La Molina cierra los actos del 75 aniversario con 400 participantes en la Carrera de los clubes

1034
La-Molina-carrera-clubs-ivan-sanz

Buen ambiente ayer en la carrera social de La Molina (Foto: Ivan Sanz).

Dom, 18/03/2018 - 21:27
Carrera social en la estación de esquí y comida popular con un fin de fiesta con espectáculo y premios en Alp, últimos actos para celebrar los 75 años de La Molina.

La jornada del sábado en La Molina estuvo dedicada a los clubes de esquí y los clientes más fieles a la estación, los que disponen del forfait de temporada.

El sábado 17 de marzo La Molina organizó los últimos actos para celebrar los 75 años de la estación. La jornada comenzó muy temprano con una carrera social, en la que participaron 400 esquiadores y continuó por la tarde con una comida-butifarrada seguido de un espectáculo de humor con el monologuista David Amor. La jornada terminó con la entrega de reconocimientos a los clubes y finalmente la entrega de premios a los ganadores de la carrera y un sorteo de regalos entre los asistentes.


Salida de la carrera en la pista Solell de La Molina (Foto: Ivan Sanz).

El estadio FIS Solell, escenario de lujo de la carrera

Sol, viento en calma y una excelente nieve polvo en pista fueron los tres elementos meteorológicos con los que se encontraron los participantes de la carrera de Clubes y titulares de Forfait de temporada. El trazado para la carrera fue en el estadio FIS Solell, ubicado en el sector de Torrent Negre, justo en una temporada en la que ha estado luciendo especialmente después de haber sido renovado con redes de seguridad, ampliado y equipado con red de nieve producida de máxima eficiencia.


Esquiadores de todas las edades pudieron competir en la carrera social (Foto: Ivan Sanz).

Los corredores se encontraron con un divertido marcado de pistas que no dejaba de ser un "híbrido" mezcla de slalom gigante y circuito de cross -con dubbies, puertas de gigante y curvas peraltadas-. Además, para más alicientes, en la entrada del muro de la pista los esquiadores podían escoger entre hacerlo por una puerta con salto o bien por una puerta de tramo liso.

Por la pista Solell, de más de un kilómetro de longitud y 300 m de desnivel, fueron pasando casi 400 esquiadores y surfistas de todas las edades y condiciones, cada uno con su estilo, velocidad y objetivos personales. Todos compitieron con unas condiciones de nieve muy buenas del primero al último esquiador, sólo con la diferencia que los más madrugadores lo hicieron en condiciones de sol radiante y cielo azul y los últimos en cerrar carrera, a la una de la tarde, ya lo hicieron bajo un cielo de nubes amenazantes que dejaban caer los primeros copos de nieve.


La pista Solell de La Molina ayer sábado (Foto: Ivan Sanz).

Butifarrada popular en Alp

A las 3 de la tarde la fiesta de los clubes se trasladó y continuó en el pabellón de deportes de Alp. Y mientras a esa hora fuera los copos caían tan intensamente como lo estaría haciendo en la Molina, dentro los comensales recuperaban fuerzas con una jugosa butifarra con pan con tomate y alioli. Una comida amenizada por una pantalla gigante en la que no se dejaba de retransmitir el vídeo conmemorativo del 75 aniversario de La Molina. Un rato que pasó rápido porque pocos minutos antes de las 4 de la tarde comenzó el espectáculo en vivo y en directo del humorista David Amor, monologuista, con su espectáculo "Fuera de sitio 3.0".


Espectáculo de David Amor en Alp (Foto: Ivan Sanz).

Un divertido y acertadísimo monólogo en el que no pasó por alto en ningún momento que se encontraba "en otro sitio", o sea, en La Molina. Amor fue desglosando las peripecias por las que se sometió antes de llegar a La Cerdanya. Y no, no faltaron las referencias a los aviones, los peajes, los guías que lo llevaron por La Molina, los practicantes de Skimo -práctica que pronto comprobó que bien se ha adaptado en el Pirineo catalán-. Dedicatoria especial también a los monitores de esquí de origen argentino tan habituales en otras estaciones de esquí y que, muy hábilmente, te animan a seguir esquiando con su clásico "vos sos un campeón".

Pero el tiempo pasó rápido y después de repasar y analizar la letra irónica de "merengues" y "bachatas", el monólogo terminó con una simpática pieza musical dedicada a La Molina. Una canción que fue acompañada por un público 100% esquiador que no dudó en mostrar y "barquear" los teléfonos móviles brazo en alto. Lo hicieron moviéndolos armónicamente a izquierda y a derecha, como si quisieran recordar el slalom celebrado horas antes en la pista Solell.


Reconocimiento de los clubes ayer en Alp (Foto: Ivan Sanz).

Ya pasadas las 5 de la tarde la fiesta continuó con un Reconocimiento a los Clubes que habitualmente esquían y tienen su base logística en La Molina. Así que, uno a uno, sus representantes fueron llamados a subir al escenario para recoger un presente. Un acto que enseguida enlazó con la entrega de premios de la carrera, para todas las categorías posibles, y un sorteo de regalos en directo, entre los que jugosos premios como forfaits de temporada, noches de hotel, comidas de restaurante o material de esquí, entre otros.

Poco antes de las 7 de la tarde llegó el acto final de clausura, con la participación del alcalde de Alp, Ramon Moliner, y el director de La Molina, Toni Sanmartí. Si el primero agradeció a La Molina lo que ha supuesto la estación de esquí para el municipio, el segundo hizo lo mismo con los clubes y los clientes habituales de la estación. De los dos quedó claro que Alp y La Molina son lo que son gracias a la gente que por allí ha pasado y que lo han hecho posible a lo largo de estos 75 años.


Ramon Moliner a la izquierda y Toni Sanmartí a la derecha (Foto: Ivan Sanz).

 

0
Sin votos (todavía)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Inicie sesión o regístrese para comentar