Boí Taüll sustituye un telesilla por un telesquí para ofrecer más días de esquí en el Puig Falcó

Boí Taüll sustituye un telesilla por un telesquí para ofrecer más días de esquí en el Puig Falcó
Tue, 01/06/2021 - 14:44
FGC desmantelará este verano el viejo telesilla que ha dado muchos problemas y dos telesquís: Erta -que irá a Puig Falcó- y Xicoia, ambos en desuso.
Quien haya esquiado alguna vez en Boí Taüll seguro que habrá intentado subir al punto más alto al que se puede acceder en telesilla de todo el Pirineo catalán, el Puig Falcó, a 2.750 m. Sin embargo, es posible que su objetivo se haya quedado sólo en un intento, porque dicho remonte permanece cerrado una media del 50 por ciento de los días durante la temporada.
 
Se trata de un telesilla cuyo trazado está muy expuesto a las inclemencias meteorológicas -principalmente el viento- y ello obliga a cerrarlo más de lo que desea la estación leridana, sufre más averías de las habituales -una vez incluso quedaron dos pilonas dobladas- y supone un importante coste de mantenimiento.
 
Las vistas desde el Puig Falcó a 2.750m son espectaculares.
 
Así que, una vez que Boí Taüll pasó a ser de titularidad pública, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) encargó una auditoría de fiabilidad del telesilla -y de todos los remontes y maquinaria de la estación-.
 
Los resultados han confirmado lo que ya se sabía, la escasa o nula viabilidad del telesilla Puig Falcó, pero también la de otros dos remontes: los telesquís Erta -antiguamente Erta II, pero ya hace años que el I se desmanteló- y Xicoia, ambos en desuso.
 
La construcción del telesilla es del 1998, por lo tanto, lleva en activo veintidós dos años. Durante los últimos, ha sufrido importantes desperfectos, causados ​​por las inclemencias meteorológicas, los más recientes y importantes, durante la temporada 2016/2017 y 2019/2020. En ambos casos, la pilona 6 fue la más afectada y se tuvo que reemplazar parcialmente. La acumulación de nieve y hielo en la estructura y ráfagas de viento superiores a 100 km / h, provenientes de direcciones poco habituales, fueron las causas de los desperfectos.
 
Ante esta perspectiva, FGC tuvo claro que había que desmantelar los tres remontes mecánicos al mismo tiempo que se buscaba una solución para mejorar los días de esquí en el Puig Falcó.
 
 
Motivos de coste y medioambientales pronto dejaron claro que lo mejor era sustituir el telesilla Puig Falcó por el telesquí Erta y esto es lo que se comenzará en breve, a lo más tardar entre agosto y primeros de septiembre, para que pueda estrenarse a principios de la temporada 2021-22.
 
No poder subir a Puig Falcó creaba mucha frustración entre nuestros esquiadores, con este cambio de remonte podremos aumentar las horas de apertura al público de este sector y reduciremos el impacto ambiental y los hierros de la estación. Desmantelamos 3 remontes -Erta, Xicoia y Puig Falco- y aprovechamos uno”, explica el jefe de operaciones de Boí Taüll, Xavier González.
 
 
El telesquí va a seguir exactamente el mismo trazado que el telesilla, ya que las limitaciones territoriales y topográficas no permiten realizar grandes variaciones en el trazado del nuevo remonte. Además, mantener el trazado actual, aporta la posibilidad de reutilizar algunas partes de la instalación actual, como podrían ser los cimientos de los pilones, o bien la zanja existente por donde pasa el cableado eléctrico.
 
Cubre un recorrido de 648 m y un desnivel de 220 m, con un pendiente media teórico del 34%. y tendrá la misma cota de salida y de llegada. Eso sí, disminuirá a poco más de la mitad la capacidad de transporte de viajeros -que pasará de los 1.200 esquiadores a la hora del telesilla biplaza a los 720 que tendrá el telesquí-.
 
El Puig Falcó, el telesilla más alto del Pirineo catalán. (Foto: Boí Taüll)
 
Menos capacidad, pero más días de apertura garantizados y menor mantenimiento: “es un tema de eficiencia económica y hay que buscar a cada sitio la instalación más idónea y es lo que hemos hecho”, asegura González.

Según el estudio previo para sustituir el remonte actual, un telesilla desembragable o pinza fija soporta ráfagas de viento para poder operar de hasta 17-20 m/segundo (unos 61 a 70 km/hora). Un arrastre tiene capacidad para funcionar con rachas de viento de hasta 25 m/s (aproximadamente 90 km/hora).

En estos momentos, el proyecto ha salido a licitación y ya con todos los permisos aprobados, el próximo invierno el esquí en el Puig Falco está casi asegurado, aunque nieve y sople el viento.
 
5
Average: 5 (2 votes)
Your rating: None

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Log in or register to post comments