Grau Roig Andorra Hotel Spa, un lugar para soñar despierto, tocar el cielo y redescubrir tus sentidos

1304
Grau Roig Andorra Hotel Spa, un lugar para soñar despierto, tocar el cielo y redescubrir tus sentidos

Hotel Grau Roig

Mié, 28/02/2018 - 12:39
No hay muchos hoteles de lujo situados a sólo 10 metros de pistas, con una cocina de alta gastronomía, espacio de salud y bienestar y actividades deportivas todo el año, con el esquí como gran estrella en invierno.
¿Quieres disfrutar de la montaña y el esquí en Andorra en todo su esplendor? ¿Despertar en medio de las montañas, allí donde sólo es posible continuar el camino a pie? Para ello existe un refugio exclusivo, el Hotel Grau Roig, situado en el sector de nombre homónimo del macrocomplejo hivernal de Grandvalira.
 
Un lugar familiar lleno de silencio, confort y descanso en el cual sumergirse en el país de los Pirineos tanto en invierno como en verano, con spa, gastronomía de lujo y todo ello a tan sólo 10 metros de los remontes mecánicos y de las pistas.
 
 
Grau Roig Andorra Hotel está situado en un marco incomparable y dispone de 42 habitaciones con vistas espectaculares sobre el valle. Pero además es un hotel con spa concebido para la salud, el descanso y el bienestar, diseñado con colores y aromas cálidos, maderas de roble y elementos en sintonía con la naturaleza de su entorno. Con acceso gratuito para los clientes, ofrece un completo circuito totalmente equipado con piscina, bañera de hidromasaje, sauna finlandesa, baño turco, y una amplia carta de tratamientos de relax, terapéuticos y de belleza. Y para aquellos que deseen continuar con su ejercicio diario, Grau Roig Spa cuenta con una sala de fitness de última generación.
 
 
Mención aparte merece la gastronomía, una de las mejores de Andorra, con tres espacios diferenciados y con carácter: “La Marmita” especializada en cocina gourmet, “La Vaquería” con los platos típicos de montaña y el “Teatre del Vi”, un restaurante dedicado al vino con menú degustación y maridaje de una carta con más de 300 caldos.
 
 
La solera de este hotel de lujo de Andorra es otro de sus puntos fuertes. Y es que forma parte de la historia del Pas de la Casa - Grau Roig y Grandvalira. En los incipientes inicios de la estación de esquí, el actual hotel era un pequeño refugio de montaña, al lado del cual, en el año 1959, se instaló el primer telesquí de Grau Roig, sólo tres años más tarde de que el campeón de esquí y empresario Francesc Viladomat construyera el primer remonte mecánico en el Coll Blanc del Pas de la Casa.
 
 
Corría el año 1974 cuando el establecimiento se convirtió en el primer hotel-refugio del sector y 6 años más tarde era adquirido por la familia Sans Marfany, en lo que resultó ser el inicio del actual hotel.
 
 
En sus vestigios y su vocación de servicio para todos los amantes de los lugares de nieve y aventura se cimienta su oferta actual, con actividades como el esquí, senderismo, golf, paseos a caballo, vías ferratas, cicloturismo… 
 
 
Sin duda, el lugar ideal para disfrutar del dominio esquiable más grande de los Pirineos, así como de un país milenario que ofrece naturaleza y un comercio de fama mundial, a la vez que con un rico legado histórico: arte románico, museos e itinerarios culturales.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar