¿Qué equipo necesito? Sabios consejos sobre esquís y botas

50791
Consejos compra esquís y botas

Autor

Vie, 08/01/2016 - 08:40
En pocos días se inicia la Ispo Munich 2016 cargada de novedades. Este invierno no se ha presentado muy generoso en nieve y ante ello nos asaltan las dudas. Si debéis adquirir material, os damos unas claves para no perderos
¡La temporada de esquí ya comenzó! Este invierno la nieve escasea en nuestras montañas peninsulares. Los esquís anchos han dado paso a esquís pisteros y más estrechos. Nos asaltan las dudas...  Por este motivo queremos daros unos buenos consejos por si estás pensando en adquirir tu primer equipo o renovar el que ya tienes.
 
En ambos casos estamos ante unas fechas importantes. Por un lado, en los meses de septiembre y octubre muchos comerciones deben hacer hueco para recibir los nuevos modelos, por loq que se abre un interesante periodo de buenas ofertas; y por otro lado, en noviembre y diciembre estas mismas tiendas ya disponen de todos los nuevos modelos de la temporada. Pasadas las fiestas de Navidad, nos encontramos con las rebajas, con buenos equipos a precios inmejorables.
 
 
En los últimos años, se han multiplicado los tipos de esquís que podemos encontrar, las marcas hacen multitud de series y muchas veces nos volvemos locos ya que no sabemos qué esquís elegir. Encontraremos en los expositores esquís de competición, pisteros, de gama alta, carving, all-mountain, polivalentes,  freeride, freeride playful, de park, big-mountain, fat, touring..., Y además todos ellos en modelos men, women y junior. ¡Una verdadera locura!
Ricard Tarré y Joan Domingo en la tienda Ricard Tarré de Barcelona
Ricard Tarré y Joan Domingo en la tienda Ricard Tarré de Barcelona
 
A no ser que seamos auténticos profesionales del esquí, lo mejor será acudir a una tienda especializada y pedir consejo.
 
Hay que mirar, comparar y probar, la inversión a efecturar se merece un poco de nuestro tiempo
 
Si crees que te dan gato por liebre, pide asesoramiento en otra tienda, para ver si los esquís que os recomiendan son del mismo tipo y eso también vale para las botas.
 
En este artículo os daremos unas claves para que podáis entender mejor las explicaciones de los profesionales. ¡Pero nunca las sustituyas!
 
 
ESQUÍS
 
Te daremos una serie de puntos a tener en cuenta;
 
 
1.- Nuestro perfil de esquiador.
 
Perdón, no me refería a una foto de perfil (Glen Plake crédito David Hiller). 
 
Nuestro nivel, debemos ser sinceros con nosotros mismos y analizar qué tipo de esquiadores somos: principiantes, avanzados, expertos y todos sus matices. Qué técnica tenemos, nuestra complexión física y estado físico, el ritmo al que esquiamos habitualmente y con qué frecuencia lo hacemos.
 
 
2.- Terreno y categoría.
 
 
También debemos analizar por dónde esquiamos habitualmente, si sólo lo hacemos por pistas bien pisadas, o por el contrario no le hacemos asco a un buen fuera pista cercano con nieve recién caída, si lo nuestro es el fuera pista y usamos la estación sólo para subir por sus remonte.  
 
Tengamos en cuenta cuántos días hemos esquiado en realidad en un tipo de terreno u otro durante la temporada. Esto nos llevará a la categoría: en función del terreno donde habitalmente nos deslicemos, dirigiremos nuestras preferencias por una categoría de esquís de esquís u otra, si nos gustan las pistas, unos carving; si nos gusta la nieve poco pisada y los fuera pista los all-mountain, y si lo nuestro es el powder, los freeride o fat.
 
Exposición de esquí K2
 
 
Además, dentro de una categoría podemos encontrar varios modelos. Por ejemplo, en la categoría de all-mountain tenemos patines de 73 mm, adecuados más para pista, un intermedio o polivalente de 80 mm o de 85 mm más apropiados para fuera pista. Y así nos ocurrirá con todas las categorías que, a pesar de ser de un tipo u otro, dentro de ellas tenemos una gama para que los esquís se adapten mucho mejor a nuestras necesidades.
 
 
3.- Presupuesto y necesidades.
 
Esquís Völkl
 
Más que calidad-precio, sería más adecuado precio-necesidad. En el esquí al igual que en otro tipo de compras de material deportivo, es necesario hacer autocrítica y saber la necesidad que tenemos, el uso que le daremos y si vale la pena gastarse cierto dineral para un equipo que utilizaremos durante sólo diez días.
Incluso puedes llegar a la conclusión que lo tuyo es el alquiler
Por un lado miraremos si el precio del esquí  se adapta al uso que le daremos. Esto también tendrá relación con nuestro nivel, por muy caro que sea un esquí, éste no nos hará progresar de la noche a la mañana.
 
En los últimos tiempos y con la gran variedad de esquís, también nos asalta la duda de si sólo tener un buen esquí único polivalente para pista y fuera pista, o es mejor un par de esquís pero de un precio más ajustado. 
 
4.- Talla del esquí,  altura y peso.
 
 
En función del nivel de esquí elegiremos una talla u otra, cuando más nivel tengamos, elegiremos un esquí más alto y al contrario, si somos debutantes un esquí más corto que nos permitirá girar más fácilmente.
 
También nuestra altura será determinante y el peso a la hora de elegir nuestros esquís. Otro factor a tener en cuenta será el tipo de esquís elegidos. Por ejemplo, un esquí de pista será más bajo que nuestra altura, los all-mountain de nuestra altura y los freeride más altos, aunque los parámetros anteriores de nivel, altura y peso pueden modificar esto último.
 
5.- Anchura patín, radio de giro ( relacionado con el punto 2) 
 
Gama Freeride de los esquís Völkl
Espectacular gama Freeride de los esquís Völkl
 
Un esquí más ancho estará indicado para el fuera pistas, y uno más estrecho para las pistas bien pisadas. La anchura de los esquís se mide en su parte central, el patín. Eso no significa que un buen esquiador pueda esquiar con cualquier esquí en cualquier terreno, pero no es lo ideal.
 
Un esquí de pista-racing puede tener un patín de 66 mm, un esquí carving 70 mm, uno all-mountain 80 mm y un esquí freeride de 100 mm. Las cotas y en especial el patín también influyen en el radio de giro y por lo tanto en los tipos de giros más cortos o más anchos. Siguiendo la clasificación anterior tenemos que un esquí racing puede tener un radio de giro de 12º, un esquí carving 16 m, uno all-mountain 18 m y un esquí freeride de 20 metros o más.
 
En general, un esquí de pista será más bajo que nuestra altura, los all-mountain de nuestra altura y los freeride más altos
 
6.- Fijaciones.
 
 
Gama de Fijaciones Marker
 
Aunque en otras épocas, le hubiéramos dedicado un capítulo aparte, hablaríamos de esquís, fijaciones y botas, en el actual mundo del esquí, las fijaciones las podemos dejar dentro del apartado del esquí.  
 
En épocas remotas, para los más jóvenes, los esquís venían sin fijaciones, y las marcas que hacían esquís sólo fabricaban esquís, las que fabricaban fijaciones, hacían fijaciones y las que elaboraban botas sólo botas. Con la globalización todo el mundo fábrica de todo. Bajo mi personal punto de vista se ha perdido cierto romanticismo. Pero vamos al lio, muchos esquís vienen con sus fijaciones, con lo cual no hace falta calentarse la cabeza, el fabricante del esquí ya ha buscado una fijación idónea para ese esquí. 
 
Únicamente en esquís muy específicos tendremos la oportunidad de elegir fijación,  con la cual también podemos usar las mismas preguntas que para los esquís. En cuanto a su regulación, nuestro peso, altura y nivel técnico determinaran su graduación. No las reguléis más fuerte de como las dejó el profesional que las montó, ya que las consecuencias pueden ser fatales, en cambio si las bajáis sólo puede pasar que se salgan, también puede provocar un accidente por soltarse en un momento crítico. Lo mejor, seguir los consejos de un profesional para la correcta regulación.
 
 
BOTAS
 
 
Muchos de los puntos indicados para los esquís son indicados para las botas. Personalmente considero que una vez elegido el esquí deberíamos elegir una bota que fuera “prima hermana” del esquí. Un consejo probarlas todas, no tengáis reparo en probar varias y tenerlas puestas el tiempo que preciséis. Os dejo los puntos a tener en cuenta;
 
 
1.-Perfil de esquiador.
 
 
Al igual que el esquí, analizaremos, nuestro nivel, estilo y complexión. Sobre todo la complexión y el estilo. Una bota más ligera será indicada para esquiadores principiantes, y una más dura para esquiadores más potentes y exigentes. 
 
 
2.- Men/Women/Junior.
 
 
Se ha impuesto y cada vez crece el número y tipo de botas diferentes para hombre y mujer. Aunque en esto hay su polémica, ya que no se trata de colocar florecitas a las botas, sino de adaptar a la anatomía y biomecánica de hombres y mujeres. Por otro lado, existen actualmente muchas botas customizables, que se adaptan no sólo al pie del hombre o la mujer sino al pie de cada uno de nosotros. 
 
 
3.- Categorías.
 
 
 
Aunque no hay tantas categorías como en los esquís, últimamente las marcas nos han mostrado una serie de categorías como; competición, gama alta, all-mountain, freeride y touring. Las botas las elegiremos en función de nuestro perfil y de los esquís.  
 
Las diferencias las encontraremos en el flex, dureza, la horma, el confort, el aislamiento, las hebillas,  el desbloqueo de la cana, la posibilidad de personalización, etc. 
 
 
4.- Tallas y horma.
 
 
Las tallas de las botas no coinciden con el número de nuestro calzado. Existen unas equivalencias, pero incluso cada marca tiene sus propias plantillas donde debemos medir tanto el largo como el ancho de nuestro pie para saber cual es nuestro número y nuestra horma. Las tallas de las botas están en centímetros y la horma es la anchura del pie en milímetros. Po eso, no tan sólo hay que buscar una bota de nuestro número sino que la horma del modelo sea adecuada a nuestro pie.
 
Detalle regulación de horma en las botas de esquí Dalbello Panterra
 
Existen algunas botas en el mercado, (Dalbello Panterra) que tienen una hebilla para regular la horma, pero no es lo habitual. En cuanto a las botas, ni deben ser tan cómodas que nuestro pie baile en su interior, ni tan ajustadas que nos corten la circulación. Lo ideal es buscar el equilibrio entre confort y precisión.
 
5.- Flex o dureza.
 
Algunas botas de competición llegan a flex de 150
 
Otra característica importante de las botas es el flex o dureza. En concreto se trata de la dureza de la flexión de la caña. En muchas ocasiones ni se menciona cuando las adquirimos pero tiene su importancia en el tipo de bota que estamos adquiriendo.
 
Un flex más alto significa más rigidez pero más precisión, y un flex más bajo significa más confort y menos precisión.
 
Para entenderlo mejor os podemos decir que con un flex de 130 a 150, estamos ante una bota de competición. Un flex de 130 a 120, estamos ante una bota rígida para esquiadores expertos y agresivos. Un flex de 110 a 100, estamos ante un flex rígido pero que nos aporta un plus de confort sin perjudicar a la precisión.  En esta franja estarían la mayoría de esquiadores. Con un flex de 90 a 80, nos encontramos con una bota cómoda, pero que penaliza la precisión, sería una bota para esquiadores avanzados o intermedios. Y por último una bota de 70 a 60,  sería una bota de principiante que prima el confort ante todo.
 
 
6.-Elección.
 
Tienda de Ricard Tarré
 
Dejaros aconsejar por el experto de la tienda. Una vez medido el largo y ancho del pie, el nivel de esquí, nuestros esquís, etc... Él nos indicará la bota más adecuada. En función de nuestro nivel hay que mover la ecuación entre confort y precisión.
Aunque ya lo he dicho antes, hay que probarse tantas botas como sea posible, ponérselas, ajustarlas bien, dejarlas un ratito, y comprobar nuestras sensaciones
Personalmente os puedo contar que cuando compré mis actuales botas, tenía un modelo concreto de una contrastada marca en la cabeza; la había mirado con lupa, la probé y bien, luego el vendedor me hizo probar una bota similar de otra marca, y la sensación que tuve fue tan especial que cambie mi decisión. Y no me arrepiento de haber cambiado de marca y modelo.
 
7.- Personalización.
 
Personalización tunnig de botas de esquí
 
Actualmente existen una infinidad de personalizaciones de las botas. Con el propio botín de la bota fabricado con una espuma que se adapta a nuestro pie (termoformado), puedes hacer dos cosas: calentarlas en el horno y luego calzarlas o utilizarlas durante un día de esquí y esperar a que con el calor de nuestro pie, se adopten a su forma.
 
Existen botas donde el propio comercio, cuando las vende ya te las adapta en la misma tienda. El sistema es similar, se calienta el botín e incluso la propia carcasa de la bota y se adapta a nuestro pie. También existen plantillas que se adaptan perfectamente a cada pie e incluso profesionales artesanos que adaptan hasta la bota a nuestro pie.
 
 
 
Esperamos que con estos consejos, al menos cuando acudas a comprar tu material, tengas unas nociones que te puedan ayudar, aunque nunca suplirán los consejos de los profesionales, ya que ellos nos evaluarán de forma objetiva y nos asesorarán de la mejor manera posible.
 
 
Logos Völkl, Marker, Dalbello
 
 
4.88889
Total: 4.9 (9 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar