Gruta de hielo de La Mer de Glace: explorando el corazón del glaciar

33393
Gruta de hielo de La Mer de Glace: explorando el corazón del glaciar
Vie, 28/08/2015 - 14:31
Nos acercamos a una de las maravillas de Chamonix/Mont Blanc, el glaciar de La Vallèe Blanche y más concretamente a la cueva de hielo que penetra en las entrañas de su hielo milenario. Como guinda navegaremos por el interior del hielo
La Mer de Glace (Mar de Hielo) es un famoso glaciar que se encuentra en las laderas norte del macizo del Mont Blanc, en los Alpes franceses. Con 7 kilómetros de largo y 200 metros de profundidad, es el glaciar más largo de Francia. Se origina a una altura de 2.400 metros donde lo alimenta la confluencia del glaciar de Géant, glaciar de Lechaud y Cascada de Talèfre, al norte del Mont Tacul, y desciende hasta los 1.400 m. Fluye en dirección Norte-Noroeste entre la Aiguille du Moine al Este y Trélaporte al Oeste.
 
Vista de La Vallèe Blanche desde Montenvers
 
Empezaremos revisando un poco la evolución del glaciar en los 2 últimos siglos. Pues debido al calentamiento global, el glaciar ha perdido de promedio entre 3 y 4 metros de espesor cada año, aunque es cierto que dicho declive empezó aproximadamente sobre mediados del siglo XIX, en el año 1850 la lengua glaciar tenía unos 2 kilómetros más que ahora. Hasta el punto que en el siglo XIX era posible ver el glaciar desde el pueblo de Chamonix. Lamentablemente, en las últimas décadas se ha incrementado la velocidad de retroceso del hielo. De todas maneras esperemos que este proceso se revierta o como mínimo se detenga.
 
Una interesante imagen de la evolución histórica del glaciar, crédito imagen S. Nussbaumer/FNS
 
La Mer de Glace en 1823 según una acuarela de S. Birman
 
 
Imagen histórica del Hôtel de Montenvers y la Mer de Glace año 1900. Crédito Auguste Couttet
 
Bueno continuamos con el objetivo del reportaje, Montenvers y la Gruta de hielo. 
 
Plano de situación de la zona
 
En la zona de finalización de la lengua del glaciar, se encuentra la estación de Montenvers, donde llega un tren-cremallera rojo, este ferrocarril tiene ya un siglo de antigüedad (inaugurado en 1909), este medio de transporte, comunica el pueblo de Chamonix con la estación en unos 20 minutos. 
 
 
En verano desde Montenvers se puede visitar la Gruta de Hielo, una cueva excavada dentro del glaciar. A la que se accede,  ya sea por un sendero pedestre de aproximadamente 20 minutos de marcha, o gracias a un telecabina -cuidado, hay más de 400 peldaños entre la llegada de la telecabina hasta la entrada de la gruta- . para llegar a la entrada de la gruta se han instalado una serie de pasarelas metálicas.
 
Plano de situación Montenvers y el telecabina. Crédito imagen www.remontees-mecaniques.net
 
 
Imágenes de las rampas de acceso, crédito glaciers-climat.fr
 
 
Telecabina de acceso. Crédito imagen .glaciers-climat.fr
 
Dado el gran declive del hielo que comenzó en 1990, se desciende en telecabina, pero desde la llegada del telecabina se accede a la gruta por un sistema de rampas con unos 350 pasos, cada año hay que hacer 15 pasos más, debido al descenso del nivel del hielo, son unos 4/5 metros de promedio menos cada 365 días, un acumulado de más de 100 m de disminución en 19 años.
Debido a que el glaciar se mueve de manera natural unos 90 metros cada año (en algunos puntos llega a moverse hasta 130 metros), la gruta se se rehace de nuevo cada verano
Máquina que excava la cueva cada año. Crédito imagen France64160
 
La  Grotte de la Mer de Glace (cueva de hielo) nos permite entrar en el corazón del glaciar. Esta se recrea tallada en el hielo cada año desde hace medio siglo. El glaciar se mueve y cada año la cueva varia de sitio, así que la anterior cueva se abandona y va siendo engullida por el movimiento del glaciar, hasta que con el tiempo desaparece.
 
 
Tallada cada año, ésta describe la vida de los montañeses de la zona en los comienzos del siglo XIX. La galería de cristales posee una colección de piezas del macizo del Mont-Blanc, además del Glaciorium que también forman parte del viaje. Toda la visita (gruta y trayectos incluidos) dura aproximadamente de 2 a 3 horas. El tiempo de la visita puede llegar a duplicarse según la afluencia de visitantes. 
El precio para un adulto es de unos 27 euros ida y vuelta desde Chamonix, con visitas incluidas.
 
Imagen dentro de la gruta de La Mer de Glace, crédito imagen Rémih
 
Otra imagen de la gruta y la representación de una vivienda, crédito imagen jan hendriks
 
Además, los amantes del trekking pueden tomar senderos tales como la travesía Montenvers –plan de la Aiguille por el gran balcón Norte, y también el descenso a Chamonix por Les Planards o por el pueblo de Bois. 
 
Vídeo sobre la escuela de hielo en La Mer de Glace
 
Para comer hay 2 posibilidades: una comida rápida en el bufet de la estación, o una comida saboyana tradicional en el Gran Hotel de Montenvers. Hotel construido en el año 1880,  impregnado de historia y de autenticidad.
En verano, el hotel vuelve a cumplir su papel principal, alojar a los alpinistas, a los viajeros y a los aventureros desde fines del siglo XIX. Con sus 9 habitaciones, el emblemático establecimiento ha sabido conservar el encanto 
Ahora vamos a embarcarnos con los aventureros en una navegación por las entrañas del glaciar ... Una visita en barca a la antigua cueva de hielo, rodada hace dos veranos con más de 1,50 m de agua helada! 
 
 
En el "mar de hielo" en Chamonix todavía se esconde muchos secretos. Como se muestra en el vídeo, algunas personas navegan por el interior del viejo hielo que forma La Mer de Glace. Por favor, podéis tomar asiento en el barco que empieza la visita de la antigua cueva, 
 
Revisado Agosto 2015
 
 
Más información:
 

 

5
Total: 5 (4 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar