, a saber: Thaiwoo Four-Season Resort, Wanlong, Doulomedi y Genting Secret Garden, las que acogerán la mayoría de las pruebas de alpino de los JJOO, han recibido durante la temporada de esquí 2015/16 un 31, 6% más de esquiadores que en la anterior. Si lo miramos en términos de población chinos, estamos hablando nada menos que de 2.185 millones de turistas que en términos económicos, la pasta, vamos, contabiliza 237.77 millones de dólares (1,54 millones de yuanes, la moneda china) que van directos al "saco".
 
Foto: Thaiwoo Four-Season Resort
Foto: Thaiwoo Four-Season Resort
 
En la actualidad, acaban de iniciar, en un plan que va hasta el 2020, la construcción de los edificios que albergarán tan gran evento internacional mientras continúan la modernización de remontes y pistas. Y lo más importante, en Chongli, durante el invierno, hace un frío que pela pero... con el clima monzónico que es el que impera en la región (las precipitaciones se concentran, y de qué manera, durante la estación cálida, es decir, en los meses de verano) copos, lo que se dice copos, aunque algunos, caen bastante de pocos. 
 
La inversión en producción de nieve tiene tantos ceros que supera el límite imaginable, en el que también hay que añadir las pisapistas, los remontes tecnológicamente más avanzados —para estas cosas, no piensan ahorrar ni un yuan— y del diseño más innovador, nuevas pistas, hoteles y todo lo que se os ocurra para una estación de esquí, una vez que los corredores olímpicos hayan ganado sus medallas, las instalaciones que van a quedar allí pueden ser de lo mejorcito del mundo. 
 
Al tiempo
 
 
4.666665
Total: 4.7 (3 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar