Así son las pistas negras de Port Ainé

1688
Así son todas las pistas negras de Port Ainé
Jue, 31/01/2019 - 12:20
Repasamos una a una las cuatro pistas de mayor dificultad de la estación del Pallars.

Recorremos las 4 pistas negras que nos ofrece Port Ainé y os contamos cómo son. La estación de esquí está ubicada en la vertiente norte del Pic del Orri (2.440 m) y tiene fama de ofrecer nieve de calidad, gracias a su forma de olla y orientación norte.


Y a vosotros, cuál de las dos os gusta más: ¿Messegué Utgé o Comalforn? (Foto: I. Sanz).

Por lo general las pistas de esquí de Port Ainé son muy apropiadas para los esquiadores que se inician y los de nivel medio y alto. Lo cierto, sin embargo, es que también tiene su cuota de pistas dirigidas a los esquiadores expertos. Las negras de esta estación quizás no serán doble diamante, pero bien que se merecen un artículo que nos recuerde algunos datos interesantes.

La orografía de Port Ainé viene determinada por dos características muy evidentes. La primera, que es la vertiente norte del Pic de l’Orri (2.440 m), y la segunda, que la vertiente norte tiene una forma de olla de pendientes suaves, casi toda cubierta de bosque de pino negro desde la cota 2.300 hacia abajo.

En esta vertiente norte la mayoría de pistas son verdes, azules y rojas. Pero Port Ainé también tiene su cuota de pistas destinadas a los esquiadores expertos. En concreto tiene cuatro: Baixant del Bosc, Tub de l’Olla, Messegué Utgé y Barranc de Comalforn.


Mapa de pistas de Port Ainé.

Baixant del Bosc

Es la única pista negra de Port Ainé equipada con instalación de nieve producida. Posiblemente es también la más transitada de las cuatro, ya que une la cota 2.000 de la estación, donde se encuentran todos los servicios, con el parking de la cota 1.650. Toda la pista está trazada entre bosque de pino negro. Tiene una longitud de 1.400 metros y tiene dos características que determinan su dificultad. Durante los meses de diciembre y enero es la pista de Port Ainé que recibe menos insolación, lo que hace que la calidad de la nieve sea buena, si bien al ser bastante transitada puede convertirse en una pista "barrida", y por lo tanto con nieve dura durante las últimas horas del día.


Esquiador en descenso por la negra Baixant del Bosc (Foto: I. Sanz).

Tub de l’Olla

Situada en la parte alta de la Olla de Port Ainé es la más corta de las 4, pero también es la más exigente. La pista discurre por el lado derecho del telesquí de la Olla. Como indica su nombre tiene forma de tubo. No dispone de nieve producida, no se pisa y tiene una longitud de 400 m.


Pista el Tub de l’Olla, pegada al trazado del telesquí del mismo nombre (Foto: I. Sanz).

Pista Mesegué Utgés

Pista negra dedicada al fundador de la estación. La estación fue inaugurada la temporada de invierno 1986-1987 por Josep Mesegué Utgés y desde el año 2016 esta pista negra, de 1.700 m de longitud, lleva su nombre. Antes se la conocía popularmente y sobre mapa como la pista de la Obaga.


La negra Mesegué Utgés desde su cota alta (Foto: I. Sanz).

Barranc de Comalforn

Ubicada en el extremo de levante de la Olla de Port Ainé. No es una pista negra de las más difíciles que hay en el Pirineo, todo lo contrario, pero seguro que es una de las más fotogénicas a la vista. La pista es larga, ya que mide 2.800 m, aunque en su inicio la pista tiene más de azul que de negra.

Su peculiaridad es que la parte de más pendiente está trazada entre bosque, es estrecha y buena parte de su recorrido tiene forma de medio tubo. Esto la hace muy especial a la hora de deslizarse por ella. Debe de ser una de las pistas negras más peculiares de todo el Pirineo tanto por su longitud como por su orografía. De visita obligada si esquiáis en Port Ainé.
 

 

5
Total: 5 (2 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar