La Ruta del Quebrantahuesos de Andorra

6752
Una excursión por el Pirineo andorrano que esconde grandes sorpresas y que sólo descubrirán los que se atrevan a adentrarse en sus valles y bosques
Jue, 13/06/2013 - 12:46
Una excursión por el Pirineo andorrano que esconde grandes sorpresas y que sólo descubrirán los que se atrevan a adentrarse en sus valles y bosques
El quebrantahuesos, una de las aves carroñeras más admiradas del mundo, protegida y en grave peligro de extinción, habita en Andorra y es posible observarlo desde la Vall d’Enclar. Desde Andorra Turisme, nos proponen una ruta de senderismo fácil y dinámica que nos permitirá ver este impresionante animal y su hábitat en primera persona.
La ruta tiene una duración aproximada de unas 3 horas, se inicia en la iglesia románica de Santa Coloma, en la parroquia de Andorra la Vella. Se trata de una iglesia del siglo IV, la más antigua del Principado, y que cuenta con más de mil años de historia. Está situada en el pueblo de Santa Coloma, un municipio que transporta sus visitantes a la Edad Media.
De la iglesia de Santa Coloma nos dirigiremos hacia el Collet de Sant Vicenç d’Enclar en unos 30 minutos. Esta ruta discurre junto al río Valira y está rodeada de algunas de las cimas más altas del Principado como son el Bony de la Pica, a 2.405 metros, o el Pic d’Enclar, a 2.383. 
El camino se inicia a una altitud de 989 metros, y en él encontramos una gran variedad de carroñeros. Es la zona del país con más aves de este tipo; águilas doradas, gavilanes, halcones abejeros y halcones pelegrinos son algunas de ellas. Además de la fauna, también destaca la flora, por su variedad y su colorido. Pinos rojos, sauces, robles pubescentes, fresnos, nogales, hiedras, rosales monteses… 
Quebrantahuesos en pleno vuelo. Foto-crédito Esteban García Gímenez
Quebrantahuesos en pleno vuelo. Foto-crédito Esteban García Gímenez
El camino tiene tramos de fuerte pendiente, pero el esfuerzo se ve recompensado una vez llegados al Collet de Sant Vicenç d’Enclar, la verdadera puerta de entrada a la Vall d’Enclar. Ahí existen dos posibilidades bien indicadas por carteles, girar a la izquierda hacia la ermita de Sant Vicenç o a la derecha hacia el Camí d’Enclar para llegar a la cima del Bony de la Pica. Nos desviamos hacia la izquierda, a la ermita románica de Sant Vicenç, la más antigua de Andorra junto con la de Santa Coloma. Desde esta ermita las vistas panorámicas son excelentes ya que está situada a 1.126 metros de altitud. 
 
Ermita de Sant Vivenç d'Enclar. Foto-crédito: Tribuna Berguedana.blogspot.com
Ermita de Sant Vivenç d'Enclar. Foto-crédito: Tribuna Berguedana.blogspot.com
 
La ubicación de la ermita permite disfrutar del espectáculo natural que ofrecen sus vistas. En la Vall d’Enclar se encuentra la población de rebecos más importante del país y es el lugar idóneo para observar la fauna y la flora más característica de los Pirineos. Entre ellos, el quebrantahuesos, uno de los animales más curiosos del planeta con una envergadura que supera los 2 metros. Frecuenta los lugares más salvajes de la alta montaña y tiene una forma de alimentarse muy diferente al resto de aves. Suele transportar huesos y caparazones por los aires y los deja caer sobre las rocas para que se rompan y poder recoger los huesos rotos y fragmentos de carne a los que es aficionado. 
 
Vista panorámica del Collet de Sant Vivenç d'Enclar.
Vista panorámica del Collet de Sant Vivenç d'Enclar.
 
Esta ruta, y sus protagonistas, son un espectáculo natural que tiene todos los elementos para convertirse en uno de los itinerarios favoritos de los amantes de la naturaleza y el ecoturismo. Apta para niños y adultos, es una forma estupenda de vivir y conocer la naturaleza de los Pirineos y de su país: Andorra!
 
Más información:  Andorra Turisme.
Prat de la Creu, 59-65, Escalera D, 4º
AD500 Andorra la Vella (Principado de Andorra)
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar