Escápate y sal: descubre cómo hacer imperecederos tus momentos en la Val d'Aran

16411
Tus momentos imborrables en la Val d'Aran
Sáb, 26/11/2016 - 10:54
La vida está hecha de momentos. Si la fatiga o la rutina aprietan, escápate, huye unos días a lugares como la Val d'Aran y descubre cómo pueden la naturaleza y sus colores, las tradiciones, el agua y los bosques relajar tus sentidos
Huir de la rutina de la gran ciudad o de esa demasiada tranquilidad que muchas veces se instala en casa y que te hunde en el sofá tiene un remedio infalible: escápate a la Val d'Aran y respira las bocanadas de aire que te ofrece su entorno mientras no paras de capturar desde tu cámara y en tu mente las imágenes que sus arquitectura y paisajes te ofrecen. 
 
Naturaleza y deporte
 
En esta época en la que la nieve realza los contrastes que los tonos rojos, ocre y amarillos de los bosques de hayas araneses, se funden también el románico de sus iglesias medievales con la arquitectura moderna pero tradicional del Valle. Despertar por la mañana en una acogedora cabaña de madera del Verneda Mountain Resort y sentir la magia Aran en plena cara, recarga las pilas al más estresado. En familia, solo con tu pareja o con los amigos, sigue la línea que te proponemos. No necesitarás más; únicamente, si lo deseas, contarlo en las redes sociales y contagiar de vuestro entusiasmo a quienes os rodean. 
 
 
El plan del casi invernal otoño que os sugerimos pasa, por ejemplo, por tomar una copita de cava en el Moët-Winter Lounge tras regresar de un evocador paseo en raquetas por el helado lago de Bassibé después de haber superado los escalones helados del valle de Marimanha. Si no tenéis raquetas, mi recomendación es que las alquiléis en Copos Skicenter. Su presencia en el valle desde hace más de 40 años ha dotado a sus tiendas de una gran experiencia en deportes de invierno y están preparadas para todo cuanto necesitéis para la montaña. 
 
Bausen y el bosque de Carlac con su hayedo milenario inspira desde el principio de los tiempos y aún ahora, miles de cuentos y leyendas. Vuestras cámaras se volverán locas miren a donde miren, ante tanta belleza. Y vosotros también. Pero no os liéis mucho, aún os esperan muchas cosas por hacer; eso sí, aquí el ritmo discurre muy suave. La vorágine la dirigen la naturaleza y los colores; el agua y la tierra; la historia y sus tradiciones. Respirad. Sentidlo. Imaginaros ahora en los relajantes baños de Arties sumergidos en sus piscinas al aire libre a 39 grados de temperatura. Os aconsejo que os dejéis llevar por Exciting Pyrenees & Events; conocen bien el Aran y además son expertos en preparar actividades de montaña de todo tipo. Y no son pocas, os dejo este enlace si queréis echar un vistazo 
 
Unha, Valle de Arán. Crédito foto: FTVA Francesc Tur
Unha, Valle de Arán. Crédito foto: FTVA Francesc Tur 
 
En el Valle no se come, se paladea
 
Degustar de la gastronomía de la Val d'Aran os puede embrujar. Sentarse a la mesa de cualquiera de restaurantes franco-occitanos que salpican la zona o hacer una ruta de "pintxo-pote" por las calles de Vielha o Arties es una muy buena opción. Otra forma de disfrutarla puede ser una cena en Eth Cornèr, el restaurante que en 2005 refundaran el chef Tous y su hijo Javier en el antiguo comedor de la Fonda Serrano, os atraparán para siempre. Desde sus fogones se transmiten a sus platos y de ahí a vuestra boca los secretos de una buena olla aranesa, el civet de venado, una "cazuelita" o cualquiera de sus carnes. No faltarán en su despensa los exquisitos productos de montaña de Unha o Bagergue
 
Cuesta no perder el sentido durante la estancia aranesa, o quizá sea esto precisamente lo que nuestra mente busca y desea. Lo cierto es que si en vuestra vida hay espacio para los buenos momentos, no dejéis de visitar lugares tan especiales como el Aran. Serán imborrables. 
 

Galería de imágenes

4.75
Total: 4.8 (4 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar