Peyragudes, Ski & Spa en la cara norte del Pirineo

7429
Peyragudes, Ski & Spa en la cara norte del Pirineo
Vie, 20/03/2015 - 23:16
Peyragudes es mucho más de lo que parece. Mayor de lo que se ve en el plano y más cerca de lo que imaginas, en esta estación de esquí francesa también se habla en español. Todo, con el sello de calidad inconfundible del Grupo N´PY (Nuevos Pirineos)
Tengo que reconocer que esta vez no me ha sorprendido. Cuando subíamos desde la pequeña ciudad francesa de Luchón hacia la estación de Peyragudes, a poco más de una hora de Vielha y el Valle de Arán, con un buen acceso por carretera desde allí, en la cara norte del Pirineo francés y con una orientación privilegiada este/oeste que asegura muchos días de sol, nos encontrábamos con unos extraordinarios espesores de nieve según íbamos llegando desde el Valle de Larboust a esta estación de N´PY en los Hautes Pyrénées. 
 
Paisajes de Val Louron durante la subida a Peyragudes
 
Peyragudes es muy bonita. Fruto de la unión en 1988 de Peyresourde y Agudes, dos pequeñas estaciones, entonces, del Midi Pyrénées, nació la que hoy es un dominio esquiable de Peyragudes (N´PY- Nuevos Pirineos). Rodeada de impresionantes picos, algunos de los cuales superan los tres mil metros. Desde los altos de la estación, a 2.400 m, se pueden admirar los preciosos paisajes de los Valles de Larboust y Louron
 
Peyragudes, una de las joyas de N´PY (Nuevos Pirineos)
 
Esta estación de esquí del Midi Pyrénées es probablemente la estación más moderna del Pirineo Francés. Debemos señalar que la mano del Grupo N´PY (Nuevos Pirineos) está presente en todo momento; tanto la gestión como la propia Peyragudes están muy cuidadas, lo que la hacen recomendable para cualquier tipo de esquiador.
 
Escuelita (Piou-Piou) de Peyragudes
 
Las zonas de debutantes e infantiles están muy bien delimitadas, accesibles y amplias; todos los remontes permiten el acceso a anchas y largas pistas azules que posibilitan un agradable retorno tanto a la base Agudes como a Peyresourde a los esquiadores intermedios así como un entramado de rojas de gran amplitud y buenos muros para disfrutar de un esquí más deportivo.
 
También señalar lo bien pisadas que estaban las pistas, no todas, pues se dejaron sin tocar las negras y pudimos bajarlas por nieve virgen. Un diez.
 
La Vallée Blanche desde Gouaux de Larboust
 
El Pirineo esconde en Peyragudes una auténtico tesoro: el itinerario de la Vallée Blanche, un descenso balizado y controlado por la estación de cinco kilómetros al final de los cuales, muy cerca de Gouaux de Larboust, te recoge un autobús lanzadera que te devuelve al sector de Agudes
 
La bajada es extraordinaria: salimos haciendo una diagonal por Pène Nère, la pista negra que cruzamos para entrar en un muro de nieve virgen espeluznante. Al segundo giro, la adrenalina se nos disparaba y nos acompañó hasta el final de la Vallée Blanche. Elegimos para entrar la zona de más dificultad; la nieve recién caída lo permitía, aunque para llegar a este recomendable itinerario, se puede entrar por zonas más accesibles. Lo cierto es que el día invitaba a ir desde donde fuera. La nieve estaba de lujo. Fría y seca, nos cubría en algunos sitios hasta las rodillas.
 
Magnífica nieve polvo para bajar la Vallée Blanche
 
El itinerario desciende a partir de ahí suave y apto para esquiadores intermedios si se viene desde Marmottes, Isards (rojas) o Gourgs Blancs (azul). Al seguir bajando, pronto empezamos a estar rodeados de bosque hasta llegar al final del recorrido donde esperaba una navette que la estación pone de forma gratuita y con la que se accede de nuevo a las pistas, en el sector de Agudes. Al subir, aún llegamos a hacer otro fuera de pistas, esta vez en la zona del Lac
 
Gorka se marcaba unos buenos fuera-pista en la Vallée Blanche
 
Tal como nos había recomendado Sylvie, responsable de prensa y comunicación de Peyragudes/N´PY, continuamos nuestro recorrido por la estación hacia otro de los itinerarios que merece la pena realizar y que se encuentra en el sector de Peyresourde, al otro lado de la Vallée Blanche. Se trata del Val de Lumières, un descenso tranquilo y cuyas vistas panorámicas al Valle del Louron se pueden disfrutar mientras se realiza; la anchura del trazado es espectacular y hay algún momento que no sabes si estás haciendo una diagonal o estás bajando.  
 
La Val de Lumières y el teleski del Plateau
 
A la Val de Lumières se llega desde el top de la estación a 2.400 m al que se accede  por varios de los principales telesillas tanto del sector de Agudes (TS Cap de Pales o Sérre Doumenge) o del de Peyresourde (TS Priviolège o Cimes), se baja por las pistas Lumières o Descente (rojas) o por Aigles y Aiglons hasta el restaurante de altitud Le Cabanou; con el día tan extraordinario que hacía se hizo necesaria una parada para reponer fuerzas (merece la pena, las vistas siguen siendo fantásticas) y desde allí seguir a la Val de Lumières hasta el telesquí del Plateau desde el que remontar hasta la base de la estación. 
 
A partir de ahí, nos dedicamos a recorrer las distintas pistas de la estación a las que se accede por un inteligente entramado de remontes que, no siendo muchos, dan acceso a una buena área de esquí tanto de pista como fuera de ella, 1.500 hectáreas situadas entre los 1.600 y 2.400 m. 
 
Un descanso en le Cabanou
 
En la parte alta del sector de Peyresourde se sitúa el snowpark junto al que está la terraza del restaurante de pistas la Suite; además del park, repartidos por distintas zonas de la estación están los N´PY Moov´s, unas divertidas zonas de dubbies, pequeños circuitos de boarder/skicross, peraltes, saltos... Lo cierto es que resultan muy graciosos y no puedes evitar entrar en ellos. 
 
Peyragudes ofrece además otras alternativas como el esquí de montaña, paseos en raquetas, mushing, parapente o relajantes baños en el balneario entre otros. Todo ello, marca de la casa N´PY. Sylvie nos facilitó el acceso a Spassio Balnéa, un relajante Spa a pie de pistas y nos recomendó para la próxima ocasión que fuéramos con más tiempo y no nos perdiéramos el complejo de baños de aguas termales de Balnéa junto al lago de Génos-Loudenvielle a 12 km de la estación. 
 
Aguas termales de Balnea en Loundevielle
 
Datos útiles
 
La estación de esquí de Peyragudes se encuentra a tan sólo una hora de los túneles de Bielsa en Huesca o de el de Vielha en el Valle de Arán y los accesos no son complicados a pesar de estar a 1.600 m. de altitud. Su cercanía a San Sebastián, a dos horas y media en coche, hace que sea muy visitada por esquiadores del País Vasco y de Navarra.
Peyragudes está más cerca de lo que crees, es más grande de lo que parece en el plano de pistas y se habla en español
Peyragudes tiene  60 km repartidos en 51 pistas en dos vertientes a las que dan servicio a 17 modernos remontes. Con 230 cañones de nieve, la estación garantiza buenas condiciones para la práctica del esquí o snowboard.  Su ubicación privilegiada entre los 1600 y 2400 metros también permiten una buena innivación natural cada invierno. Los forfaits utilizan el cómodo sistema recargable y manos libres No Souci del Grupo francés de estaciones N´PY (Nuevos Pirineos).
 
Otra de las cosas a tener en cuenta sobre Peyragudes son las ofertas que propone a lo largo de la temporada.
 
Más info en Peyragudes
 
5
Total: 5 (4 votos)
Su voto: Ninguno

Ubicación del reportaje

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta este reportaje

Inicie sesión o regístrese para comentar