¿Que pasaría si el tagskryt se pusiera de moda para ir a esquiar?

860

Una hipótesis -posiblemente más entusiasta que posibilista- sobre como el flygskam, el tagskryt y unos juegos de invierno en los Pirineos pueden dar viabilidad y un buen servicio para subir a esquiar en tren.


Foto del cremallera de Vall de Núria (Foto: FGC).

Muy posiblemente el verano de 2019 será recordado por el calor, pero también por una nueva tendencia que empieza a extenderse en todo el mundo: el flygskam. Y bien mirado las dos van muy ligadas. Para algunos de los lectores esta palabra todavía les suena a sueco, y nunca mejor dicho, pero para otros estoy seguro que, especialmente si sois viajeros, ya la habréis empezado a leer en algunos artículos o bien la habréis escuchado en conversaciones entre amigos.

Para quienes lo lean por primera vez decirles que el flygskam es, en síntesis, una tendencia que consiste en dejar de volar para viajar, y en su lugar hacer uso del tren. El motivo y el objetivo de esta tendencia es clara: en una sociedad que empieza a estar asustada por el incremento de las temperaturas y las sucesivas olas de calor, y ante el cambio climático acelerado por las emisiones generadas por el hombre, todos tomamos conciencia de que hay que reducir las emisiones de CO₂ en nuestros desplazamientos. Pero sin renunciar a viajar o a salir el fín de semana. Y los aviones son los emisores de entre un 7 y un 9% del CO₂ que generan los medios de transporte en todo el mundo, así que hay que empezar a pensar en prescindir, si es posible, de su uso.


Un practicante de surf de nieve en la estación de tren de La Molina (Foto: Ivan Sanz).

La nueva tendencia nació en Suecia hace tres años, y aunque todavía es bastante minoritaria, lo cierto es que va sumando practicantes en todo el mundo. Por cierto, que el esquiador sueco Bjorn Ferry, campeón olímpico y mundial de biatlón, es uno de los máximos impulsores del flygskam en Suecia. Ahora los suecos, precursores de esta tendencia eco responsable, comienzan a difundir el término tagskryt, que significa orgullo de viajar en tren.

En nuestro país el tagskryt empieza a verse con simpatía e incluso a tener sus practicantes. Hay conciencia, pero muy importante, herramientas y modos para ponerlo en práctica. Después de todo tenemos una red de comunicaciones vía tren suficientemente buena para salir o llegar al país, y una vez dentro, y desde dentro, también para disfrutarlo.

En cuanto al sector de la nieve debemos admitir que, en el supuesto de que el tagskryt fuera a más y se convirtiera en un corriente masivo, hay algunas estaciones de esquí de los Pirineos que quedan muy bien posicionadas. Sería el caso de Vall de Núria, que conecta la estación de esquí con el tren (Cercanías 3) gracias al Cremallera de Núria, y La Molina, que desde hace años cuenta con una estación, también en Cercanías 3, a la cota 1.450.


Telecabina en Boascre, que permite unir la población de Ax Les Thermes, con estación de tren, con la estación de esquí Ax-3-Domaines (Foto: Ax3Domaines).

Otra estación de los Pirineos que también estaría bien posicionada sería Ax-Bonascre, con estación de tren situada cerca del telecabina que sube los esquiadores en pistas. Tampoco estarían mal posicionadas Portè-Puymorens, Astún y Candanchú.

Otras estaciones de esquí, como la andorrana Pas de la Casa, ha sido motivo de noticia en más de una ocasión por plantear la posibilidad de conectar el núcleo urbano, y por consiguiente la estación de esquí, con un cremallera o un metro que conectaría con la línea de tren internacional de Toulouse-Tor de Querol-Puigcerdà. La hipotética conexión se haría por Porta (metro) o bien por L’Ospitalet (cremallera).

Hace un par de semanas Ricard Font, presidente de FGC (Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya y de las estaciones de esquí de La Molina, Espot, Port Ainè, Boí Taüll, Vallter i Vall de Núria), dio una charla en Puigcerdà -organizada por los Amics de la Cerdanya- para explicar el modelo de conexión ferroviaria que permitiría conectar los Pirineos Orientales con el resto del mundo de una forma rápida, sostenible y que, a la vez, funcionaría verdaderamente como una alternativa a la carretera. Actualmente el trayecto Barcelona-La Molina por carretera son 2 horas, mientras que por tren són 3 horas. Si no hay averías.

Font explicó muy gráficamente, y de forma amena, cuál es el modelo ideal de tren que deberían tener en la Cerdanya en su conexión con Barcelona. Una conexión que debe servir para conectar con el resto del mundo ya sea a través de su puerto, el aeropuerto, el nudo de carreteras y autopistas o con el resto de líneas de tren del país.


Estación de tren de Puigcerdà, de la línea Rodalies 3 hasta Barcelona y La Molina, y con conexión internacional en La Tor de Querol (Foto: Ivan sanz).

El presidente del Grup FGC admitió que, de momento, no hay un calendario posible ni viable, al menos a corto plazo, para poner al día la línea Cercanías 3 (R3). Una línea de tren que, recordémoslo, es propiedad del Ministerio de Fomento. Y un matiz importante: de esa línea la empresa pública FGC gestiona la planificación horaria, la coordinación e inspección de los servicios y poco más. El presidente de los Ferrocarriles catalanes recordó que desde instituciones catalanas, como la Generalitat, y desde los alcaldes de los Ayuntamientos involucrados en el paso de la línea, se ha insistido en la necesidad de poner al día la línea. También se ha solicitado su traspaso total, pero de momento todo sigue igual.

Seguimos. En la conferencia adelantó cuáles serían las obras que habría que hacer, y que se podía intuir que no serían demasiado cuantiosas para renovar, consolidar y renovar la línea. Inversiones para hacerla competitiva y de verdad alternativa a la carretera. Así pues, la esperanza en ver algún día inversiones serias en la línea están puestas, casi en exclusiva, en la hipotética candidatura de los juegos de invierno Pirineus-Barcelona2030. O sea, para dentro de diez años si todo sale bien.

Por suerte nuestra, y como todo en este mundo se mueve muy rápido, la segunda esperanza en disponer de unas líneas de tren dignas en los Pirineos quizás nos vendrán gracias a fenómenos como el flygskam y el tagskryt. Si los practicantes cada vez más numerosos del tagskryt del norte de Europa, y también los de nuestro país, claro, descubren que tenemos algunas estaciones de esquí en los Pirineos a tres horas de Barcelona, ​​no sería de extrañar que pronto empezáramos a escuchar hablar sueco en la Vall de Núria o en la Molina.


Ricard Font, presidente del Grupo FGC, el pasado 31 de julio en el Museu Cerdà de Puigcerdà (Foto: IST)

Tal y como sugirió Ricard Font en su conferencia el pasado día 31 en el Museu Cerdà de Puigcerdà, si en lugar de hacer el trayecto en las tres horas actuales, lo hiciéramos en menos de dos horas y que, además, prácticamente pudiéramos salir del centro de Barcelona, (o de un hotel del centro de Puigcerdà), con las botas de esquí puestas para subir a una especie de tren lanzadera hasta La Molina, y estar esquiando en pocos minutos a 2500 m, y por la tarde volver a la playa, la pregunta parece obvia: ¿Cantos otros destinos mundiales de la categoría de Barcelona y los Pirineos podrían ofrecer este tipo de esquí?

Que poco nos costaría terminar de hacer de los Pirineos el mejor lugar del mundo para esquiar, para vivir y para trabajar, hacer un territorio con calidad de vida y bien conectado, y sabiendo que el turismo, la sostenibilidad del planeta y la conectividad con el resto del mundo no tienen porqué estar reñidas. Y aún así, otra pregunta para la reflexión ¿Que pasará cuando llegue a los oídos de los tagskryt del norte de Europa que, en los Pirineos, aunque lento y con averías, se puede ir a esquiar en tren? Quién sabe si con su ayuda hacen más viable la línea de tren de La Molina, ponen de moda el ski-tren y, de rebote, animan a sus propietarios a poner al día esta línea. A ver si hay suerte.


Telesilla de conexión entre La Molina 1450 (estación de tren) y La Molina 1700 (Foto. IST).

 

5
Total: 5 (3 votos)
Su voto: Ninguno

Sobre este blog

Blog creado por Ivan Sanz Tusell
Reflexiones y opiniones que se deslizan por tu cabeza en esos ratos de relax que te dan los trayectos en un telesilla cualquiera

Enviar mensaje al autor

Archivo de blogs