Entrevista a Alfredo Garcia: Superviviente del Gasherbrum

2555
Entrevista a Alfredo Garcia: Superviviente del Gasherbrum
Lun, 05/08/2013 - 11:01
Entrevista telefónica del diario mundo Deportivo al alpinista riojano Alfredro García, que se encuentra ya en un hotel de Skardu (Pakistán), donde reconoce que "nunca podré pasar página del todo de esta gran tragedia".
Reproducción de la entrevista aparecida en el Mundo Deportivo.com al alpinista Alfredo García.
 
Logroño, 4 ago (EFE).- El alpinista riojano Alfredo García se encuentra ya en un hotel en Skardu, la primera ciudad pakistaní que él y su expedición encuentran en un regreso a España muy amargo por pérdida de tres compañeros en la cumbre del Gasherbrum I, una tragedia de la que nunca podrá pasar página. Así lo ha reconocido el riojano a EFE, en una entrevista telefónica, en la que ha detallado parte de la "gran tragedia, una de las mayores del alpinismo español" que vivió "desde dentro, como en una película".
 
La expedición estaba compuesta por once montañeros españoles que partieron de España a finales de junio para ascender al Gasherbrum I (8.068 metros), algo que habían previsto para mediados de julio.
 
Seis de los escaladores se vieron afectados por problemas gástricos en el campo base, y los otros cinco iniciaron la ascensión a la cumbre, aunque se separaron en dos grupos en el tramo final.
Por un lado, Alfredo García y David López decidieron regresar cuando les faltaban menos de cien metros (en vertical) para la cima; por otro, Xevi Gómez, Abel Alonso y Álvaro Paredes decidieron continuar y tras llegar a la cumbre se perdió el contacto con ellos.
 
David López regresó horas mas tarde al campo base, el riojano se desorientó y pasó cuatro días solo a más de 7.200 metros de altitud -uno al raso-, mientras que el pasado 26 de julio se dio por fallecidos a los otros tres montañeros.
 
Por eso, los alpinistas que ahora regresan lo hacen con "mucha tristeza", admite el riojano, aunque conscientes de que sus compañeros desaparecieron "haciendo lo que les gustaba" y "conocían los riesgos" que entraña este deporte.
 
  • "Moralmente tanto yo como mis compañeros hemos pasado momentos muy duros, ha sido una gran tragedia, tres muertos son demasiado", ha asegurado García, que durante días no fue consciente de la tragedia, aunque reconoce que sí le preocupaba no haberse cruzado con sus compañeros en el campo 3.
  • Luego "hay cosas que son muy complicadas", desde llamar a las familias de sus compañeros a recoger sus pertenencias en los campos o realizar "innumerables" trámites burocráticos.
  • "No voy a pasar página nunca del todo, porque esto te marca, pero hay que pensar que la vida sigue", asegura el alpinista riojano, que ha reconocido que ya ha hablado de nuevos proyectos deportivos con un compañero, el vasco Pedro García, con el que ascendió el Everest.
  • Precisamente, ambos tuvieron muchos problemas en el descenso de la cima más alta de la tierra, en mayo de 2010 y esa experiencia, reconoce, le ayudó a tomar la decisión de no subir a la cumbre del Gasherbrum I, aunque "fue raro" porque "en principio, yo no me iba a dar la vuelta".
  • "Fue David (López) el que me dijo que estaba cansado y que bajaba y yo, en ese instante, quise continuar, pero me dio una mala sensación y me dije a mí mismo que no debía seguir, porque si lo hacía la iba a liar", afirma.
  • En ese momento, relata, "haces cuentas, porque estábamos dentro del tiempo marcado, pero era un tramo técnico y sin cuerdas, en el que cualquier error podía ser fatal y no quería volver a pasar por allí de noche".
  • Ese tramo, de ochenta metros en vertical "cuesta dos horas, más el tiempo que estás en la cumbre, y otras dos horas para bajar, con mucho cansancio" y por eso pensó que "la montaña va a seguir en el mismo sitio y se puede volver". Y así tomó la decisión de darse la vuelta, algo que en ese momento le pareció "banal", reconoce, pero que le salvó la vida.
  • También pasó dificultades en los días siguientes, pero "más por la soledad, porque tenía las ideas muy claras" y sabía que "había que bajar como fuese y, para eso, tenía que mantenerme en buenas condiciones, comer e hidratarme".
  • Además, él mismo empezó a medicarse para las congelaciones leves que sufre en manos y pies y por las que deberá pasar por un centro médico en Islamabad, primero, y en Zaragoza, después, donde cree que permanecerá ingresado algunos días.

 

Confía en que ese ingreso se produzca a mediados de este mes, ya en España, aunque todavía él y sus compañeros deben realizar diferentes trámites en la capital pakistaní, ha concluido el riojano.EFE.

 
 
Artículo original en: 
Autor: Eduardo Palacios-EFE
 
 
 
 
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar