Cauterets abandona el sueño de conectarse con la estación de esquí de Luz Ardiden

Cauterets abandona el sueño de conectarse con la estación de esquí de Luz Ardiden

El remonte salía del pueblo de Cauterets e iba hasta la cima de las pistas de Luz Ardiden a través del Col du Lisey.

Jue, 27/05/2021 - 05:44
El nuevo equipo de gobierno ha decidido enterrar el proyecto por su alto coste, las dificultades medioambientales y no tener clara su rentabilidad.
El enlace desde el pueblo de Cauterets hasta la estación de esquí de Luz Ardiden ha firmado su certificado de defunción. Este proyecto, que data de finales de la década de 1970, ha sobrevivido durante más de cuatro décadas, pero nunca verá la luz.
 
Planeaba conectar las dos estaciones a través de un teleférico, un telecabina e incluso se habló de un telesilla, que salía del pueblo de Cauterets e iba hasta la cima de las pistas de Luz Ardiden a través del Col du Lisey.
 
El nuevo equipo de gobierno de Cauterets, como ya anunció durante la campaña electoral, ha decidido acabar con él esta semana para favorecer el desarrollo interno de su propia estación.
 
“Es un proyecto caro que con un presupuesto de salida 20 millones de euros en 2014, pero sabíamos que iba a costar más, entre 30 y 35 millones'', explica el actual alcalde, Jean-Pierre Florence.
 
Según el edil, el coste de la obra, además de los problemas ambientales en un sitio protegido y el añadido de la temporada en blanco por la crisis sanitaria “han empujado al municipio a ser cauteloso en cuanto a inversiones”.
 
Propuesta de trazado del nuevo remonte mecánico.
 
Entre los ejes de desarrollo de las estaciones Cauterets y Luz Ardiden, el de su conexión no es nuevo. Con los primeros estudios lanzados en 2005, el proyecto para unir las dos áreas de esquí debería entrar en su última frase.
 
Los dos complejos turísticos vecinos, pero separados por un valle, han tenido una historia en zig-zag durante años. Competidores entre ellos, sin embargo, tenían una dirección común antes de regresar hace dos años a direcciones separadas. Ambos están en gestión municipal o intermunicipal y pertenecen a la marca N'Py.
 
Si hace cinco años, ante la merma de los recursos públicos y la pérdida de esquiadores decidieron desempolvar el proyecto de conexión para conseguir nuevos clientes, ahora han decidido separar definitivamente sus destinos.
 
La unión mixta también se consideraba fallida desde el punto de vista económico y financiero.
 
Se da la ironía que Cauterets tiene un pequeño dominio esquiable (36 km de pistas), pero una gran capacidad turística (25.000 camas) y una gran clientela, alrededor de 300.000 días de esquí en una temporada normal.
 
Luz-Ardiden es todo lo contrario: 60 km de pistas pero solo 10.000 camas y 170.000 días de esquí de promedio.
 
Con la decisión ya tomada e irreversible, Cauterets propone otras vías de desarrollo para su estación de esquí, desvinculadas de Luz Ardiden.
 
5
Total: 5 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar