Todos los secretos de Vall de Núria: mucho más que una estación de esquí

46350
Estación de esquí y montaña de Vall de Núria: mucho más que nieve

Autor

Mar, 19/01/2016 - 09:19
Visitamos Vall de Núria, una estación de esquí con gran encanto, no destaca por sus remontes o pistas, pero si por su belleza, y el atractivo especial de su tren cremallera, que bien vale una visita. Un lugar singular para visitar durante todo el año.
Vall de Núria está situada a unos 2.000 metros de altura en el Pirineo de Girona dentro del término municipal de Queralbs en la comarca del Ripollés. Con Vallter 2.000, es la más oriental de las estaciones de esquí pirenaicas.
 
Vall de Núria es una Estación de Esquí y Montaña pequeña y familiar que además es un lugar de peregrinación religiosa, como puede serlo Montserrat, dedicado a la Virgen.
 
Otra de sus singularidades es que tan solo se puede acceder a ella a través de un Funicular-Cremallera del Grupo FGC (Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya) que se puede tomar desde Ribes de Freser o desde Queralbs. El recorrido es de 12 kilómetros y salva un desnivel de 1.000 metros. Uno más de sus atractivos es poder pernoctar en el Santuario-Estación de Esquí.
 
   
Rodeada por picos de 3.000 m como el Pic de Bastiments, Núria se está a unos 2.000 m de altura  
 
Historia
 
Antes de construirse la estación de esquí ya existía el Santuario dedicado a la Virgen de Núria. Junto con La Molina, fueron las pioneras del esquí en Catalunya. A finales del siglo XIX, se inició un movimiento cultural que promovía el excursionismo y los deportes de montaña. 
 
A una altitud de unos 2.000 m de altura, era lugar de peregrinaje y punto de partida de muchas excursiones. A principios del XX, había que subir desde Queralbs a pie; no existía ni transporte ni carretera alguna. En aquellos años se realizan travesías de Ulldeter (Vallter) a Núria y de Núria a La Molina. 
 
Guía central dentada que permite afrontar los diferentes desniveles del trazado.
 
La apertura del Santuario durante el invierno se produjo en 1916 lo que animó a los aficionados a hacer deporte durante esta época del año. Tener que subir a pie desde Queralbs no impidió a estos aventureros que subieran a esquiar. Algo que quedó solucionado con la llegada en 1931 del Tren de Cremallera y algo más tarde los remontes, en 1947.
 
El Santuario
 
Núria antes que centro de deportes de invierno fue y es un Santuario dedicado a la Virgen. Según cuenta la leyenda, San Gil llegó al valle alrededor del año 700 donde residió durante cuatro años. El santo talló entonces una imagen de la Virgen que escondió en una cueva al verse obligado a huir cuando los árabes invadieron la Península Ibérica.
 
Junto a la talla dejó la olla que utilizaba para hacer la comida, la Cruz que presidía sus rezos y la campana con la que llamaba a los pastores para que vinieran a comer. 
 
Uno de los lugares más emblemáticos y carismáticos del Pirineo catalán, tanto en invierno como en verano
 
Siglos más tarde, en 1072, Amadeo, un peregrino procedente de Dalmacia llegó al valle buscando la imagen de la Virgen tras una revelación divina. Construyó en el lugar una pequeña capilla a la que trasladó los Objetos Sagrados enterrados cuando los encontró en 1079.
 
La Imagen de la Virgen de Núria que se venera data en realidad de los siglos XII o XIII. De rasgos primitivos, se trata de una talla en madera policromada de estilo románico perfectamente conservada. Sentado sobre la rodilla izquierda de la Vírgen, el Niño tiene las manos levantadas en señal de bendición. Ambos visten manto y túnica. Antes de la restauración, la imagen tenía un color negruzco provocado por el paso del tiempo, la humedad y el humo de las velas. Este color le valió el apelativo de Moreneta del Pirineu. (Fuente Wikipedia).
 
 
       
Imágenes del santuario y de San Bernardo de Aosta (patrón de los esquiadores)
 
Son muchos los peregrinos que han visitado este lugar de Culto a María. Según cuenta la tradición, si una pareja quiere tener hijos debe ir a Nuria. Muchas que no lo consiguen acuden a Núria. Allí, deben realizar una plegaria ante la Cruz poniendo la cabeza en la Olla y tocando al mismo tiempo la Campana. Muchos han obtenido el don de la fertilidad y a menudo para dar gracias a la Virgen María por el hijo que han tenido después de haber realizado este ritual, les ponen el nombre de Nuria.
 
La estación
 
Como ya hemos dicho se encuentra en el Pirineo Oriental muy cerca de Barcelona y Girona, aproximadamente a una hora y media de coche por la C-17 de la primera y un poco menos de la segunda por la C-66. Eso sí, hasta Queralbs, después hemos de tomar el cremallera.
 
La base de la estación se encuentra a 1.964 metros en un valle rodeado de picos de 3.000 metros de altura; la cota máxima está a 2.252 m. Cuenta con 7,6 Km de pistas y con sistema de innivación artificial.
 
 
Familiar por excelencia e ideal para principiantes ya que cuenta con un entorno controlado. Como dispone de alojamiento, tenemos la posibilidad de pernoctar en la estación.
 
Los precios de los forfaits son muy asequibles; 24 euros para adultos con la compra on-line. En el precio esta incluido el importe del billete del Cremallera para acceder a la base de la estación donde se sitúan el Hotel Vall de Núria con 75 habitaciones y el Albergue Pic de l´Àliga.
 
 
La estación cuenta con 1 Telecabina,  1 Telesilla, 2 Telesquís y 1 Cinta debutantes. Dispone 11 pistas: 2 negras, 3 rojas, 3 azules y 3 verdes
 
 
 
Mi Escapada
 
A pesar de que me habían hablado de ella, nunca antes había estado en Núria. Esta primera vez, mi viaje fue de sube y baja pero lo ideal enseguida me di cuenta que merece la pena quedarte a dormir allí. Un posible inconveniente es que el hotel no dispone de muchas habitaciones. Una alternativa que no está nada mal es quedarse a hacer noche en Queralbs o Ribes de Freser.
 
Llegué a Queralbs sobre las 8:30 h y en la propia estación del cremallera adquirí el forfait que incluye el billete de este tren de montaña. Lo tomé y en 20 minutos ya estaba en Nuria. Es interesante llevar unas zapatilla que puedes guardar en la mochila o dejar en las consignas.
 
Los horarios del Cremallera son amplios.Van desde las 7:50 hasta las 21:15 prácticamente en ambos sentidos
 
El viaje del cremallera es ya una atracción por sí mismo y es todo un espectáculo por los paisajes que encontramos durante el trayecto. Al llegar a Núria la imagen desde el tren con el lago, el Santuario y las montañas es impresionante. Tengo que destacar lo limpio y bien organizado que esta todo
 
 
Una vez llegados, nos dirigimos a desayunar. Junto al bar hay una zona de pic-nic muy bien equipada para acoger a los visitantes. Allí mismo están las consignas semejantes a unos vestuarios que te permiten desde calzarte las botas o incluso ponerte la ropa de esquí. También hay una tienda, alquiler y por supuesto, una escuela de esquí y snowboard. La zona cuenta con servicios públicos. Todo muy bien dispuesto, la verdad.
 
El día era soleado así que en ese momento ya sólo pensábamos en disfrutar de la nieve. Directamente nos dirigimos al Telesilla de La Pala que da acceso a la parte más alta de la estación y el Telecabina Coma del Clot que nos deja en el Albergue Pic de l´Àliga. Con estos dos remontes te mueves por toda la estación. Un detalle, el telesilla es un poco más rápido que la góndola.
 
 
Ya en lo alto de la estación, bajamos por Les Creus, la pista más larga de Vall de Núria de 1752m y un desnivel de casi 300 m. Una azulita ideal para calentar y muy recomendable para los que se están empezando a manejar en unos esquís. La otra opción es bajar por Mulleres, una roja que salva el mismo desnivel pero con un recorrido de poco más de un kilómetro. Eso sí, no es tan fácil como la otra. La parte inicial de esta pista tiene un muro que se las trae.
 
Más radical tenemos la Pala Bestia, un negra que empieza y acaba junto a sus anteriores "hermanas" pero que cuya parte superior nos regala una inclinación más que generosa. La bajada prácticamente directa y paralela al telesilla. Dependiendo de la calidad de la nieve puede tener mucha dificultad. Si no sois expertos, tomad cualquiera de las otras dos vías según sea vuestro nivel.
 
Otras pistas intermedias se entrecruzan con las anteriores. La otra negra es la Pala Boja. Soleia, con un recorrido de 650 metros que transcurre en buena parte dentro de bosque y Del Bac, un poco más suavey menos directa que la anterio, son dos rojas que se dejan esquiar muy a gusto. 
 
 
El Coma del Clot, uno de los remontes más antiguos de Nuria, accede al Albergue Pic de l´Àliga con unas vistas impresionantes. Allí hay un mirador en el que merece la pena detenerse unos instantes, admirar el paisaje, echar unas fotillos y tomarse un café. Desde este punto muy querido por los amantes de la montaña se abren paso otras azules
 
Desde el telecabina, y tomando la pista Les Creus, se accede a la zona del snowpark. Por último, indicaros que la zona de debutantes se encuentra un poco apartada de todas estas pistas; una ventaja que se agradece pues se evitan los posibles atropellos entre unos u otros esquiadores. Los dos telesquís y la cinta de debutantes que dan acceso a las pistas verdes no comparten trazado y son independientes del resto.
 
 
Cabana Pastors y Finestrelles son dos telesquís que dan acceso a dos pistas verdes con un recorrido parecido de 400 metros aproximadamente, Eina y Finestrelles, Por último tenemos la cinta de debutantes con una pequeña pista Roc Malè de apenas 100 metros y 5 metros de desnivel para los más pequeños.
 
Esta temporada 2014-2015 (fecha de la visita), no ha sido muy generosa en cuanto a nevadas en Vall de Núria pero gracias a la nieve artificial y al trabajo de los maquinistas han podido abrir la mayoría de pistas. En mi visita, la mayoría destaban abiertas, aunque la nieve era primavera y hasta que no subió el sol lo suficiente para transformarla, no pudimos disfrutarla, aunque la espera valió la pena. Además no tuvimos que hacer ningún tipo de cola ni aglomeración.
 
 
Una vez decidimos acabar con la esquiada, volvimos a las consignas a calzarnos las zapatillas, dejamos nuestros esquís aparcados (no hay amigos de los ajeno) y visitamos el Santuario de Núria, el Lago y la Ermita de San Gil además de reponer fuerzas en el restaurante del Hotel, con unas vistas preciosas a las pistas.
 
Mi ficha de la estación
 
Antes que nada permitirme deciros que “me encantó”.Así de simple. Incluso sin nieve merece la pena subir, y si además puedes disfrutar de tu deporte favorito, la visita es obligada.
 
La estación tiene su acceso a través de un cremallera, el precio del fortfait incluye tanto el cremallera como el acceso a los remontes de la estación. En la base de la estación encontramos el Santuario de la Mare de Deu de Núria.
La base se encuentra a casi 2.000 metros y la parte más alta a 2.300 metros
Precios: El fortfait adulto sale por 27 euros, el infantil por 20,25 euros. El precio del alquiler del equipo completo queda en 21,80 euros. Actualmente la estación esta llevando a cabo una fuerte campaña de marketing con ofertas especiales; por 15 euros esquiando los lunes; 73,70 euros escapada de esquí con hotel; un talonario de 5 días de esquí por 120 euros, con ahorro de 15 euros precio normal. Vistas las ofertas de este año recomiendo mirar bien la web y encontrar la oferta que se adapte a nuestras necesidades. 
 
Dispone de 7,5 km de pistas, con 11 pistas, y 5 remontes
Qué hacer
 
Aparte del esquí en la estación, se ofrecen cursos de:
 
  • Esquí de montaña, clases nivel iniciación, avanzado (Puigmal, Nou Creus, finestreslles) y alta montaña (Pic de l´Infern, Camí dels enginyers, Olla de Nuria)
  • Circuitos de Raquetas de Nieve. Tiro con arco y buceo bajo el hielo en el lago situado en la base de la estación.
  • Actividades en el Jardín de Nieve, “Parc Lúdic”, los dos 2 tubbys para adultos y niños de, trineos, juegos de equilibrio, tirolinas etc.
 
Mi opinión
 
 Es una estación ideal tanto para fin de semana o un par de días como para un sube-baja en la misma jornada desde Barcelona o Girona. Tiene unos accesos rápidos y gratuitos (autovía). Al no ser de las más “famosas”, nos podemos encontrar días con el lujo para esquiar sin aglomeraciones.
 
Tiene un gran encanto. Gracias a tener que acceder con el cremallera, puedes disfrutar de las extraordinarias vistas al Santuario y sus alrededores. Realmente me impresiono el paisaje que pudimos admirar durante la subida en el tren o los remontes. 
 
 
Una estación ideal para familias
 
Te puedes alojar en la misma estación. Desayunar y ponerte a esquiar aprovechando al máximo las horas de sueño (para los perezosos). Casi te puedes tirar desde la habitación!.
 
Al tener un acceso cerrado no hay peligro de perder a los niños. Una gran ventaja sin duda que todos los que han tenido hijos reconocerán. Los dos arrastres de la pista de debutantes, así como sus pistas, se encuentran apartadas del resto de la estación, con lo cual se rebaja el peligro de encontrarse con algún que otro kamikaze que pueda arrollarte. Incluso en las pistas, no hay posibilidad de perderse puesto que todas aban en el mismo sitio. Además la estación y la restauración es especialmente acorde con éste tipo de turismo familiar de montaña.
 
 Si hubiera conocido la estación cuando mis "críos" eran pequeños...
 
Ahora que la he conocido, me arrepiento de no haber venido. Muchas veces, por ignorancia, se descartan ciertos destinos. En ocasiones buscamos lugares con “más nombre” y no nos damos cuenta de lo que nos perdemos. Los árboles no nos dejan ver el bosque como se dice.
 
 
Ha sido una grata sorpresa, os recomiendo a todos los lugareños y en especial a los que tenéis peques que no dejéis de visitarla. Ahora ya sé dónde voy a traer seguro a mis nietos cuando los tenga
 
Más información de la estación en www.valldenuria.com 
 
 
 
 
5
Total: 5 (4 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar