Descubre como se construyó el IGLU-DORF: el más grande del mundo

Descubre como se construyó el IGLU-DORF, el más grande del mundo

Descubre como se construyó el IGLU-DORF, el más grande del mundo

Autor

Dom, 07/02/2016 - 23:56
El pasado 10 de enero y coincidiendo con el 20 aniversario de Iglu-Dorf GmbH se inició un extraordinario proyecto en Zermatt: batir el récord Guiness de construcción de iglús de gran tamaño

Nos situamos en enero de 2016, en la bonita población suiza de Zermatt, junto a la tradicional villa-iglú a 2.727 metros sobre el nivel del mar y cerca de la estación de tren Rotenboden a 2.815 metros de altura.

Es aquí donde se inicia la construcción del iglú más grande del mundo hecho única y exclusivamente a base de bloques de nieve prensada.

El período de construcción ha estado comprendido entre el 10 de enero y el 29 de enero con dos equipos formados por 6 personas cada uno, unas 2000 horas de trabajo, un buen ejército de PistenBullys y una cantidad indecente de nieve para fabricar los bloques de nieve y recubrir todo el alrededor del iglú de la materia blanca con el objetivo de dar más estabilidad a toda la estructura.

Las medidas son de récord: Con un diámetro de 13 metros interior, una altura interior de 10,5 metros, diámetro exterior de 19 metros y una altura exterior de 11,5 metros, supera con creces el antiguo récord del mundo en este tipo de iglús, que estaba en posesión de la empresa canadiense ZipZag con un diámetro de 9,2 metros y 5,3 metros de altura interior.
 
Este proyecto se ha llevado a cabo bajo la dirección de dos expertos suizos en la construcción de hoteles de hielo. Ambos capitaneaban cada uno de los dos equipos.
 
 
A la izquierda tenemos a Adrian Günter gerente y creador de la compañía Iglu-Dorf, máximo responsable del proyecto y a la derecha aparece Reto Gilli director durante 10 años del Hotel de hielo de Zermatt.
 
 
La base, es el inicio de la construcción
 
El inicio de la construcción fue "relativamente" fácil. Se trataba de hacer un suelo perfectamente plano para que el edificio de hielo se levantase sobre una superficie plana y endurecerlo con unos 1.000 litros de agua durante toda una noche. Decimos fácil a nivel físico, porque a nivel técnico y hablando de una superficie de unos 25-30 metros de diámetro no es tan sencillo cuando estás trabajando con nieve fresca y PistenBullys.
 
 
Empieza la colocación de los bloques 
 
A partir del momento en el que la base ya está solidificada, plana y estable se empieza con la colocación de los bloques. Es muy importante la medición de la distancia desde el centro del iglú hasta todos y cada uno de los bloques de hielo para seguir detalladamente la inclinación de cada una de las piezas colocadas y que el shape del iglú sea el correcto, con esto se consigue que la estructura interna del iglú sea uniforme y no se debilite.
 
Recordar que la parte más importante de todo el iglú son las primeras 5-6 líneas de bloques ya que sostienen el resto de la pared, y si el ángulo de los mismos es erróneo la estabilidad del iglú estaría en serio peligro.
 
 
En la construcción de cualquier tipo de iglú la pared se va levantando en forma de espiral, es decir, no son bloques uno encima de otro como si fuese una pared normal, sino que se construye en espiral como si fuese una serpiente, lo que aún dificulta más la construcción, ya que se tiene que ir calculando que la progresión de la espiral sea la misma en todas y cada una las líneas de bloques de nieve.
 
 
Dimensiones de bloques de nieve prensada
Cada uno de los bloques de nieve prensada tiene unas dimensiones de 40 cm de alto, 60 de largo y 20 ancho con un peso comprendido entre 35 y 40 kilos. Para conseguir esta exactitud de medidas en los cerca de 1500 bloques que se usaron para la construcción, se emplearon sierras mecánicas de hoja larga
 
 
A la propia dureza del trabajo en si, hay que sumarle la altitud en la que se construye y los horarios de trabajo. Con turnos que empezaban a las 7 de la mañana, muchos días acababan a la 1 o las 2 de la madrugada, por supuesto, con sus respectivas pausas para comer.
 
A medida que el iglú iba creciendo, era muy importante ir recubriendo el exterior de las paredes de abundante nieve, con el objetivo de que la pared tuviese presión y fuese estable. Este trabajo se hacia con unas máquinas, las Snow-Fighters, las cuales ahorraban muchísimas horas de trabajo a pala o con las PistenBullys.
 
 
Al mismo tiempo que se iba recubriendo la pared se iba construyendo un camino exterior, en la pared del iglú para el transporte de los bloques, ya que por el interior no era posible, así que uno a uno se tenían que transportar los cerca de 1500 ladrillos gigantes de nieve hasta la pared.
 
 
Es el turno de instalar un andamio
 
Llegados a cierto nivel, se tuvo que construir un andamio interior, ya que la colocación de los bloques de nieve tenía que realizarse desde dentro para dar el ángulo de cada uno de los ladrillos de nieve el ángulo correcto y poder fijarlo en la pared. Para la construcción de este andamio hicieron falta 25 viajes en helicóptero para traer todo el material necesario.
 
 
La colocación de cada uno de los bloques se hacía manualmente, es decir, con una sierra de mano, se buscaba el shape perfecto de cada bloque y el encaje con el anterior, dándole también la inclinación suficiente, es decir, un trabajo de precisión.
 
 
Tan solo 11 días después del inicio de la construcción y en un tiempo récord, el equipo de construcción estaba cerca de la finalización de lo que sería la bóveda del iglú
Llega el momento de colocar la última pieza, el último bloque 
 
En este punto se puede pensar que la pieza mas difícil de colocar sería la última, pero no, realmente es tan fácil o tan difícil de colocar como todas las demás, ya que cada uno de los bloques se puede recortar con una sierra de mano y darle la forma necesaria.
 
 
Así con el paso de los días, el jueves 14 de enero colocamos el último bloque, lo que para todo el equipo fue como una liberación y una buena recompensa al trabajo duro realizado todos los días anteriores.
 
 
Como se puede observar, entre las juntas de cada uno de los bloques se colocaba nieve húmeda con el fin de asegurar al 100% que todos y cada uno de los bloques se sujetaran perfectamente, debido a que con el movimiento de gente trabajando alrededor había que asegurar los bloques, ya que recordemos que cada bloque pesaba entre 35-40 kilos.
 
Y llegó el gran momento, con un día radiante, sin viento y  con el equipo al completo se completó la primera fase de construcción del Iglú más grande del mundo.
 
 
 
Finalmente llega el final de la construcción y nos asaltan algunas dudas
 
¿Qué pasa con la estructura y la seguridad?
La forma ha sido calculada por la empresa de la construcción GEOTEST Pierre Dalban sobre Richard L. . Desde el techo del iglú y en las paredes del mismo hay instalados sensores que envían señales a través de GPS, donde la empresa BSF Swissphoto supervisa el nivel y la estabilidad del mismo.
 
¿Por qué es necesario este control del iglú?
Este Iglú gigante va descendiendo cada día unos milímetros debido a la propia compactación de la nieve en los bloques, a las temperaturas, a la radicación del sol... así que tan pronto como los datos recibidos por la empresa que controla toda la estructura, adviertan de que hay un peligro real de que el iglú colapse, se cerrará sus puertas.
 
Decoración interior
 
A partir del momento en que la bóveda fue terminada, empezó el trabajo en el interior. Una vez retirado todo el andamio tocó empezar a 'shapear' las paredes, quitar imperfecciones en los bloques, montar un escenario de nieve, esculturas de hielo, luces, y hasta traer un coche.
 
Como patrocinador principal para la construcción de este iglú se ha contado con la marca de vehículos Volvo. Así que decidieron traer un coche. El nuevo Volvo XC 90. Tuvo que se transportado en helicóptero. Los otros dos patrocinadores principales han sido Gornegrat Bahn y Matterhorn Zermatt Bergbahnen.
 
 
 
 
Libro Guinness de los Récords:
 
El registro del juez de Guinness World Records ™ fue el 30 de enero de 2016 y confirmó el récord mundial del iglú.
 
 
El iglú permanecerá en funcionamiento toda la temporada de invierno, es de acceso público y puede ser reservado como un lugar para eventos.
 
Sin duda alguna es un lugar especial, único en el mundo y realizado con gran esfuerzo por parte de mucha gente.
Si estáis por la zona no dudéis en visitarlo porque es totalmente gratuito y siempre podréis decir que habéis estado dentro del iglú mas grande del mundo.
 
El vídeo de la construcción:
 
 
 
Aquí os dejamos el enlace para que podáis ver toda la evolución de la construcción de este gigante

Enlace a la web de IGLU-DORF

 

Sergi Yeti

 

3.42857
Total: 3.4 (7 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comentarios

Páginas

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar