Conrad Blanch: ingeniero, alpinista y gestor de retos

2453
Conrad Blanch: ingeniero, alpinista y gestor de retos

Conrad Blanch en la inauguración de la plataforma de la pista Avet en Soldeu. Foto Lugares de Nieve

Lun, 13/01/2020 - 19:41
Siempre le ha gustado tener retos. El Everest lo fue. Gestionar grandes proyectos en Grandvalira, también. Ahora empieza un nuevo desafío.

Entrevistábamos a Conrad Blanch justo en su adiós después de inaugurar de forma oficial la plataforma de la pista Avet en Soldeu, en pleno noviembre con algunos copos avisando de que llegaba la nueva temporada, un invierno muy diferente para el gran impulsor de la Copa del Mundo en Andorra.

Barcelona (1951). Líder de la primera expedición catalana que alcanzó la cima del Everest (1985). Acostumbrado desde entonces a perseguir retos que levantan expectación. De mirada inteligente y transparente. Su calma aparente asegura sus pasos y los de quiénes le rodean. Extraordinario conductor de la visión a la realización.


Foto Lugares de Nieve

Subiste al Everest en una época en que constituía un gran reto y conseguiste culminarlo. Ahora Andorra, Grandvalira…
Siempre me ha gustado tener retos y cuando llegué aquí, a Grandvalira, ahora hace 26 años, también me lo planteé así, como un reto. De hecho, lo era.

Y, para seguir con el paralelismo de símbolos, esta vez no se trataba de ascender una montaña, sino de subir por un mundo, el del esquí.

¿Interesante?
Si, ya entonces tuve la sensación de que podía tratarse de un futuro con la posibilidad de grandes realizaciones, como las que se han constatado: Las Finales de la Copa del Mundo de Esquí Alpino 2019 y, ahora, la construcción de una emblemática infraestructura que supondrá crecer en la línea perseguida, la más internacional.

Tras dos años y medio de obras, el 7 de noviembre de 2019, se inauguró la infraestructura más emblemática de Soldeu. Se trata de una plataforma que enlaza la pista Avet con el pueblo de Soldeu. Además, se dio solución al problema del aparcamiento en la zona, con la inauguración de uno subterráneo de gran capacidad.

Con estas instalaciones, Grandvalira Soldeu pasan a tener un gran potencial como dominio esquiable internacional y consolidar, así, esta estación como referente en el que poder celebrar pruebas de esquí alpino de ámbito mundial y primer nivel.

Y, ¿antes? (Porque sin un “antes potente” quizás no hubiera sido posible llegar hasta aquí…)
Yo vengo del mundo de la industria, de la ingeniería química. Es a lo que me dediqué durante años. Después tuve la oportunidad de trabajar en el comité Olímpico Internacional, el COI, en Barcelona para los JJ.OO del 92.  Fueron unos 2 años. Después monté mi propia consultora. Fue la fórmula profesional para seguir haciendo expediciones. Eso era vital para mí. En los últimos años previos a la etapa Grandvalira, fui director adjunto en una empresa cárnica de elaboración, Casa Tarradellas. Cuando me propusieron venir a trabajar aquí, pensé que era la oportunidad para casar dos pasiones: mi pasión por la gestión y la montaña. Podría trabajar en ella y para ella. Vi que era una oportunidad que no podía dejar escapar. Por eso, decidí venir para aquí, a Andorra y trabajar en ENSISA para Grandvalira.

Y pusiste en ello toda tu fuerza. En las Finales de la Copa del Mundo de Esquí, en esta infraestructura… Cómo en todo lo que hace Conrad Blanch, ¿no?
Sí, me implico. Los proyectos hay que empujarlos y para ello hay que vivirlos. Se trata de, primero, tener la visión y, luego, poner los equipos para que esa visión acabe convirtiéndose en una realidad realizable y, claro está, realizarla.

El valor lo tiene la gente que comparte el camino contigo. El grupo que camina hacia esos objetivos. Acompañar, orientar dar seguridad… no dejan de ser estímulos para conseguir un compromiso de equipo aún mayor. En la vida, uno solo no va a ninguna parte.

Constatar los retos conseguidos por Conrad ha sido lo fantástico. Hemos querido y podido vivir sus éxitos de cerca. “Sintiendo”, que es como Conrad Blanch consigue que se vivan. Sus logros transmiten sensibilidad.

Un experto en encordar equipos…
Yo siempre me he basado en la parte humana. El poder identificar la base el recorrido que tiene cada persona. Eso es la base para que cualquier empresa o equipo. A partir de ahí, a medida que se van consiguiendo hitos, se trata de ir subiendo el listón.

Primero subes un 4.000 después un 5 y un 6.000… La vida de la empresa también es bastante así, como una ascensión y hay momentos para todo. De desfallecimiento, nunca; pero momentos de incertidumbre, sí.


Foto Lugares de Nieve

La responsabilidad del gestor, a veces implica soledad…
Sí, no se puede negar que hay momentos en los cuáles, aunque no estés solo, solo a ti te toca tomar la decisión final, pero la soledad también te ayuda a conocerte mejor y eso da seguridad.

Ejemplos de momentos de soledad:
Hombre las noches. Siempre “las noches antes de”. La anterior a las finales, por ejemplo, no sabíamos con total certeza si se podrían celebrar las pruebas. Has hecho todo el esfuerzo. La gente volcada, pero dependes de algo externo, algo que no puedes controlar. Y en una cumbre es igual. La noche antes de que se hiciera el Everest, fue una noche de una gran tensión y angustia.

Hoy inauguramos esta plataforma que une Soldeu y el Avet y esta noche también ha sido una noche bastante movida, con los preparativos, los retoques y con todo el mundo trabajando hasta la madrugada. Es así…

Recordemos las Finales de la Copa del Mundo de Esquí Alpino 2019: Del 1 al 10, ¿en cuánto valoras la complejidad de montar las Finales de una Copa del mundo? 
Entre 8 y 9…. Un 9.

Más allá de tus retos, los que esconde una competición de esquí de esta magnitud: Se pudo admirar un extraordinario nivel de competición, pero sin muestra alguna de talento local. Inevitable pensar dónde está la cantera del país…
Sí, es algo que no puede evitar pensar: “aquí, ¿cuándo tendremos un campeón?” Porque eso, además, cuando sucede, es lo que más motiva a la colectividad, al país… En los deportes siempre ha sido así.

Conrad Blanch en verano 2018 atento a las obras de la plataforma.

El talento deportivo necesita el empuje de fuertes inversiones, sobre todo en formación, para que los esquiadores del país lleguen a la élite de la competición

¿Y?
Yo creo que se ponen algunas bases para detectar y cuidar el talento, pero hay mucha competencia. Los deportistas de élite cada vez tienen más medios y, por tanto, la competencia es muy alta… Pero eso significa que ésta es una llave que hay que ayudar a girar. Se trata vincular deportes y actores locales.

Hace tan solo un año, publicábamos y leíamos: Noticias acerca de inseguridad sobre si Grandvalira iba a seguir existiendo o no. Ahora, cuando hablamos de Grandvalira, el atributo que se le adjunta es “continuidad”. Seguro que, para que hoy sea así, se han volcado muchos esfuerzos. ¿Se valoran lo suficiente?
No se si se valoran suficientemente… Creo que habría que valorar sobre todo el esfuerzo que ha hecho ENSISA. Cuando dos tienen que ponerse de acuerdo, uno suele ceder más que otro. Una vez dicho esto, lo importante es el resultado y aquí está. Un buen resultado.

Todo lo que se está inaugurando hoy, más de allá de una infraestructura, ¿qué es?
(El brazo de Conrad se extiende y muestra todo lo que la vista abarca) Esto es un legado. Esto y todo lo que hemos hecho. (Rotundo). Soldeu va a ser un referente internacional. De hecho, ya lo fue con la Copa del mundo, pero, con esto aún más.


Foto Lugares de Nieve

¿Por qué?
Porque sirve para todo tipo de evento. Esta gran superficie que tenemos aquí une pueblo y estación y abrir un pueblo a su valor más dinámico es muy positivo. Soluciona la capacidad de aparcamiento, en que había un claro déficit… Es un valor para Soldeu y para el país (Andorra).

¿Se acaba una etapa de Conrad en Andorra?
Sí, sí, sí. Con el tema ENSISA -la empresa que le contrató para el cometido cumplido hace ahora 26 años- mi compromiso se ha acabado. Se trataba de organizar la copa del mundo y realizar esta infraestructura.  

Y la valoración es:
Una etapa emocionante y altamente agradecida. Trabajarla y vivirla ha sido auténtico privilegio.



Muchos años separan estas dos fotos: Han llegado Copas del Mundo, Finales, y nuevos remontes y plataforma, pero el Abeto que da nombre a la pista sigue allí.

¿Dónde encontraremos a Conrad a partir de ahora?
En el mundo de la montaña y del esquí seguramente se me encontrará siempre.

¿Profesionalmente? 
Veremos…

¿Futuro motivador?
Eso siempre. (Esboza una sonrisa de “no puedo o no quiero contar más…”) Colaboraciones, siempre. (Sonríe). Y, de momento, en enero, me voy al Aconcagua. Un grupo reducido y mucha ilusión. (De nuevo, sonrisa. Esta vez amplísima).

Fin de etapa, fin de fiesta
Hemos asistido a la presentación de una magnífica infraestructura. Todo perfecto. Mientras participamos del evento, nos visita el elemento más deseado: la nieve. Estamos al aire libre, frente a la estación de Soldeu y empiezan a caer copos, cada vez, más. Realmente, es lo único que faltaba. Los asistentes miran al cielo y sonríen. Conrad Blanch también.

Un placer.
 


Andorra demuestra que las competiciones de esquí pueden ser un éxito de público y mediático. Más info

4.4
Total: 4.4 (5 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar