Y con ellos empezó todo...

2920

head.com

Recordando cómo empezó la bajada en bañador de Masella. Ayer cumplió su 4º año y no fue nada mal. Pero sus inicios no fueron muy concurridos…


Los participantes de la bajada en bañador de ayer en Masella (Foto: estación)..

Ayer, 1 de mayo, Masella despidió la temporada y lo hizo con alegría. Por las pistas de esta estación se deslizaron unos 2.000 esquiadores. Festivo como era el día, estos aficionados al esquí podían haber ido de excursión a la montaña, participar en alguna concentración con motivo del día del trabajador o, mejor aún, comer una paella en algún paseo marítimo, donde las temperaturas agradables de la primavera nos empiezan a invitar a visitar los pueblos de la costa. Pero no. Prefirieron subir a pistas.

De estos esquiadores que subieron a pistas hubo entre 30 y 40 que respondieron a la llamada popular para hacer la última bajada de la temporada en bermudas. Los promotores lo bautizaron como esquiada veraniega. Y fue un éxito, ya que fueron varios los esquiadores que respondieron a la convocatoria esquiando desde la Tosa (2.535 m) hasta la base de Coma Oriola (1.900 m) en bermudas, bañadores y tangas. Eso sí, mayoría de hombres.

Fue una bajada divertida que ya venía animada por la presencia de tres vecinos de Cambrils que desde primera hora esquiaban por Masella en bañador, de medio cuerpo para abajo, y con traje y corbata, de medio cuerpo para arriba.

Llegó la hora del descenso, convocado para la una de la tarde. Sólo había que ver el ambiente y las caras de los participantes. Alegría, buen rollo y diversión. Fue una esquiada de detalles divertidos, tales como ver a los corredores del CANM-C angulando en bañador sobre los esquís. O ver a los promotores de la esquiada en camisa hawaiana y flotador, como si estuvieran a punto para ir a la playa. O como no, el esquiador con tanga bajando orgulloso por Coma Oriola bajo la captura de las cámaras de TV3.

Pasadas unas horas de la "bajada veraniega" de Masella, llega el momento de ponerla en valor y reconocer algunas cuestiones.

De entrada decir que la bajada me ha parecido un éxito, la verdad. Pero habría que recordar que antes de esa edición hubo otras convocatorias que pasaron bastante desapercibidas.

La de 2016, celebrada en el Día de Sant Jordi de 2016, sólo la protagonizaron dos esquiadores: Jordi Navarro (del blog SkiTheEast) y Miguel Soto (actualmente embajador de Diaridelaneu y app Skitude). En la del 2017 se añadió un tercer miembro, Jordi Alabern (blog It'sapowderDay). Y a la de 2018 se añadió Kiku Busquets.


Miguel Soto, a la izquierda, y Jordi Navarro, a la derecha (Foto: SkitheEast).

Ha habido que esperar a este 2019 para la bajada en bermudas arrancara definitivamente. Lo que sólo pretendía ser un "divertimento" por parte de sus promotores se puede decir que ahora ya es una "fiestecita" con una asistencia remarcable. Y la cosa podría ir a más en próximas ediciones.

Hoy jueves, 24 horas después de despedir la temporada más soleada y anticiclónica de los últimos años, también es momento de recordar y mirar atrás.

Cada temporada es diferente, y de cada temporada nos quedamos con varias cosas que nos hacen recordarlas de una forma especial. Pero cada año también hay unas pautas, unas actitudes, unas maneras de hacer y proceder que intentamos no cambiar, porque nos aportan buenos recuerdos. Podría ser el hecho de pararnos a desayunar cada sábado de la temporada en el mismo lugar, o tal vez un viaje de esquí que hacemos en enero o quizás una esquiada con unos familiares o compañeros de trabajo que cada febrero tenemos marcada en el calendario.

La esquiada del último día de la temporada es otro de los "eventos planificados" que muchos esquiadores tenemos bien presente hacer cada año. Cada uno, a su manera, pero todo el mundo despide la temporada como le parece mejor.

La esquiada en bermudas que iniciaron en 2016 Miguel y Jordi ya merece el calificativo de cita imprescindible en mi calendario particular. La tengo grabada en vídeo como uno de esos acontecimientos ineludibles de la temporada.

Este año, por cuestiones de trabajo, no he podido estar presente, así que me he perdido el hecho de grabar esta esquiada que, en "petit comité", se inició hace cuatro años. Cosas del trabajo, aunque bien mirado, quizá también ha sido la oportunidad de vivirla igualmente bastante de cerca, pero en diferido y desde otra perspectiva diferente.

Y es precisamente el hecho de vivirla desde esta nueva perspectiva la que me ha permitido valorar más y mejor lo que es la esquiada veraniega de Masella.

Si la esquiada prospera en los próximos años, y nada me hace pensar que no sea así, será un éxito de estos tres personajes: Jordi Navarro, Miguel Soto y Jorge Alabern. Desde estas líneas me gustaría hacerles un reconocimiento por el convencimiento tozudo y casi en solitario para hacer de esta bajada veraniega una fórmula divertida pero sin pretensiones de despedir la temporada.

Sea en bañador, en bermudas o en tanga, la bajada veraniega no es otra cosa que agotar hasta el último día y el último momento la posibilidad de esquiar en los Pirineos y hacerlo con alegría y buena compañía.

Hasta la última lengua de nieve, mientras quede un remonte abierto, vale la pena aprovecharlo: se nos vienen 6 meses que se harán largos. Ayer en Masella escuché esta frase: "la playa está sobrevalorada". No lo podía resumir mejor la chica que lo declaró a las cámaras de TV3, presentes en Masella para realizar crónica informativa del último día de la temporada de esquí. Vienen meses en que el bañador, los bermudas o el tanga nos harán falta de verdad para pasar el verano.

Cuando nos los volvamos a poner muy posiblemente recordaremos la esquiada en bañador iniciada por los tres promotores de la bajada veraniega y nos servirá para saber que nos encontramos en la cuenta atrás de una nueva temporada de nieve y de una nueva "esquiada veraniega en Masella". No será tan duro. ¡Gracias chicos!
 

Foto edición de 2017 (Foto: IST).
 

4
Total: 4 (1 voto)
Su voto: Ninguno

Sobre este blog

Blog creado por Ivan Sanz Tusell
Reflexiones y opiniones que se deslizan por tu cabeza en esos ratos de relax que te dan los trayectos en un telesilla cualquiera

Enviar mensaje al autor

Archivo de blogs