Alfonso Torreño, director de Grandvalira: proyectos de ampliación, mejoras y sostenibilidad

3474
Alfonso Torreño, director de Grandvalira: proyectos de ampliación, mejoras y sostenibilidad

Alfonso Torreño. Foto LdN noviembre de 2019.

Lun, 02/12/2019 - 14:41
Pasada la etapa de inestabilidad, la "nueva Grandvalira" afronta el futuro con nuevos proyectos, mucha ambición y ganas de mejorar. Su director nos habla de todo ello en una amplia entrevista.

Entrevistamos al director de Grandvalira Alfonso Torreño en pleno mes de noviembre justo al inicio de una temporada de invierno que promete. Después de la etapa convulsa vivida por Grandvalira (Nevasa) por la amenaza que pesó sobre ella durante bastantes meses de su disolución y separación del dominio en dos partes, finalmente en octubre de 2018 llegó el acuerdo y la estación más grande del sur de Europa se salvó de su división en dos.

Ahora con un Torreño reforzado y sin la espada de Damocles de anteriores temporadas hablamos con él del pasado, de cómo se salvó Grandvalira y sobre todo del futuro del gran dominio andorrano, que seguro viene cargado de proyectos. 
 

 Lugares de Nieve- ¿Ha costado mucho conseguir la continuidad de Grandvalira?
• Alfonso Torreño- Buena pregunta… ha sido complicado conciliar los intereses de los diferentes accionistas, pero podemos afirmar que ha existido un posicionamiento altruista por ambas partes. La negociación ha sido larga y todos han tenido que dar algún paso atrás en sus reclamaciones y demandas.

Yo me quedo con la voluntad de las partes de llegar a un acuerdo y creo que, con este pacto, el proyecto Grandvalira sale aún más reforzado.

•  LdN- ¿Hay ganadores y perdedores en este acuerdo?
• AT- Yo pienso que ambas partes ganan. Siempre hay una parte que se siente más perjudicada, sobre todo por un cambio de reparto de los ingresos entre las dos sociedades, pero la realidad es que sin esta solución hubieran perdido las dos. 

 LdN- ¿Estabilidad definitiva?
• AT- Si, pero como en estos temas nunca se puede estar del todo seguro se ha puesto una serie de mecanismos/filtros de mediación para intentar evitar -en la medida de lo posible- los conflictos entre las sociedades. Pero una prueba de complicidad es que las inversiones y proyectos que se están acometiendo son a largo plazo. Ello es una señal de la voluntad de continuidad de Grandvalira como mínimo, los próximos 10-12 años, incorporándose además Ordino Arcalís al paraguas Grandvalira Resorts.


¡Grandvalira se salva, no habrá disolución! Más info

 

 LdN- Las finales de la Copa del Mundo han sido un éxito ¿Qué impacto tiene la competición de alto nivel en la llegada de esquiadores de mercados internacionales?
• AT- Las Finales han sido un gran motor de proyección internacional. Cotejando los datos con perspectiva, cuando empezamos con la competición de alto nivel dentro del programa de internacionalización de Grandvalira; el mercado español suponía un 66-68% del total. Hoy en día, la cifra de españoles respecto al total se ha reducido al 48% y el resto es cliente internacional.

• LdN - ¿Le ponemos nota?
• AT - Ponerle una nota concreta a las Finales es complejo ya que es una acción de marketing, pero sí nos ha permitido consolidar el mensaje de que Grandvalira es una estación competitiva y atractiva para todos los niveles. Las Finales han conseguido dar una imagen internacional de un nivel de calidad y acogida del visitante equiparables a las mejores estaciones de Europa.

 LdN- ¿Invertir en competición de alto nivel sale a cuenta?
• AT- Esto lo comentamos en Val d´Isère en unas conferencias con responsables de estaciones… Unos decían que no sale a cuenta la inversión y otros que sí. Todo depende del modelo que quieras consolidar. Dos puntos de vista divergentes.


Andorra demuestra que las competiciones de esquí pueden ser un éxito de público y mediático. Más info

En nuestro caso, este proyecto iba ligado al plan de internacionalización de Grandvalira y perseguía demostrar que los Pirineos, y en concreto Andorra, no son solo un lugar de esquí para principiantes. Tenemos unas montañas y unas infraestructuras que pueden competir de tú a tú con las principales estaciones europeas. Desde este punto de vista, sí que nos ha salido rentable. Hemos sido capaces de absorber todo este volumen de visitantes gracias a la capacidad hotelera de Andorra.

 LdN- ¿Qué techo tiene Grandvalira?
 AT- Creo que, desde el punto de vista de mejora constante, ninguno. Desde el punto de vista de volumen de esquiadores estamos ya en niveles muy altos. Hay que tener en cuenta que la cifra de afluencia de esquiadores/año supera los 1,8 millones.

Nos sentimos cómodos con estas cifras, pero -aún así- queremos mejorar el servicio y la atención y disminuir la saturación de pistas. Más que aumentar la cantidad.

 LdN- Arcalís se ha incorporado al paraguas de Grandvalira Resorts ¿perderá su personalidad, su autonomía?, ¿será un clon de Grandvalira?
• AT- No, de hecho, cuando iniciamos el proyecto teníamos claro que Ordino Arcalis tiene una identidad de marca muy clara y un público muy fiel. 

El proyecto de Grandvalira Resorts ahora consta de dos marcas diferenciadas. Se trata de dos productos distintos. Pero vamos a aprovechar todas las sinergias posibles y a complementarnos. Un ejemplo de ello es la escuela de esquí de Grandvalira. Cuenta con más de 500 monitores y un programa pedagógico muy consolidado. Ahora compartimos toda esta experiencia con la escuela de Arcalís.


Grandvalira incorpora Arcalís en su Forfait de Temporada sin cargo adicional. Más info

 LdN- Estáis apostando por la tecnología y las nuevas herramientas en la “App” y en la “Web” de Grandvalira, ¿cuáles destacarías?
• AT- Destacaría un concepto: “Omnicanalidad”. Queremos que todas las herramientas con las que llegamos al cliente dispongan de toda la información de la estación on-line. El objetivo es dar la máxima información y que el cliente pueda adquirir el amplio abanico de productos que ofrecemos.

Este año, hemos potenciado tanto la “App” como la “Web” y hemos creado desarrollos relacionados con el servicio al cliente: el tema de los parkings, información de movilidad, la posibilidad de reservar restaurantes…

• LdN- ¿Qué objetivos tenéis para hacer de Grandvalira una estación más sostenible y verde?
• AT- Tenemos un equipo relacionado con el medio ambiente. Somos de las pocas estaciones que disponen de todas las ISOS; en restauración, en sistemas de aguas, etc.

Internamente, también tenemos el proyecto “INNOVA”, que consiste en abrir diferentes opciones/proyectos relacionados con el medioambiente y la sostenibilidad de la estación. Queremos que el personal de Grandvalira pueda aportar ideas sobre cómo mejorar. Abordamos temas como el reciclaje de las colillas, que es un gran problema para las estaciones. Cada año se recogen toneladas, pero depurando los componentes más tóxicos pueden convertirse en merchandising. Ambientadores, por ejemplo.


Así es la máquina pisapistas 'sostenible' que ha incorporado Grandvalira. Más info

 LdN- ¿Adquiriréis más pisa-nieves híbridas o eléctricas?
• AT-
Si, seguramente. Ahora mismo, disponemos de dos unidades. Es uno de los puntos en los que más estamos trabajando, ya que está relacionado con el medioambiente. Nuestro objetivo es la autosostenibilidad. Un ejemplo es el desarrollo hecho de toda una línea de puntos de carga desde los cañones de nieve producida para recuperar la energía generada. 

 LdN- ¿Tenemos un nuevo punto de entrada a la estación, “El Peretol”, ¿para cuándo se preve un parking?
• AT- Paso a paso, este año no daba tiempo. Es cierto que “el Peretol” es un punto importante de entrada y precisa un parking. Intentaremos solucionarlo. Mientras hemos creado un sistema de lanzaderas desde los hoteles próximos “al Peretol” para que el cliente pueda acceder fácilmente (en menos de 5 minutos) a la base del remonte.


Así es el nuevo sector Peretol con acceso a pistas de Grandvalira. Fotos y nuevo mapa 2020. Más info

 LdN- En el sector de Grau Roig hay dos nuevas pistas que van desde “La Pastora” a “la Pista Valira”. De hecho, ya aparecen en el nuevo mapa, ¿estarán totalmente listas esta temporada?

• AT- Las dos pistas ya tienen el trazado y disponen del señalizado. El único problema es que una de las nuevas pistas, “la Pont de Grau”, cruza la carretera de acceso a Grau Roig y aún no dispone del puente. Esta temporada habrá que atravesar la carretera caminando con los esquís al hombro (apróx 10 metros). El año que viene dispondrá del puente.

 LdN- El proyecto del “Pic Maia” ¿cómo está?
• AT- En proyecto… Bueno, no paramos de darle vueltas a cómo mejorar y ampliar la estación, pero hay una parte que no depende de nosotros. En este caso, se trata de terrenos comunales que precisan de permisos, pero son proyectos que irán viendo la luz en unos 2-3 años.

El Pic Maia es un proyecto interesante y atractivo que refuerza toda la zona del Pas de la Casa, con el remonte desde el pueblo. Es un proyecto estudiado y que tiene viabilidad a falta de permisos.

 LdN- ¿Se superará la cifra del 1,8 M de esquiadores de la temporada 18-19?
• AT- Sí. Tenemos un objetivo de crecimiento de alrededor del 5%. La idea es mantener esta inercia positiva y estamos trabajando en ello con los mercados internacionales. Intentamos reforzar el flujo de esquiadores los meses de menos afluencia como diciembre y marzo.

 LdN- ¿Podemos ilusionarnos con una candidatura para los Mundiales?
• AT- Parecía complicado que nos dieran otras Finales de la Copa del Mundo y, a la primera, nos las han dado. Los Mundiales están previstos para el 2027. Ahora tenemos un año para preparar todo el dosier de candidatura.

Necesitamos una infraestructura adicional, como por ejemplo pistas de entrenamiento. Lo cierto es que vamos hacia el objetivo, tanto la estación como la federación y el gobierno andorrano. Dependerá de la FIS si ganamos o no.


Todas las novedades y mejoras de Grandvalira para la temporada de invierno 2019-2020. Más info

• LdN- Detrás de todos estos trabajos, hay un equipo humano inmejorable y un sello propio, el tuyo, ¿qué “sello” te gustaría dejar al final de tu etapa en Grandvalira, que esperamos sea dentro de muchos años?
• AT- Un concepto clave: “acogida”. Creo que las Finales fueron un ejemplo de ello. Toda la plantilla, y yo con ellos, va al unísono para conseguir que el cliente se sienta cada vez más satisfecho, más feliz. Y no solo el cliente, es algo que trabajamos también de puertas adentro. Es fundamental que el personal se haga suya la estación, la marca, los proyectos…

Creemos que la actitud nos permite ofrecer una propuesta de valor diferenciadora a todo el mundo.

En invierno, tenemos una plantilla de 1.500 trabajadores y una gran parte es temporal. Es muy importante que quieran regresar cada año y esto se consigue haciendo que los trabajadores se sientan bien acogidos, en su casa. Todos los que participan en el proyecto Grandvalira son importantes.

La suma de todo esto sería un poco mi objetivo personal: dejar un sello de calidad y acogida al cliente, más allá de objetivos numéricos o económicos.

 

4.5
Total: 4.5 (2 votos)
Su voto: Ninguno

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar