Entrevista a Sergi Riba del grupo Nivorisk sobre la gestión de avalanchas en Andorra

Entrevista a Sergi Riba del grupo Nivorisk sobre la gestión de avalanchas en Andorra

Sergi Riba Porras

Autor

Mié, 10/03/2021 - 20:06
En un país montañoso como Andorra, la gestión del riesgo de aludes en invierno es fundamental para evitar víctimas y proteger las vías de comunicación, construcciones y poblaciones de las potencialmente letales avalanchas.

Con sede en Ordino (Andorra), Nivorisk proporciona soluciones e innovación en el campo de la nivología aplicada, la gestión del riesgo de aludes y los impactos meteorológicos y climáticos, tanto en el ámbito del sector privado como del civil. 

Nivorisk es la empresa encargada de la gestión de avalanchas con afectación a carreteras y edificaciones de Andorra. Nos cuentan cómo trabajan y su día a día

● Lugares de Nieve: ¿Qué es un alud y como se produce?
Sergi Riba: Un alud es un desprendimiento (movimiento de masa) de nieve ladera abajo. Se produce cuando el manto nivoso se sobrecarga o se debilita internamente; el manto se fractura y se deprende por gravedad a partir de una determinada inclinación (normalmente a partir de 28° y la mayoría entorno a los 35°).

● LdN: Las avalanchas… ¿es una ciencia cierta? ¿Las puedes tener controladas al 100%? (Cuándo van a caer, por dónde van a caer, …)
SR: La previsión de avalanchas, al ser una predicción de lo que sucederá en un futuro cercano, siempre estará sujeta a una cierta incertidumbre. Las condiciones de la nieve van cambiando continuamente según la meteorología; por tanto, si ya es difícil acertar en la predicción meteo para la montaña, pensad que hay que añadir la propia incertidumbre de cómo se comportará la nieve.

Afortunadamente, hay una mayor certeza de saber por dónde van a caer, que cuándo van a caer. Por eso, puede reducirse mucho el riesgo protegiendo las zonas más vulnerables que pueden ser afectadas por aludes mediante protecciones activas y pasivas (barreras de estabilización, diques deflectores, galerías de paso, dientes de frenada etc.
 

● LdN: ¿En qué consiste tu trabajo?
SR: Esencialmente, conseguir que el número de víctimas por avalanchas y las afectaciones en infraestructuras y edificaciones, sea cero. Por lo tanto, son muchas facetas.

Por una parte, la predicción de avalanchas en invierno para la red de carreteras de Andorra: cuándo y dónde van a caer. Para ello, se emiten unas Alertas y una serie de recomendaciones y estudios específicos para la toma de decisión de cerrar / abrir carretas, evacuar / confinar edificaciones etc.

Una parte muy importante de nuestro trabajo y que no solo se realiza en invierno, es auditar y revisar todos los sistemas de protección de los aludes que tenemos en Andorra; desde sistemas explosivos de desencadenamiento preventivo a sistemas activos de protección (barreras). También proyectamos nuevos sistemas de protección y realizamos modelos numéricos de potenciales avalanchas para la planificación urbanística.

Como la parte más social, tenemos un programa de concienciación del riesgo: tanto impartiendo capacitaciones profesionales en el ámbito de la nivología como actividades formativas en seguridad por avalanchas a cualquier usuario de la montaña invernal.
 

● LdN: ¿Cómo es el día a día en tu trabajo?
SR: En invierno estamos en guardia permanente, 24 h, 7 días la semana, desde el 1 de diciembre al 1 de mayo.

Hay una tarea continua de seguimiento y vigilancia de las condiciones del manto nivoso: cómo evoluciona su estructura, su estabilidad, la probabilidad de que se desprenda alguna avalancha. Para ello se efectúan sondeos, perfiles estratigráficos, test de estabilidad, modelos matemáticos basados en la mecánica de fluidos, etc.
 

Cuando se prevé una situación crítica a medio plazo, se emiten preavisos para que COEX pueda planificar las medidas a tomar. Cuando se confirma una probable situación de avalanchas se analiza la probabilidad de caída de cada uno de los corredores sobre las vías de comunicación, se analizan sus posibles afectaciones en términos de la altura de la nieve y la presión de impacto y se emite una Alerta donde se priorizan las actuaciones. A continuación, llevamos a cabo los desencadenamientos controlados de avalanchas para volver a abrir las carreteras con seguridad para la población.

En verano ya no estamos de guardia permanente y tenemos un poco más de calma y tiempo para ir revisando y reparando minuciosamente todos los sistemas de protección de Andorra. También realizamos informes técnicos de afectación de avalanchas para nuevas edificaciones, proyectos en pistas de esquí e infraestructuras viarias.
 

● LdN: ¿Qué medidas de seguridad tomáis cuando salís a la montaña?
SR: Ante cualquier actuación sobre terreno 'avalanchoso' aplicamos los protocolos sobre EPIS y material de auto-rescate (DVA, pala y sonda, aviso de partida y llegada). Además, estamos en vías de aplicar unas check-lists que garantizan que estamos en conocimiento de todos los posibles riesgos asociados (previsión meteo a corto plazo, peligro regional de avalanchas, tipo de terreno, cotas y orientaciones).  En verano siempre llevamos material básico de escalada.

● LdN: ¿Os habéis llevado algún susto alguna vez? ¿Qué pasó?
SR: Este trabajo te hace ser cada vez más reflexivo ante la toma de decisiones y anticiparte a posibles problemas que pueden surgirte sobre terreno. Por ello, afortunadamente no hemos tenido grandes sustos. Como anécdota, en una ocasión, después de finalizar una formación de NIVOLOGIA impartida por el Instituto Federal Suizo, Carles, Sergi y el actual director del centro de estudios de la nieve y la montaña de Andorra ( CEMNA) Marc Pons, salimos a hacer una mini salida en esquí de montaña en una zona de Davos, justo detrás de donde se había impartido el curso; cuando llegamos a la cima nos alcanzó la niebla y nos perdimos, había un 2 en el boletín de avalanchas de ese día, pero bajando esquiando ladera abajo,  en medio de la niebla y medio perdidos… de repente empezó el festival de (puuumfs) sonido indicativo de inestabilidad del manto!!!  fue realmente preocupante.

Hubiese sido un tanto paradójico que saliendo de una formación de nivología con especialistas de todo el mundo, nos hubiese alcanzado una avalancha justo en la ladera de detrás del centro de formación….

● LdN:¿Quién baliza y asegura el perímetro de las estaciones de esquí andorranas después de una gran nevada?
SR: Cada estación de esquí tiene un equipo de pisters especializados que se encargan de activar el “PIDA” (plan de intervención para el desencadenamiento preventivo de avalanchas). Posteriormente y en función del resultado del plan PIDA, proceden a evaluar y abrir los diferentes sectores de la estación en función de la peligrosidad y riesgo especifico de cada zona.

● LdN: ¿La gente es suficientemente responsable?
SR: Este es un tema muy interesante. En nuestra opinión, en base a nuestra experiencia, pensamos que se trata básicamente de un tema de desconocimiento del riesgo, de falta de concienciación, tal vez porque nadie les ha informado seriamente del riesgo que implica vivir en zona montañosa, donde la población está expuesta no sólo a las avalanchas, sino también a otros peligros naturales. Por ello, Nivorisk ha optado por implicarse a fondo en la educación y capacitación profesional en nivología y avalanchas a grupos de riesgo.
 

● LdN: ¿Las ganas de practicar freeride han aumentado los accidentes?
SR: Por supuesto y está demostrado estadísticamente. Antes, las víctimas por avalanchas eran practicante de esquimo y alpinismo, ahora están a la par con esquiadores alpinos y snowboarders fuera de zonas controladas. Ser un gran esquiador no implica disponer de las habilidades para gestionar el riesgo de avalanchas. Los freeriders profesionales antes de emprender cualquier proeza disponen de un equipo de nivólogos que les chequean las laderas, cosa que desconocen la mayoría de freeriders apasionados que acceden más con entusiasmo que con preparación de la línea a conciencia. También es cierto que está aumentando el uso de DVA, pala y sonda entre este colectivo.

LdN: ¿Qué consejos darías a la gente para salir a la montaña con mayor seguridad?
SR; Los resumiría en tres: consultar la meteo, la previsión de aludes y llevar/saber usar el material básico de seguridad DVA, pala y sonda. Se concretan en uno: adaptar tu comportamiento en todo momento a las condiciones de la nieve.

LdN: ¿Andorra es un país de avalanchas?
SR: Mirar el mapa que ponemos a continuación... Una imagen vale más que mil palabras. 
 

● LdN: ¿Puede volver a ocurrir una avalancha como la famosa de Arinsal en 1996?
SR: Muchos especialistas dicen que la avalancha más grande aún está por verse. Pero también podemos afirmar que las consecuencias serán menores ya que cada vez se está más preparado y el territorio más protegido. Un ejemplo son los protocolos de (COEX) y el Ministerio de “Ordenament Territorial de Andorra” en materia de seguridad por avalanchas y los planes específicos de Protección Civil en zonas habitadas frente al riesgo de avalanchas. Andorra tiene unas administraciones muy concienciadas, con políticas y reglamentos muy avanzados en materia de regulación y estudio de las avalanchas, y de todos los riesgos naturales en general.
 

Alud de Arinsal: La tarde del 8 de febrero de 1996, solo una hora y media después de evacuar una parte de la población de Arinsal, un alud de nieve polvo de entre 4 y 5 según la Escala de Medidas de Aludes recorrió 1.200 m de desnivel llegando al fondo del valle y remontando la otra vertiente unos 200 metros más. A su paso destruyó 18 hectáreas de bosque y causó daños muy importantes a ocho edificios y 322 personas perdieron sus propiedades. Se considera una de las avalanchas en zona habitada más grande de Europa.

● LdN: ¿El Pirineo es una zona con más aludes de placa o de nieve polvo? ¿Cuáles son más peligrosos?
SR: Tanto en Pirineos, como en el resto de las cordilleras de la región templada como Alpes o las Rocosas, las avalanchas de placa son las más peligrosas ya que se desencadenan por la sobrecarga que ejercemos sobre la nieve placada cuando pasamos sobre ella esquiando o surfeando. Por ello, la probabilidad de resultar atrapado por este tipo de alud (que nosotros desencadenamos) es mayor que la probabilidad de ser atrapado por una avalancha de nieve reciente, resultante de coincidir en el tiempo y en el espacio la avalancha y yo. Eso sí, el carácter destructivo de una gran avalancha de nieve reciente es de orden catastrófico.
 


 

● LdN: ¿El cambio climático ha aumentado el riesgo de avalanchas?
SR: Desde un punto de vista científico no hay suficiente número de años con datos registrados para hacer una afirmación en un sentido u otro, aunque parece que está aumentado la frecuencia de grandes avalanchas. Lo que sí se percibe es que las problemáticas por avalanchas están cambiando. En diversos estudios en los que hemos participado, como el III Informe de Cambio Climático en Catalunya, se está constatando que los episodios de grandes aludes están tendiendo a ser de nieve húmeda, mientras que 15-30 años atrás eran de nieve seca.

● LdN: ¿Qué consejos darías a los amantes de la práctica del freeride y el esquí de montaña?
SR: Formarse e informarse. Hay que conocer el medio en que nos movemos. Lee algún libro; en castellano recomendamos “Avalanchas: Nociones Imprescindibles”, de Bruce Tremper (Verticualidad 2017). Apúntate a algún curso de seguridad en terreno propicio a las avalanchas (ACNA, CENMA). Y recordar, por mucha experiencia que tengáis, el peligro está en tu mente, en la toma de decisiones en un momento adrenalínico. Y un clásico, la montaña no sabe que eres un experto.

Finalmente hacemos un repaso al equipo que forma la gestión de avalanchas con afectación a carreteras y edificaciones de Andorra:

● David Palmitjavila Duedra : Nacido en 1968 en Canillo (Andorra) - Ingeniero Superior Industrial - Responsable del COEX (Conservación y Explotación de Carreteras del Gobierno de Andorra) - El COEX es el Organismo encargado del seguimiento y protección de los aludes que afectan a la red viaria andorrana. Miembro del Comité Técnico de Viabilidad Invernal y 1er Delegado de Andorra a la Asociación Mundial de Carreteras.

● Sergi Riba Porras: Nacido en Segudet, Ordino (Andorra) el 1986. Ingeniero Civil especialidad en Hidráulica - Hidrología y aludes; Master en Recursos Hídricos y Doctorando en Ingeniería Civil en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos de Barcelona (UPC). Ingeniero con más de 12 años de experiencia en el campo de la ingeniería civil y los riesgos naturales. Socio fundador y director de la empresa especializada en nieve y aludes: NIVORISK. Director de la Asistencia Técnica de Aludes para el Gobierno de Andorra.

●Carles García Sellés: Nacido en Barcelona en 1967. Doctor en Geografía, Master en Climatología Aplicada. Lleva más de 25 años trabajando en predicción de aludes en España (Instituto Cartográfico y Geológico de Catalunya, Servicio Meteorológico de Catalunya), Andorra, Chile y Argentina. Socio fundador de NIVORISK. Miembro fundador de la Asociación para el Conocimiento de la Nieve y los Aludes. Director de más de 80 cursos en seguridad en terreno de aludes y capacitaciones profesionales en nivología y aludes.

●Alex Meffre Masselot: Nacido en Francia el 1979. Artificiero y técnico/ perito especialista en sistemas de desencadenamiento de aludes. Director de la empresa MAMPA.

●Albert Reyes Comorera: Nacido en Andorra el 1966. Pister, artificiero y técnico especialista en sistemas de desencadenamiento de aludes. Actual responsable de “pisters” de Ordino Arcalís y técnico de Nivorisk desde 2017.

 

4.81818
Total: 4.8 (11 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar