A fondo con Jon Santacana: El héroe de Sochi

3301
A fondo con Jon Santacana: El héroe de Sochi

A fondo con Jon Santacana: El héroe de Sochi

Mar, 13/05/2014 - 10:17
Cuando a seis meses de Sochi el esquiador paralímpico Jon Santacana pasaba por el quirófano para ser operado del tendón de Áquiles, sus esperanzas de participar en los Juegos Paralímpicos de Sochi eran pocas ...
Jon Santacana es un tipo sencillo y deportista, que se ha convertido a raíz de sus éxitos en los Juegos Paralímpicos de Sochi en una estrella mediática. Pero ya era un crack del esquí de competición, nada menos que cuatro Juegos a sus espaldas le avalan. Hemos charlado con él y nos ha subrayado ante todo, la importancia de su guía Miguel Galindo en las victorias olímpicas.
Pudimos conversar con él justo después de una jornada de paracaidismo en la comarca catalana de la Cerdanya. Fue una charla distendida e interesante con alguien a quien no se le han subido los humos y que solo pide que no se olvide el esquí paralímpico hasta los siguiente juegos.
 
 
-Lugares de Nieve: ¿Has recibido muchas llamadas después de las medallas en Sochi?
-Jon Santacana: Si, muchas, ha habido bastante seguimiento mediático en los juegos; familiares, amigos y medios de comunicación.
 
-L.N: ¿Cuan estrecha es tu relación con tu guía Miguel Galindo?
-J.S: Pues es una relación de hace 12 años, es mucho tiempo trabajando juntos, nos han pasado muchas cosas, tanto buenas como malas. Desde el principio hemos tenido una buena relación de amistad que nos ha permitido trabajar en un deporte tan sacrificado como el esquí, algo complejo para que dos personas compaginen su vida privada con lo profesional.
 
 
-L.N: ¿Qué tanto por ciento de la victoria corresponde a Miguel?
-J.S: Muy alto, prácticamente al 50%. Siempre decimos que convertimos el esquí alpino, un deporte individual, en un deporte de equipo. Tanto si falla uno como el otro, tiene la misma repercusión al final, los méritos y los premios son para ambos. El reglamento y el antidoping también afectan a los dos por igual.
Solo apuntar, que de momento falta el reconocimiento de deportistas de alto nivel para los guías, un tema para que estamos luchando para que cambie.
 
-L.N: Visto desde fuera, ¿parece increíble poderse lanzar por una pista de descenso sin ver?
-J.S: Desde luego no es una cosa fácil, en mi caso soy un corredor con una discapacidad visual, aunque tengo restos visuales y me permite ver algo. Lo que pasa es que tengo muy poca calidad de visión, pero existen deportistas en esta categoría que son invidentes totales. Realmente es difícil descender pero no es imposible, sobre todo gracias al guía.
 
-L.N: ¿Pensabas que podrías llegar a tiempo para Sochi, después de tu lesión del tendón de Aquiles?
-J.S: Pues la verdad es que al principio no, ya que los médicos eran pesimistas, a priori lo descartaban, era una lesión muy compleja de recuperar y muy larga. Normalmente son 7/8 meses mínimo de recuperación, pero una vez que me operaron todo fue bastante bien y empezamos a pensar en acortar esos plazos. Ha sido un trabajo de meses y muy exigente.
 
-L.N: ¿Sabemos que han sido tus cuartos juegos, que supone para ti competir en los juegos paralímpicos?
-J.S: La mayor de las competiciones de las que podemos participar. Además solo por el factor cronológico, cada 4 años es difícil llegar en buen momento a este evento. He participado en cuatro Juegos y  no es fácil, siempre hay momentos mejores y peores, cada juego ha sido diferente. Aunque ciertamente el primero lo recuerdo especialmente.
 
-L.N: ¿Qué te ha parecido la experiencia de Sochi?
-J.S: Quizás han sido unos juegos que no he podido disfrutar todo lo que me hubiera gustado, pues las condiciones en las que llegaba eran limites. Las condiciones de la nieve también han sido complejas. Lo que te priva de disfrutar más de las pistas. He ido muy justo físicamente y con bastante cansancio psicológico después de tantos dolores. Conclusión: han sido unos juegos bastante duros para mí.
 
 
-L.N: ¿Cómo es una sesión tuya de entrenamiento?
-J.S: Pues es una sesión como la de cualquier esquiador, depende de la fase de la temporada, utilizas unos volúmenes de entrenamiento u otros. En verano se trabaja más el esquí libre y según nos vamos acercando al invierno y a las competiciones, vas cada vez a entrenamiento más específico. En julio nos dedicamos a esquiar por Europa en glaciares. En agosto y septiembre, si disponemos de dinero, es momento de hacer una concentración en el Hemisferio Sur, al llegar octubre es la hora de retomar los entrenamientos en glaciares europeos. A partir de diciembre ya prácticamente no podemos sacar muchos entrenamientos, en un invierno podemos conseguir un máximo de 20 días, más o menos como un esquiador de competición normal. 
 
-L.N: ¿Es el slalom tu carrera favorita?
-J.S: No, la mía siempre ha sido el gigante. Las pruebas de velocidad se me están dando bastante bien.
 
-L.N: ¿Cuáles son los países más fuertes (rivales) en tu disciplina?
-J.S: Bueno, podemos decir que hay parejas de varios países que están ahí delante; Eslovaquia, Canadá, EEUU, Francia, Italia, países centroeuropeos y de América.
 
-L.N: ¿Te sientes suficientemente arropado por la Federación?
-J.S: Bueno, en estos tiempos de crisis se ha notado considerablemente la disminución de presupuesto, los deportistas somos los que lo sufrimos directamente, debemos sacar el mismo rendimiento con menos dinero; entrenamientos, condiciones de viajes, etc., es algo que se debe ir mejorando. Siempre al finalizar un ciclo, es momento de hablarlo, de cambiar estructuras y de mejorar.
 
-L.N: ¿Crees que para los discapacitados es difícil practicar deporte en España?
-J.S: Ciertamente en el esquí hay más escuelas, más centros especializados para aprender y al final la mayor de las limitaciones está en uno mismo y en su cabeza, todo pasa por creerse que es posible. Hay muchísimos recursos para que cualquier persona con discapacidad pueda esquiar o practicar otros deportes.
 
-L.N: ¿Cómo fue tu comienzo en el mundo del esquí? 
-J.S: Mi comienzo fue hace años, alrededor de los 10 años, coincidió con el momento en el que me diagnosticaron mi problema en la vista, mis padres se compraron una autocaravana y comenzamos a viajar por sitios de montaña, en mi familia había esquiadores y me dieron mis primeras clases, en cuanto lo probé me quedé enganchado.
 
 
-L.N: ¿Practicas algún otro deporte a parte del esquí?
-J.S: Si, soy bastante deportista, me gustan casi todos los deportes e ir probando nuevas cosas también, desde correr a ir en bici y hace poco me aficioné al surf. En época de verano estamos más tranquilos y nos dedicamos a practicar algo de surf.
 
-L.N: ¿Qué tienes previsto cuando dejes el mundo de la competición?
-J.S: Hacer algo relacionado con el esquí.
 
-L.N: Para finalizar, ¿podrías dar algún mensaje para nuestros lectores, los “lugareñ@s” de Lugares de nieve?
-J.S: Animar y dar las gracias por el seguimiento que hemos tenido los deportistas paralímpicos en estos juegos, que no se olviden que todos los años que competimos en el circuito de la Copa del Mundo y cada dos años en el Campeonato del Mundo. Que conozcan el esquí paralímpico y que se animen a practicarlo si son discapacitados, y si no, que disfruten igualmente de este magnífico deporte.
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar