Cerro Bayo: ¿Se puede hacer una estación de esquí más bonita?

3585
Cerro Bayo: ¿Se puede hacer una estación de esquí más bonita?
Mié, 04/07/2018 - 20:09
Su lema es estación de esquí "boutique", reflejo de su belleza, servicio al cliente, baja densidad de esquiadores en pistas y por su oferta gastronómica.

Si algún día me pierdo, buscadme en Cerro Bayo. Sí, y no es broma. Os confieso que hasta hace poco más de un año no había oído hablar de esta estación de esquí. Así que en agosto de 2017 tocaba hacer una visita a este rincón paradisíaco de la Patagonia argentina en la que, según National Geographic, se han captado algunas de las mejores imágenes del mundo de la nieve.


Las panorámicas del lago Nauel Huapi desde Cerro Bayo siempre resultan espectaculares (Foto: Ivan Sanz).

No es fácil llegar a Cerro Bayo, porque, aunque pueda parecer un tópico, llegar no se hace ni por casualidad, ni de paso. El caso es que Argentina, y la Patagonia en concreto, son tierras en las que las distancias entre ciudades o puntos de interés son enormes. El hecho de viajar en avión acaba siendo la forma más conveniente para visitar cualquier rincón del país.

Pues bien, para llegar a Cerro Bayo, de la que sólo había visto una fotografía que me atrapó por su belleza y unas pocas referencias en algunas páginas de internet, hay que hacerlo, preferiblemente, desde el aeropuerto de San Carlos de Bariloche, situado a 90 kilómetros. El trayecto se hace en aproximadamente 1 hora y 40 minutos por una carretera de paisajes idílicos a través de la mítica Ruta 40, la carretera más larga y de mejores paisajes que se puede encontrar en Argentina.


Practicando fuera pistas en la zona de Los Lagos (Foto: Ivan Sanz).

La Ruta 40

Creada en el año 1935, la Ruta 40 tiene más de cinco mil kilómetros y atraviesa Argentina de norte a sur siguiendo la cordillera de los Andes. Se trata de una carretera preciosa en el tramo entre Bariloche y Villa La Angostura (pie de pistas de Cerro Bayo). Es una carretera de montaña que bordea el lago Nauel Huapi, con pequeñas playas y calas estrechas, rodeada de bosques de pinos, robles, arrayanes, cumbres escarpadas y nevadas, ríos de alta montaña que desembocan en el lago y, de vez en cuando, caletas que parecen fiordos.

La carretera, en el primer tramo desde el aeropuerto, bordea la orilla opuesta a San Carlos de Bariloche, al otro lado del lago, y desde esta vía de comunicación se puede ver la estación de esquí de Cerro Catedral y su identificativa pista Seis. Son detalles que ningún otro viajero o turista posiblemente le prestaría atención, pero en cambio, para un esquiador declarado, nunca pueden pasar inadvertidos.


Por la Ruta 40, paisajes y panorámicas a parte, también es una caja de sorpresas (Foto: Ivan Sanz).

Villa La Angostura

El pie de pistas de Cerro Bayo es Villa La Angostura, municipio de poco más de 10.000 habitantes, de construcción moderna y con arquitectura de piedra, madera y estilo de montaña, con un eje comercial muy concurrido en temporada de invierno y, sobre todo en verano, cuando comienza la temporada de pesca en los lagos patagónicos.

Fue en 1974 cuando la zona se empezaba a dar a conocer para el esquí y es a partir de 1976 que el proyecto de construcción de unas pistas de esquí toma forma. Finalmente se hizo realidad en 1978 con la instalación de un primer telesquí bajo la falda del Cerro Bayo, la montaña que le da nombre.


Calle comercial en Villa La Angostura. Todo cuidado en estética y con estilo montañés (Foto: Ivan Sanz).

Cerro Bayo: la estación boutique

No fue hasta el año pasado que oí hablar del concepto ski-boutique, y fue en Chile. En aquella ocasión era para referirse a la estación de La Parva. Este año, sin embargo, el mismo concepto descubrí que era el lema que suscribían para Cerro Bayo.

El concepto "boutique" se utiliza para definir estaciones que quieren destacarse por el servicio personalizado al cliente, por la baja densidad de esquiadores en pistas, por la buena oferta gastronómica y porque los remontes, en principio, no deberían presentar colapsos en un fin de semana de temporada alta.


Cerro Bayo en Cumbre, su cota máxima, luciendo la banderola de esquí boutique (Foto: Ivan Sanz).

¿Cómo es Cerro Bayo?

Vamos al grano. ¿Como es esta estación argentina desde la perspectiva de un europeo que habitualmente esquía en el Pirineo? Pues a mi criterio Cerro Bayo es, ante todo, una estación pequeña en tamaño (15 kilómetros de pistas) y preciosa por su entorno. Casi un paraíso, y no es una afirmación de recurso. Cuando se sube a pistas -los últimos kilómetros por carretera no pavimentada- se hace por un desvío que sale de la Ruta 40. Un rótulo informativo anuncia que, según publicó National Geographic, en esta estación se han hecho algunas de las mejores fotografías del mundo del esquí.

La estación combina pistas con bosque en la parte baja y abiertas a las altas. También hay un par de zonas para la práctica del fuerapista impresionantes, de fácil acceso y regreso sin ningún problema en el pie de la estación. Se trata de los sectores el Cañadon y Provinciales. Precisamente es en esta zona donde hay previsto realizar una ampliación con pistas y remontes, incluso con un posible teleférico que uniría esta nueva área de esquí con el pie de pistas, Villa La Angostura.

Las vistas desde la cota alta, -se accede con el telecabina Cumbre- son espectaculares sobre el entorno, en especial sobre los lagos Nahuel Huapi y Correntoso. Con respecto a las pistas hay que destacar que están bien cuidadas, bien trazadas y delimitadas y que son pisadas casi todas a diario.


Practicando snowboard en Cerro Bayo en la pista Lagos (Foto: Ivan Sanz).

Visita del entorno

La estación está situada en la falda del Cerro que da nombre a la estación y desde las pistas se puede ver, allí mismo, el lago Nauel Huapi. El entorno es precioso, y vale la pena escaparse un rato a visitar Puerto manzano y las islitas, todo rodeado de una zona de cumbres y picos nevados cubiertos de bosques altivos y frondosos con especies arbóreas espectaculares, como los arrayanes.

Estas son, sintetizadas, las 10 características que mejor identifican rápidamente como es la estación.

1 - La nieve.

Nieve polvo en los días de nuestra visita (27 y 28 de agosto de 2017), recién precipitada. La media de precipitación varía mucho, pero habitualmente se llega a 1 m en la cota 1.050 y los 2 m acumulados en la cota 1.800. La mejor nieve se encuentra en las pistas Bosque, Tren Fantasma, Los Lagos y sector Provinciales. Sin red de producción de nieve, aunque hay un proyecto para ello aunque sin fecha de implementación.


Subiendo por el telecabina Cumbre. A la derecha, zona fuerapistas de la Canaleta (Foto: Ivan Sanz).

2 - Los remontes.

Hasta 16 remontes mecánicos, de entre los que cabe destacar dos telecabinas. En general remontes antiguos, pero bien conservados.

3 - Las pistas.

Estación de tamaño pequeño. En total suma 15 kilómetros de pistas de todos los niveles, sin bosque y anchas en las cotas altas, estrechas en las cotas bajas. En general predominan los trazados destinados a esquiadores de nivel medio y alto. Imprescindible esquiar las pistas Cornisa-central y Los Lagos, esta última con visión directa al lago Nauel Huapi.


En descenso por la pista Conexión 18 (Foto: Ivan Sanz).

4 - Fuera pista y áreas freestyle.

Dos zonas fuera pista fotogénicas y dentro del perímetro de la estación: Cañadon y Provinciales.

5 - Historia.

Fue en 1974 cuando la zona se empieza a dar a conocer para el esquí pero no se hizo realidad hasta el año 1978 con la instalación de un primer telesquí bajo la falda del Cerro Bayo. Los inicios de la estación fueron muy duros y sin ayudas. Es de las pocas estaciones 100% privadas -en propiedad y gestión- que hay en Argentina. Hay un proyecto para renovar remontes y ampliar la estación, pero sin fecha.


Vista aérea de Cerro Bayo (Foto: Cerro Bayo).

6 - Restauración y alojamiento.

En pistas hay 4 restaurantes y bares, con variedad de oferta en precios y calidad. No se pierdan la visita al Altitud Bar de amigos. Buena acogida, mejores vistas y excelente gastronomía.
En cuanto a alojamiento no hay ninguna posibilidad en la misma estación de esquí y el pie de pistas es Villa La Angostura, con una oferta variada que a pesar de no ser extensa es suficiente. Eso sí, muchas cabañas y alojamientos paradisíacos situados en el entorno del casco urbano y en la orilla del lago Nauel Huapi.

7 - Accesos y aparcamientos.

Carretera ancha, pero sin pavimentar. Desde Villa La Angostura son 11 kilómetros, 89 desde el aeropuerto de San Carlos de Bariloche, con llegadas de vuelos internacionales. Aparcamiento en el pie de pistas también sin pavimentar.


Carretera pavimentada para acceder a Cerro Bayo exceptuando los últimos quilómetros. ¡Ojo con algunos conductores! (Foto: Ivan Sanz).

8 - Servicios generales.

Ofrece escuela de esquí y tienda de alquiler y venta de material y servicio médico. Sala de descanso para los clientes equipada con wi-fi. La estación no dispone de aplicación propia. Disponen de una webcam que se activa en temporada de invierno.

9 - Après-ski.

Sin actividades en la misma estación. Hay que desplazarse a Villa La Angostura donde sí hay oferta de restaurantes y una discoteca (boliche).


En Cerro Bayo y Villa La Angostura gastronomía de calidad (Foto: Ivan Sanz).

10 - Lo peor y lo mejor.

Empezamos por lo que nos gustó menos. No hay red de innivación y los remontes son un poco lentos.

Lo mejor: estación pequeña y acogedora. Panorámicas únicas y fuera pistas que impresionan bajo el telecabina Cumbre. El combinado de Villa La Angostura como pie de pistas y Cerro Bayo para esquiar hacen que sea convierta en un destino de nieve deseado y con identidad.

Más información:

Web de Cerro Bayo: www.cerrobayo.com


Practicando fuerapistas en la zona del Cañadon (Foto: Ivan Sanz).

Practicando fuerapistas en la zona del Cañadon (Foto: Ivan Sanz).

Galería de imágenes

0
Su voto: Ninguno
5
Total: 5 (1 voto)

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar