Esquiar en Pakistán; Esquís de madera contra Kalashnikov AK-47

Esquiar en Pakistán; Esquís de madera contra Kalashnikov AK-47

Imagen esquí en Asia

Dom, 16/06/2013 - 17:43
Con sólo 15 pares de esquís y algunos pares de bastones, Matee Ullah Khan dirige la única escuela de esquí civil en Pakistán...Tiene una difícil misión, traer el deporte blanco de vuelta al valle de Swat en Pakistán, cuatro años después de que los Talib
Con sólo 15 pares de esquís y unos cuantos bastones, Matee Ullah Khan dirige la única escuela de esquí civil en Pakistán.Tiene una difícil misión, traer el deporte blanco de vuelta al valle de Swat en Pakistán, cuatro años después de que los Talibanes, que se habían apoderado de la zona, fueran expulsados.
 
Los esforzados monitores que enseñan a esquiar en Pakistán utilizan esquís de fabricación casera, fabricados con un par de planchas de madera más o menos lisas,  unos zapatos viejos, de medida ajustada, clavados en su posición, no utilizan fijaciones. Los bastones suelen estar hechos con ramas robustas cortadas de los árboles locales, los gorros de lana, tejidos a mano, son el único guiño a la moda de ropa de esquí.
 
Imagen de la estación de Malam Jabba antes del ataque y ocupación Taliban.
 
Estado del edificio principal de la estación después de su liberación.
 
Así está ahora la base de la estación después de los años de ocupación Taliban. Crédito Dawn.com
 
La escuela de esquí está en Malam Jabba, en el valle de Swat, donde en el año 2007, después de que los combatientes talibanes tomaran el control de la zona, la vida en el tranquilo valle cambió de repente. --Actividades tan simples como escuchar música o bailar fueron prohibidas- y por lo tanto también el esquí.
 
Los guerrilleros talibanes atacaron la escuela de esquí en varias ocasiones, bombardeando el hotel, destrozando equipos y desmantelando el telesilla, un regalo del gobierno austriaco en el año 1980.
 
Los aficionados pakistaníes tienen que subir a pie para practicar su deporte favorito.
 
Demuestran buen estilo.
 
"Yo estaba muy triste, pensé que sería imposible esquiar de nuevo en Malam Jabba. Me encanta esquiar y crecí aquí, amamos nuestra zona, pero ya no era posible vivir en paz y hacer nuestras actividades habituales", recuerda Matee Ullah.
 
"Al principio los milicianos no atacaron a la población civil, pero la situación se fue deteriorando día a día, y empezaron los atentados suicidas donde los civiles también eran el objetivo".
 
Matee Ullah Khan (centro), el hombre que quiere resucitar el esquí en Pakistán. 
 
"Fue muy difícil llevar una vida normal, todo el mundo estaba muy asustado, y la situación afectaba psicológicamente a todos nosotros. Uno no sabía si sobreviviría o no, es muy difícil vivir así."
"Todos estábamos muy asustados, y la situación nos afectaba psicológicamente. Uno no sabía si sobreviviría o no, es muy difícil vivir así"
Swat es famosa por su belleza natural. El valle está ubicado entre el final del Hindukush y la Cordillera de Karakorum, que cuenta con el  K2 como su pico más alto.
 
Pero el esquí nunca ha despegado de verdad en Pakistán. Tradicionalmente, el valle de Swat ha sido un lugar donde la gente rica va a refugiarse en sus montañas, durante el verano, para escapar del calor sofocante de las ciudades, pero también en los duros inviernos los habitantes del lugar suelen emigrar al sur para escapar del intenso frío.
 
Imagen de la llegada de la pista el día del festival de La Paz.
 
Destruyeron los remontes, las infraestructuras de agua, luz y electricidad, pero no las ganas de esquiar! observar los curiosos bastones.
 
El gobierno de Pakistán ayudó a financiar el desarrollo de la estación de esquí en Malam Jabba, en la década de los 80, pero se mantuvo prácticamente inactivo durante la mejor parte de dicha década.
 
Finalmente, Matee Ullah Khan y algunos entusiastas compañeros tomaron cartas en el asunto, mediante la organización de una competición de esquí en 2000, incluyendo slalom, slalom gigante y descenso.
 
Con un puñado de esquiadores y algunos equipos improvisados, se da el caso que los competidores tuvieron que preparar la pendiente pisandola con sus propios esquís. "Hablando francamente, no estábamos bien preparados, pero queríamos comenzar algo nuevo", añade Matee Ullah.
 
Matee Ullah aprendió a esquiar como parte de su entrenamiento de supervivencia para convertirse en un piloto de la Fuerza Aérea de Pakistán y pronto se quedo enganchado a ello.
 
"Me gusta sobre todo la velocidad a la que se llega bajando por una pendiente, es muy emocionante", explica.
 
"Te mantiene con vida -especialmente el esquí de primavera-, cuando la temperatura comienza a subir, y la nieve empieza a derretirse, pero por la noche la temperatura desciende y se forman los cristales de hielo en la capa superior de la nieve".
 
"Cuando empiezas a deslizarse a primera hora de la mañana, rompiendo ese hielo formado la noche anterior, que además produce un sonido muy emocionante, se puede sentir como pasa al empujar los esquís hacia abajo", nos dice finalmente, "que el tener una buena bajada en esta nieve primavera  te conserva joven durante un año".
Entre los años 2007 al 2009, cuando los talibanes tenían el control del valle de  Swat, el esquí no era una opción
Pero Matee Ullah Khan, quien representó a Pakistán en la competición de esquí de los Juegos Asiáticos en China en 1994, ha decidido que es su deber reactivar la escuela de esquí. Su objetivo en parte es un intento de reactivar la economía local, pero también una forma de resistencia a la intimidación de los talibanes.
 
Quiere devolverle la diversión al valle de Swat
 
"Los niños de la zona están muy contentos de que estemos esquiando de nuevo. Es un buen mensaje de que la paz ha sido restaurada o está siendo restaurada en Malam Jabba," comenta...
 
"Nadie puede decir que nuestra zona esté totalmente segura y a salvo de ataques, tenemos que vivir con ello. Pero todos tenemos que hacer lo posible para promover la paz, y todos debemos tratar de contribuir a ello".
 
El entusiasmo de Matee Ullah Khan por el esquí parece ser contagioso, y muchos niños tienen previsto participar en una gala de esquí, organizada esta primavera por el gobierno local y el gobierno central, llamada Esquí de la Paz, todos los niños participarán con sus esquís caseros.
 
 
 
Vídeo sobre la gala de esquí, Esquí de la Paz 2013 en Malan Jabba
 
La escuela necesitaría un poco más de equipo. Matee Ullah Khan admite que sus 15 pares de esquís están muy deteriorados, y el telesilla esta seriamente dañado-cortesía de los talibanes-.
 
Un empresario local ha improvisado un motor reciclado, pero todo esto es muy básico, y a un mundo de distancia de las pistas de moda de Chamonix o Klosters.
 
"Desarrollar el esquí en Swat es el objetivo de mi vida, ahora tenemos una gran oportunidad. Muchos de mis alumnos apuntan cualidades para el deporte blanco, estoy muy orgulloso de ellos.  Mi deseo es conseguir que uno de ellos vaya a los Juegos Olímpicos de invierno para representar a Pakistán y un día, tal vez incluso ganar una medalla".
 
Vídeo orientativo Malan Jabba, festival 2012.
 
 
El esquí en otras zonas de Asia del Sur:
 
 
  • En un mercado pequeño, la India encabeza la lista, con  muchas segundas residencias, remontes y al menos un teleférico, sobre todo en el Himalaya.
  • Nepal carece de infraestructura, pero el esquí de fondo está creciendo en popularidad.
  • Una única estación de esquí en Pakistán en Malam Jabba, que fue destruida por los talibanes en 2008 y aún no se ha reconstruido.
  • El esquí en Afganistán murió después de la invasión soviética en 1979, pero algunos intentos de su resurgimiento se están realizando en la zona de Bamiyan (foto), a pesar del riesgo de ataque talibán.
 
Rebecca Kesby entrevistó Matee Ullah Khan para la BBC World Service el 6 de marzo de 2013 
 
 
Basado en el artículo de la BBC World Service
 
 
 
 
 
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Qué bueno!

Uno de esos reportajes que te disparan la mente a pensar, pero no con balas de Kalashnikov, sino con ideas y sentimientos. Hasta dónde llega la estupidez humana cuando tiene mil y un recursos de la naturaleza para proporcionar felicidad. 
Artículos así sirven para abrir las mentes, y en eso eres un maestro, que buscas en tus escritos un punto de vista nuevo y diferente y lo buscas aunque sea, en rincones perdidos del mundo.
Este que has encontrado es fantástico y muy interesante. Ya estoy esperando el siguiente.

Páginas

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar