Entrevista a Ander Mirambell "el rey español del Skeleton"

5996
A fondo con Ander Mirambell "el rey español del Skeleton"

Autor

Mié, 29/10/2014 - 20:21
Ander ha pasado un día con Lugares de Nieve y nos ha explicado cosas del mundo del skeleton, un mundo desconocido para muchas personas. Te contamos su evolución y vivencias para conseguir hacer realidad este sueño
Ander Mirambell es un deportista español que compite en la modalidad de Skeleton. Nacido en Barcelona el 17 de febrero de 1983 es el único español que ha participado en unos Juegos Olímpicos (Vancouver 2010 y Sochi 2014) en esta modalidad. En su palmarés constan el 24 puesto en Vancouver 2010 y el 26 en Sochi. Además, acabó en segundo lugar en la Copa América de Lake Placid 2012. 
 
 
-Lugares de Nieve: Buenos días Ander, muchas gracias por concedernos esta entrevista. En primer lugar, ¿podrías explicarnos en qué consiste tu deporte? 
-Ander Mirambell: el Skeleton es un deporte olímpico que consiste en bajar en trineo por un tubo de hielo de cabeza y con la barriga encima del trineo. Es un deporte de velocidad sobre hielo y olímpico desde el 2002 pero también hubo una fase a principios de siglo donde también fue olímpico.

Este deporte se divide en dos fases: la primera es la de empuje que equivale a un 30% de la bajada y la segunda fase (70%) es la de subirse al trineo, pilotar y ser el más rápido en llegar a meta. 

El trineo es como un coche de fórmula 1 pero con cuchillas en vez de neumáticos
 
-L.N: ¿Qué diferencias hay entre el Luge, el Skeleton y el Bobsleigh? 
-A.M: Hay bastantes diferencias. A nivel económico el Bobsleigh es mucho más caro y es una estructura más grande porque van dos o cuatro tripulantes, dependiendo de la modalidad. El trineo pesa como mínimo 300. El pilotaje en el caso del Bobsleigh vas sentado y utilizas mucho los ojos y el punto en el que realmente sientes cómo va el trineo es la cadera.
En el caso del Luge, la forma de pilotar es diferente porque vas mirando al techo y la salida no es tan importante. Sin embargo, es un deporte más peligroso que el Skeleton porqué el centro de gravedad está situado más alto.  
 
-L.N: ¿Cuál es tu carrera en este deporte? Cuéntanos la historia de Calella hasta el norte de Europa en coche.
-A.M: La historia es la aventura de luchar por un sueño, la ilusión de ir a unos Juegos Olímpicos. Sabía que era muy difícil pero tenía un reto y quería intentarlo. Mi historia empieza en noviembre de 2005 cuando fuimos a la escuela de pilotos mi amigo de Alberto Castillo y yo a probar el Skeleton. Superamos las pruebas físicas y aunque éramos novatos nos empujaron pista abajo y hasta hoy.
Entre medias, tuve que invertir todo mi dinero para poder seguir compitiendo, así que para ahorrar, crucé Europa en coche desde Calella hasta llegar a  Altenberg-St. Moritz-Innsbruck. Desde entonces, he pasado por un sinfín de aventuras que recojo en el libro que he escrito: “Rompiendo el hielo”.
 
 
-L.N: ¿Cómo decides tirarte sobre el hielo a toda velocidad en un trineo?
-A.M: En mi caso fue ver la película de bobsleigh “Cool Runnings” (Elegidos para el triunfo) y decirme: yo algún día quiero probarlo. Sin apoyo por parte de la Federación Catalana de Deportes de Invierno,  Alberto y yo vimos que no teníamos presupuesto ni para alquilar un bobsleigh. Entonces decidimos irnos a la aventura y probar el deporte en Innsbruck. 
Lo pruebas, te enamoras y empiezas
 
-L.N: ¿No hay que tener un punto de loco para dedicarse a ello?
-A.M: más que loco, aventurero. Hay una delgada línea entre la locura y la sensatez. Cuando estás en esa línea, haces tus mejores tiempos, si la rebasas, acabas en el hospital. Has de buscar ese punto de equilibrio sabiendo que no eres Superman.
 
 
-L.N: ¿Se pasa miedo? ¿Qué sientes en la bajada?
-A.M: Miedo yo sólo lo he pasado un par de veces: en la primera bajada cuando subí al trineo en la que no sabía nada ni tenía ningún control y la segunda fue cuando tuve un accidente muy grave y tuve que mentir al médico para poder competir al día siguiente. El miedo lo superas subiendo y bajando, aprendiendo de los errores y con mucho respeto a lo que estás haciendo. 
"Conclusión: miedo no, pero si respeto"
 
-L.N: ¿Qué velocidad se puede llegar a alcanzar sobre el trineo?
-A.M: Mi marca personal es, si no recuerdo mal, 140.37-140.70 km/h en Whistler durante los Juegos Olímpicos. El récord está sobre los 145 km/h con unas condiciones espectaculares en Whistler. Esta velocidad, con las nuevas técnicas y materiales de los trineos, se podría superar, pero el riesgo sería muy elevado.
 
 
-L.N: ¿Lleváis algún tipo de seguridad para bajar a tan altas velocidades?
-A.M:  A nivel de seguridad llevamos casco, y si te coges bien al trineo, no tiene porqué pasar nada. En caso de un accidente lo primero que tienes que hacer es dejar que el trineo vaya por delante de ti, nunca por detrás porque el trineo (que pesa 30-33 kilos) te puede golpear y hacerte mucho daño. 
Para iniciarse en el Skeleton, lo que se hace es empezar desde abajo del circuito, luego desde la mitad para acabar arriba. Es una evolución progresiva centrada en los movimientos básicos. El traje es muy sencillo. Que sólo te permita correr. Buscamos que sea elástico y aerodinámico pero no es nada especial.
 
 
-L.N: ¿Has sufrido alguna lesión importante?
-A.M: Si. Cuando empecé me enganché el dedo y casi lo pierdo; al cabo de dos o tres años fue la clavícula izquierda la que se me rompió. 
 
 
 
-L.N: ¿Dónde entrenas durante el año?, ¿en España?
-A.M: Cuando estoy aquí en el CAR de Sant Cugat. Allí tengo un trineo de ruedas para trabajar la técnica de salida. El trabajo de atletismo y velocidad lo hago en la pista que hay allí y luego en el gimnasio donde entreno con máquinas y en Manresa (donde vivo) hago trabajo más complementario. Realmente no puedes trabajar el pilotaje. Lo que hago durante la época de verano y de pretemporada es preparación física.
 
 
 -L.N: Has estado en los Juegos Olímpicos de Vancouver 2010 y Sochi 2014 siendo el primer español compitiendo en esta disciplina, cuéntanos tus experiencias compitiendo en el más alto nivel.
-A.M: Al más alto nivel, lo que más sorprende es la profesionalidad que hay en el deporte. Cuando compites entre los mejores, te das cuenta de que hay cosas que mucho más importantes que un resultado: que la familia comparta contigo este sueño, los amigos que conoces durante el proceso de aprendizaje y que conservas mientras estás en la Copa del Mundo. Creo que hay cosas muy bonitas que realmente la vida te da. 
las medallas se llenan de polvo y se guardan en un cajón, pero las experiencias vividas te quedan
 
-L.N: ¿Hasta qué edad se puede seguir compitiendo en la élite del skeleton?
-A.M: La edad la marca la motivación, la ilusión y sobre todo las lesiones. El ejemplo es el británico Kristan Bromley que quedó octavo en los Juegos Olímpicos con 42 años o al campeón del mundo en Lake Placid de 41 años. Diría que la media es de 33-34-35 años. 
 
 
-L.N: ¿Se puede vivir del Skeleton?
-A.M: En mi caso no. Trabajo en un en un proyecto de la Liga de Fútbol Profesional que tengo que compaginar con los entrenamientos. En otros países como Gran Bretaña o Estados Unidos los que compiten en que la Copa del Mundo se dedican sólo a esto.

Por otro lado, eso también te da oportunidad de desarrollar otras actividades que al dejar la competición te servirán para el futuro a nivel profesional, el cambio no será tan brusco y estarás preparado para volver a la vida real.

La situación de nuestro país es la que es y hay que buscar soluciones
-L.N: ¿Qué rentabilidad se le puede sacar a unas instalaciones de Bobsleigh, Luge y Skeleton? ¿Cómo se convence a un país para que cree un proyecto de Juegos Olímpicos de Invierno y que monte esa parte sin ir a  buscarla fuera?
-A.M: Entiendo la preocupación porque es una inversión muy cara pero por otro lado, quiero que la gente vaya a Noruega y vea el producto que tienen allí. En la pista Lillehammer casi no hay competiciones. Es una pista abierta sólo para el turismo al igual que hacen en Lake Placid o en St. Moritz donde las pistas se abren al público que son los que las hacen rentables y sólo puntualmente para la competición. 
 
 
 
 
-L.N: Jugabas a fútbol en el RCD Español, ¿qué hizo que dejaras el fútbol profesional para dedicarte al skeleton?
-A.M: En el Español estuve solo un mes y medio; me fui a otro club y acabé cansándome y quemado por diversas circunstancia. Descubrí entonces la velocidad y entré en la competición, gané y vi que mi rival era yo mismo. Me sigue gustando el fútbol y lo sigo, pero veo cosa a nivel de valores en los campos amateurs que no me gustan. 
 
 
 -L.N: Y para terminar, ¿puedes lanzar algún mensaje para nuestros seguidores, los Lugareñ@s de Lugares de Nieve?
-A.M: A los lugareñ@s les mando un abrazo enorme, darles las gracias por apoyarme y que sobre todo, no dejen de disfrutar de la nieve. Hemos de seguir luchando para que los deportes de invierno estén a la altura que se merecen.
 
 
Para seguir a Ander podéis entrar en su blog:  http://www.andermirambell.com
Para comprar su libro aquí os dejamos un enlace: Casa del libro.com
 
 
Unas breves notas sobre el Skeleton
 
El skeleton (trineo simple o sencillo) es un deporte olímpico de invierno. Nació como deporte a finales del siglo XIX en St. Moritz, Suiza cuando un inglés llamado Child introdujo un nuevo trineo de metal cuya forma recordaba a un esqueleto humano, de ahí su nombre. De forma oficial se empezó a practicar en el Club Alpino de Königssee, en Alemania, donde está la pista de skeleton más antigua que existe.
 
En Skeleton es muy importante la salida, que tiene que ser explosiva para ganar velocidad lo antes posible, de ahí que se utilice un calzado especial con la máxima adherencia. Una vez alcanzada velocidad en los primeros 50 metros el piloto-resbalador se coloca boca abajo en el trineo, procurando que su postura sea lo más aerodinámica y plana posible. El casco que se utiliza tiene una protección especial en la barbilla, ya que la cara del resbalador pasa muy cerca del suelo.
 
Otra característica importante es que no existe un volante o timón para afrontar las curvas, sino que es el propio resbalador el que carga su peso hacia un lado u otro según la dirección que deba tomar el trineo.
(Fuente: Wikipedia)
 
 
 
Participa en el sorteo de un libro ROMPIENDO EL HIELO de Ander Mirambell contestando esta pregunta en los comentarios de esta entrevista.
 
La pregunta es: ¿Que película inspiró a Ander para probar el Skeleton?
 
  • Podrás participar si estas registrado en Lugares de Nieve y respondes la respuestas correcta en los comentarios de este artículo, justo aquí debajo.
  • Ámbito España y Andorra
  • Periodo desde hoy hasta el próximo jueves a las 10 noche.
  • Solo para envíos a España y Andorra
  • Se comunicará por redes y en Nuestra web así como por mensaje personal
 
5
Total: 5 (3 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Páginas

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar