Vallnord Pal-Arinsal quiere acelerar la entrada de capital privado para conseguir liquidez

Vallnord Pal-Arinsal quiere acelerar la entrada de capital privado para conseguir liquidez

Las pistas de Pal seguirán abiertas parcialmente.

Sat, 23/01/2021 - 07:56
Este mes de enero, entrará en caja solo un 10% de lo previsto. Las ayudas del Comú y los créditos bandos pedidos al Govern deben completarse con nuevos accionistas en la sociedad que permitan acometer inversiones.
Mantener abierta una estación de esquí como Vallnord Pal Arinsal en servicios mínimos supone unos 10.000 euros diarios. Cuando como máximo pueden ir a esquiar entre un 5 y un 10% de los clientes -exclusivamente los andorranos, debido a las restricciones de movilidad de la Covid-19 - los números no salen.
 
Los ingresos han descendido más de un 90% en relación con la temporada anterior. Este mes de enero, entrará en caja un 10% de lo previsto y Vallnord-Pal Arinsal acumula unas pérdidas de más de tres millones de euros en el último ejercicio.
 
Ante esta situación EMAP -la sociedad explotadora de las estaciones de Pal y Arinsal- debe conseguir liquidez. Para ello se ha pedido ayuda del Comú de la Massana -hasta ahora 1,5 millones de euros para que pueda hacer frente a las inversiones realizadas entre verano y otoño y el retraso en la apertura- y créditos blandos del Gobierno, pero la solución definitiva debe venir por la entrada de capital privado en la estación.
 
Esta posibilidad ya formaba parte de la estrategia de futuro de la sociedad antes del estallido de la pandemia, pero ahora se ha acelerado y la venta de acciones está sobre la mesa.
 
El director general de la estación, Josep Marticella, asegura a los medios andorranos que la entrada de capital privado “no tiene por objetivo salvar la sociedad de la quiebra”, sino acometer inversiones "mucho más potentes para hacer frente a cambios más importantes, sobre todo en cuanto a remontes mecánicos".
 
El procedimiento para que puedan entrar inversionistas privados lo decidirá el de La Massana, propietario del cien por cien de la estación y la cantidad que necesitará dependerá de si en algún momento pueden llegar turistas.
 
Todo este proceso debería avanzar rápidamente porque la valoración de la empresa ya está hecha y la intención es tenerlo definido durante el primer trimestre de este año. El director de EMAP destaca que la sociedad tiene una "viabilidad clara. Somos una estación muy atractiva en los Pirineos, pero en este país tenemos al lado una estación potente, con una capacidad de inversión muy grande que a día de hoy hace que nosotros tengamos que tener capacidad de poder invertir para seguir existiendo", argumenta Marticella.
 
Por ahora, la voluntad de Vallnord Pal Arinsal es mantener abierta la estación para no perjudicar más de la cuenta el tejido empresarial que vive de la nieve. De los más de 700 trabajadores que suele haber en una temporada normal, ahora sólo hay 250 y de estos, 147 están en suspensión temporal del contrato laboral.
 
                                                             
 
Relacionado:

Vallnord-Pal Arinsal habría perdido más de tres millones en 2020. Más info
 
5
Average: 5 (1 vote)
Your rating: None

Ubicación de la noticia

¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes Recibir

Comenta esta noticia

Log in or register to post comments